Ecuador. sábado 25 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Russia Today dice EEUU le dio días para registrarse como “agente extranjero”

Moscú (Rusia), 13 de febrero 2015. El Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración Ricardo Patiño en visita oficial en Moscú, Rusia durante la entrevista realizada por María Rodríguez Abalde, periodista de la cadena "Rusia Today".

El canal de televisión ruso Russia Today (RT) anunció hoy de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos le ha dado de plazo hasta el próximo lunes, día 13, para registrarse como agente extranjero.


Publicidad

Si la compañía “no obedece, su director (en EEUU) puede ser arrestado, al igual que las cuentas” del canal, señala una nota publicada en la página web de la cadena.

La directora del cuestionado canal, Margarita Simonián, escribió en Twitter que el escaso plazo de apenas cuatro días puesto por EEUU es “criminal”.

Anteriormente, Simonián había adelantado que RT dejaría de emitir en Estados Unidos si le obligaban a registrarse como agente extranjero, algo que limitará mucho su actividad.

El ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha advertido de que adoptará medidas de represalia contra los medios de comunicación norteamericanos si las actividades de Russia Today son restringidas por Washington.

Moscú ha dejado claro que no hará distinciones entre medios públicos, aquellos que recibe alguna clase de financiación estatal, y los que son puramente privados.

El ministerio de Justicia ruso ya ha advertido a la emisora Radio Liberty y al canal de televisión Current Time, ambos estadounidenses, de que su actividad en el país puede ser limitada si son incluidos en la lista de organizaciones calificadas como “agentes extranjeros”.

En EEUU el canal de televisión ruso -que emite en inglés, español y árabe- y la agencia Sputnik son vistos como brazos ejecutores de la máquina de propaganda rusa y de la injerencia en sus asuntos internos, como ocurrió en las elecciones presidenciales de 2016. EFE