Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Normalidad en instituciones catalanas tras asumir funciones Gobierno español

Manifestantes con una bandera española desfilan en el "Día de la Hispanidad" en Barcelona, España, jueves 12 de octubre de 2017. España festejá su día nacional en medio de una de las peores crisis políticas de las últimas décadas en el país por el desafío independentista de Cataluña. (AP Foto/Manu Fernandez)

El delegado del Gobierno de España en Cataluña, Enric Millo, destacó hoy que en los primeros días de la aplicación de las medidas excepcionales para restablecer la legalidad en esa comunidad autónoma todo funciona con “total normalidad”.


Publicidad

Los empleados públicos de las instituciones catalanas asumieron este lunes con normalidad la nueva situación en la región, después de que el Gobierno español cesara al Ejecutivo de Carles Puigdemont y disolviera su Parlamento para restaurar la legalidad.

En una comparecencia en Barcelona (noreste) para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Ministros relacionados con la convocatoria de las elecciones regionales del próximo 21 de diciembre, Millo agradeció, en nombre del Gobierno central, la “profesionalidad” y “colaboración” de todos los funcionarios del Ejecutivo catalán.

Millo recordó que el objetivo del Gobierno español al haber asumido la gestión de la administración de Cataluña es garantizar la prestación de los servicios públicos, restablecer el orden constitucional y las instituciones catalanas de autogobierno.

“Durante los primeros días desde la aplicación del (artículo) 155, todas las departamentos de la Generalitat están funcionando con total normalidad”, insistió.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, constató este lunes ante la dirección de su partido (PP, centroderecha) que en Cataluña se van asumiendo con normalidad las medidas adoptadas hace tres días para impedir la secesión en esa región, después de que el Parlamento regional catalán declarara la independencia en una sesión en la que hubo voto secreto y se celebró con el hemiciclo semivacío.

Entre las medidas que tomó el Ejecutivo central están el cese del ya expresidente regional de Cataluña Carles Puigdemont y el resto de su Gobierno, la disolución del Parlamento regional y la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre. EFE