Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La OPAQ dice que se utilizó sarín en otro ataque en Siria el pasado marzo

El ataque químico de Halabja, también conocido como masacre de Halabja o "viernes sangriento", fue una masacre genocida contra el pueblo kurdo que tuvieron lugar el 16 de marzo de 1988, durante los últimos días de la guerra entre Irán e Irak en la ciudad kurda de Halabja en Kurdistán del Sur .

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó el uso de gas sarín en un ataque en Siria el pasado marzo días antes de que ese agente químico matara a más de 80 personas en la localidad de Jan Shijún, dijeron hoy varias fuentes diplomáticas.


Publicidad

“Todavía estamos esperando por los detalles, pero este es un nuevo elemento muy preocupante”, explicó a los periodistas el presidente de turno del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador francés François Delattre.

Para el diplomático, “esta última información subraya la necesidad absoluta de que la OPAQ y los mecanismos de Naciones Unidas continúen su trabajo en Siria“.

“Tienen que investigar, tienen que arrojar luz sobre el uso de armas químicas en Siria, tienen que identificar responsables de estos horrendos actos”, insistió.

Delattre se expresó así antes de que el Consejo de Seguridad repasara hoy a puerta cerrada la situación del dossier químico en Siria.

La última información de la OPAQ, aún no hecha pública, apunta al uso de gas sarín el 30 de marzo en una localidad cercana a Jan Shijún.

El conocido ataque en esa segunda ciudad tuvo lugar el 4 de abril y dejó 83 muertos, entre ellos 28 niños y 23 mujeres, así como otros 293 heridos.

Según la Comisión de Investigación de la ONU para Siria, el ataque fue perpetrado por la Fuerza Aérea siria, a la que esos expertos acusan de haber usado armas químicas en al menos cuatro ocasiones entre marzo y junio de este año.

El episodio de Jan Shijún llevó a EE.UU. a lanzar en abril su primera acción militar directa contra el régimen sirio, disparando misiles contra la base desde la que, según Washington, despegaron los aviones que usaron las armas químicas.

La OPAQ, por su parte, confirmó el uso de gas sarín en Jan Shijún, pero no ha señalado culpables por ahora.

Un equipo conjunto de ese organismo con sede en La Haya y de Naciones Unidas está actualmente trabajando para tratar de determinar la responsabilidad de los usos de armas químicas en Siria.

El embajador británico ante la ONU, Matthew Rycroft, consideró hoy que el trabajo de los expertos es “todavía más importante” tras conocerse hoy el uso de sarín en otro episodio anterior, por lo que urgió al resto de miembros a prorrogar su mandato por un año más.

Por ahora, los miembros del Consejo están aún discutiendo la continuidad de ese mecanismo conjunto OPAQ-ONU, cuyo trabajo ha sido muy criticado por Rusia, aliado del Gobierno sirio. EFE