Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los chivos expiatorios del 30-S

Por Carlos Jijón
Guayaquil, Ecuador

La noticia llega en twitter.

El Consejo de la Judicatura ha suspendido a dos de los tres jueces que esta semana condenaron al coronel Rolando Tapia y cinco policías más por hechos relacionados con la sublevación policial del 30 de septiembre. La rapidez con que llegan las noticias en las redes sociales tiene una contraparte: es demasiado concisa. Hasta el momento en que se redactan estás líneas, es lo que la jerga ha dado en llamar una “noticia en desarrollo”. Hay, sin embargo, elementos suficientes para entender que la Judicatura ha encontrado que uno de los jueces ad hoc que integraban el tribunal que sentenció a Tapia no podía integrar dicho organismo porque su nombre no se encontraba en la lista de los que consideraban “elegibles”. Esto es, que uno de los jueces que condenó a Tapia sencillamente no era juez.


Publicidad

Tapia fue encontrado culpable por esos jueces de impedir que la Asamblea Nacional se reúna el 30-S. En rigor, la Fiscalía nunca los acusó de intentar un golpe de estado para sustituir al Presidente de la República, ni tratar de asesinarlo, sino de un hecho muy concreto: el de impedir la reunión de los legisladores elegidos por el pueblo, un acto tipificado como un delito contra la seguridad del Estado desde la primera vez que se redactó el Código Penal. Yo siempre he creído, por ejemplo, que incurrieron en tal tipificación los asambleístas que impidieron que se vuelvan a reunir los diputados del antiguo Congreso. Yo creo que algún momento un juez deberá juzgar esos actos y sancionar a los culpables. Pero eso es harina de otro costal, y no quiero distraerme. Lo que quiero señalar aquí es que, de manera increíble, ninguno de los responsables de los hechos del 30 de septiembre ha sido sancionado hasta hoy, diez meses después de aquellos infaustos sucesos.

¿Quién disparó contra los policías y militares que murieron durante la operación nocturna en el Hospital de la Policía? ¿Por qué han desaparecido los proyectiles de los cadáveres? ¿Quiénes cerraron los aeropuertos? ¿Quiénes fueron los cabecillas de la sublevación de los policías en contra del veto del Presidente a la ley de servicio público? La Fiscalía no ha acusado a nadie por estos hechos, y más bien se ha concentrado en determinar responsables de unos sucesos que ni siquiera se ha comprobado que ocurrieran. Si existió un complot para defenestrar al Presidente de la República y asesinarlo, ¿por qué la Fiscalía no lo ha demostrado? ¿Por qué la televisión que controlan se empeñan en acusar a personas que evidentemente no tienen ninguna vinculación con los hechos que ocurrieron, como Carlos Vera y Lucio Gutiérrez?

Sencillamente porque no ocurrió tal conspiración para dar un golpe ni para un magnicidio, sino una sublevación de la fuerza pública en contra el veto del presidente a la ley de servicio público, que de manera extraña no quieren realmente sancionar. Quizás porque son conscientes de que no tienen la fuerza política para encausar a jerarquías con  mayor poder, como los militares que se tomaron el aeropuerto de Quito, para solo citar un ejemplo. Encarcelar a unos chivos expiatorios sin poder alguno, condenarlos, aunque sea con jueces que no lo son, les parece más sencillo. Pero no lo es.

6 Comentarios el Los chivos expiatorios del 30-S

  1. Me parece estar viviendo en los
    tiempos de la mas recalcitrante partidocracia, en la parte más obscura de la
    larga noche neoliberal. La diferencia es que ahora son “ellos” los de
    la revolución ciudadana y antes erran los “roba patria”.

    Lo que sucede con la justicia
    politizada, con las comisiones ciudadanas, con la tan mentada transparencia,
    con la independencia de poderes, con el tribunal constitucional, con el proceso
    de elección de fiscal etc. etc. Son la prueba más elocuente de que el país ha involucionado   hacia
    épocas que creíamos superadas y todo por acaparar el poder e imponernos una revolución
    de bolsillo que ni su majestad mismo se la cree.

  2. Me parece estar viviendo en los
    tiempos de la mas recalcitrante partidocracia, en la parte más obscura de la
    larga noche neoliberal. La diferencia es que ahora son “ellos” los de
    la revolución ciudadana y antes erran los “roba patria”.

    Lo que sucede con la justicia
    politizada, con las comisiones ciudadanas, con la tan mentada transparencia,
    con la independencia de poderes, con el tribunal constitucional, con el proceso
    de elección de fiscal etc. etc. Son la prueba más elocuente de que el país ha involucionado   hacia
    épocas que creíamos superadas y todo por acaparar el poder e imponernos una revolución
    de bolsillo que ni su majestad mismo se la cree.

  3. En parte estoy de acuerdo con ud. Sr. Jijón, fue una sublevación, que se transformo en una conspiración, todo comienza por una alza salarial que la policia no tenia que haber tomado esas acciones de levantarse en voz de protesta dejando sus trabajos votados que son los de salvaguardar la paz y la tranquilidad en nuestras ciudades, pero con esta actitud ellos cometieron delito en contra del pueblo que es el que les paga. Esta decición de la policia llevo a los contrarios del gobierno aprovecharse para conspirar y de inmediato llevar el caso a la Asamblea para legitimar un golpe de estado reconocido mundialmente, las imagenes de la prensa y la TV. dan muestra que esto ocurrió y algunos asambleistas declaraban y daban la bienvenida a estas acciones y comenzo  e l golpe, despues que fallo el golpe,  salierón a pedir amistia para los sublevados, aceptando de esta manera que la policia si habia cometido un delito en contra del estado y habría consecuencias. En cuanto a Lucio, y Don Carlos, ellos estuvieron en Miami junto con otros Srs. y reunidos con los Isaias, daban a entender que algo se tramaba, despues que el Sr.Vera fracazó con la recolección de firmas. Sería bueno que se investigue de dónde salieron los disparos y quienes fueron los francotiradores.

  4. Tampoco se ha juzgado a quienes abandonaron sus puestos de trabajo en varias ciudades. Como si el caos que vivió Guayaquil no fuese un hecho punible.
    Lo peor de todo es que hay incluso quienes afirman que no ocurrió nada el 30 de septiembre. Hasta he oído llamarlo “31 de septiembre”: el 30S nunca ocurrió, para algunos…

  5. JAJAJA….LA JUSTICIA DE LA LARGA NOCHE NEOLIBERAL…AHORA ASESORA A LA LOCA NOCHE REVOLUCIONARIA.. (ALEXIS MERA)..
    A SANGRE Y FUEGO LA REVOLUCION ATACO UN HOSPITAL EN EL QUE SUPESTAMENTE ESTABA SECUESTRADO (QUE SECUESTRADO FIRMA DECRETOS, LLAMA POR CELULARES, CUENTA CON SU SEGURIDAD) EL SR. PRESIDENTE …
     ESO LA JUSTICIA NO DEBE OLVIDAR…
    1.-QUIEN ORDENO INGRESAR AL HOSPITAL CON USO DE LA FUERZA???
    2.-QUE PASO CON LOS PROYECTILES ENCONTRADOS EN LOS CUERPOS DE LAS VICTIMAS DEL 30 S
    3.-QUE PASO CON LOS NIÑOS Y ANCIANOS QUE SUFRIERON ASFIXIA POR GAS LAGRIMOGENO EN EL HOSPITAL.
    4.-DONDE ESTABA FABRICIO CORREA ESE DIA??
    5.-HAY ENJUICIADOS DE EL EJERCITO Y F.A.E  POR LOS ACTOS DEL 30S

  6. TOTALMENTE DE ACUERDO…FUE UNA SUBLEVACION (UN PARO) DE LA POLICIA, ANTE LA POSTURA SERVIL DE GENERALES RABOS DE PAJA…
    ME PREGUNTO….QUE PASARIA SI SU MAGESTAD SE VA A DESTAPAR LA CAMISA EN LA UNIVERSIDAD EN UN PARO DE LA FEU??  O EN UN PARO DEL FUT O DEL MAGISTERIO??  Y LOS LLAMA TRAIDORES, PATANES, VENDE PATRIA…..
    LE BOTARIAN FLORES Y BESOS SEGURAMENTE…  (Y LA REVOLUCION ….FELICES)

Los comentarios están cerrados.