Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Soldado norcoreano salió de terapia intensiva, pero padece tuberculosis y hepatitis B

Guardias fronterizos se alertan al escuchar disparos provenientes del norte por la fuga de un soldado al sur.

 El soldado de Corea del Norte que logró desertar al Sur tras ser acribillado a disparos por el Ejército norcoreano salió hoy de la unidad de cuidados intensivos y fue trasladado a planta debido a la mejora de su estado, informó hoy el hospital.


Publicidad

El traslado se ha producido antes de lo previsto ya que el desertor, de 24 años, se encontrara estable y sin fiebre tras recobrar la consciencia después de ser operado en dos ocasiones, detalló el Hospital Universitario Ajou (al sur de Seúl).

El soldado, apellidado Oh, recibió cinco o seis disparos de sus compañeros del Ejército norcoreano cuando el pasado 13 de noviembre cruzó la zona fronteriza conocida como Zona de Seguridad Conjunta (JSA) y malherido fue rescatado por miembros de las tropas surcoreanas.

Los médicos, que en un principio temieron por su vida, creen que tardará un mes en recuperarse aunque sufrirá secuelas físicas de por vida.

Durante las cirugías para extraer las balas al desertor, que padece además tuberculosis y hepatitis b, se le encontraron lombrices intestinales que contribuyeron a infectar órganos afectados por los disparos.

Esto muestra las duras condiciones de vida que soportaba el militar y constituye un reflejo de la actual situación que vive la empobrecida Corea del Norte, golpeada por las sanciones internacionales como castigo por sus programas de armas.

El equipo médico ha dicho además que el joven, cuya espectacular huida quedó documentada en varios vídeos grabados por cámaras de seguridad, muestra además síntomas de “estrés psicológico severo y depresión”.

Si su estado continúa mejorando, Oh será trasladado en unos días a un hospital militar, informó la agencia Yonhap que ha cifrado su tratamiento médico en 100 millones de wones (unos 78.000 euros).

En este sentido, el Ministerio de Unificación surcoreano confirmó a Efe que el gasto será “elevado” y que habrá que decidir que departamento del Gobierno se hace cargo de esta inusual partida.EFE