Ecuador. martes 21 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela elige gobernadores con los candidatos de oposición como favoritos

Un hombre pasa junto a un grafitti contra las elecciones en una calle de Caracas, Venezuela, el sábado 14 de octubre de 2017. Los venezolanos acuden a las casillas el domingo 15 de octubre en elecciones regionales que podrían inclinar una mayoría de las 23 gobernaciones estatales del país de vuelta al control de la oposición por primera vez en casi dos décadas de gobierno socialista. (AP Foto/Ariana Cubillos)

CARACAS (AP) — La crisis venezolana enfrenta el domingo una nueva prueba en la elección de gobernadores, comicios en los que la oposición luce como favorita para ganar la mayoría de los cargos.


Publicidad

Unos 18 millones de venezolanos fueron convocados para la consulta en la que se elegirán los gobernadores de 23 estados, que en su mayoría han estado bajo el control del oficialismo por más de una década. En esta oportunidad no se realizarán comicios en la capital debido a que allí solo hay alcaldes.

Entre fuegos artificiales y estridentes canciones de salsa, ambos bandos iniciaron antes del amanecer las movilizaciones de sus maquinarias electorales y seguidores hacia los centros de voto en el este de la región capital.

La votación comenzó a las 6 de la mañana y se extenderá por doce horas, aunque es posible que pueda prolongarse si aún hay electores en las filas de los centros, según anunciaron las autoridades. Algunos medios locales reportaron que antes de que saliera el sol comenzaron a concentrarse decenas de votantes en las casillas de todo el país.

“Con las gobernaciones vamos a consolidar la paz en función del camino de la recuperación de la prosperidad económica”, dijo el presidente Nicolás Maduro en un mensaje que difundió la televisora estatal pasadas las 6 de la mañana, en el que llamó a los venezolanos a salir a votar para consolidar la paz en el país suramericano.

En meses pasados Venezuela se vio sacudida por violentas protestas antigubernamentales que se extendieron cuatro meses y en las que hubo al menos 120 muertos y casi 2.000 heridos.

Aunque las proyecciones indican que la coalición opositora ganaría la mayoría de las gobernaciones, el dirigente Henrique Capriles admitió que van al proceso en las “peores condiciones” ante las acciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), que a última hora reubicó 274 centros de votación en los que la oposición había ganado en el pasado. La reubicación de las casillas en algunos estados del país afectó a cerca de 700.000 electores.

Socorro Hernández, una de las cinco directoras del CNE _controlado por el oficialismo_, desestimó las críticas por la reubicación de los centros, y dijo que la medida se tomó porque había algunas instalaciones que estaban en zonas donde se realizaron protestas antigubernamentales en meses pasados y problemas de infraestructura que presentaron algunas edificaciones.

En estos comicios la dirigencia política debió hacer frente al desánimo que hay entre los venezolanos, agudizado tras las manifestaciones que se realizaron entre abril y julio.

Los analistas estiman que la frustración de los habitantes podría expresarse en la abstención que las principales encuestadoras proyectan que podría rondar entre 40% y 50%, un porcentaje muy similar al de otras consultas regionales anteriores.

El consultor político John Magdaleno dijo a The Associated Press que los estudios de opinión de las últimas semanas mostraron un aumento de los seguidores del gobierno que estaban dispuestos a no votar en rechazo por la crisis económica, situación que podría afectar a los candidatos oficialistas.

Los problemas generados por la desbocada inflación de tres dígitos, la severa escasez de alimentos y medicinas, y la paralización económica han golpeado la popularidad de Maduro, la cual ronda el 20%.

La comunidad internacional apuesta a que estas elecciones podrían abrir el camino a una solución pacífica a la crisis, pero los analistas estiman que después de los comicios se recrudecerá la pugna entre el gobierno y la oposición.

Maduro anunció el viernes que los gobernadores electos deberán subordinarse a la oficialista Asamblea Constituyente, la cual carece del reconocimiento de la oposición, lo que presagia nuevas tensiones políticas.

Magdaleno afirmó que, de lograr la oposición una mayoría contundente, eso le permitiría fortalecer su legitimidad, la cual se vio afectada tras las protestas de los meses pasados, y ayudaría a ratificar que buena parte de la población está a favor de un cambio político. (I)

The Associated Press