Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

28 de mayo: es mejor la muerte que el perreo

Por Héctor Yépez Martínez

El baile erótico entre jóvenes de los colegios 28 de Mayo y Vicente Rocafuerte ha sido la comidilla de la semana en los medios y redes sociales de Ecuador. Era de esperarse que el frote a quemarropa de cuerpos adolescentes indigne la moral de muchos. Después de todo, el reggaetón ha desencadenado —o exacerbado— una serie de fenómenos sociales que merecen atención. Entre ellos, la animalización del sexo.

Por Héctor Yépez Martínez


Publicidad

El baile erótico entre jóvenes de los colegios 28 de Mayo y Vicente Rocafuerte ha sido la comidilla de la semana en los medios y redes sociales de Ecuador. Era de esperarse que el frote a quemarropa de cuerpos adolescentes indigne la moral de muchos. Después de todo, el reggaetón ha desencadenado —o exacerbado— una serie de fenómenos sociales que merecen atención. Entre ellos, la animalización del sexo.

No me sorprende la doble moral de quienes hoy critican lo mismo que hicieron en sus años mozos —con la suerte de no haber salido en Internet—, ni de los machistas que atacan a las chicas del 28 de Mayo, pero aplauden a los varones del Vicente Rocafuerte. No. Lo que realmente me ha sorprendido es la exorbitante atención que los “moralistas” dieron al baile del “choque”, cuando en la misma semana hubo noticias sobre temas mucho más terribles que pasaron completamente desapercibidos por los grandes inquisidores de nuestra sociedad. Debe ser que nuestra brújula moral está averiada y nuestras prioridades éticas están patas arriba.

Pocos días antes de que #28deMayo se convierta en un trending topic en Twitter, la Corte Interamericana de Derechos Humanos escuchó el caso de la comunidad kichwa de Sarayaku contra Ecuador. Se denunció una explotación petrolera cuyo saldo actual son 1.500 kilos de dinamita sembrados a lo largo de 20 kilómetros de las tierras indígenas, donde no se puede circular por temor a volar en mil pedazos. Nunca se consultó a los indígenas antes de explotar sus tierras, ni se les ha consultado hoy que el Gobierno redistribuyó bloques petroleros en violación a la Constitución vigente, según afirmó la Comisión Interamericana. No obstante, #Sarayaku nunca fue una tendencia en Twitter. Los moralistas de Ecuador no se interesaron por la amenaza que la dinamita enterrada representa para naturaleza y la vida de los indígenas. Prefirieron, en cambio, preocuparse por el roce de cuerpos al son del perreo.

¿Otro ejemplo? El mismo día que se difundió el video del 28 de Mayo, Human Rights Watch marcó un hito en la justicia internacional de derechos humanos, al pedir que se investigue a Bush y altos funcionarios de su administración por autorizar prácticas de tortura y crímenes de guerra. Acusar como delincuentes de lesa humanidad a quienes dirigieron el país más poderoso del mundo y ponerlos en el mismo saco que Gadafi, debería impactar a toda persona interesada en los grandes temas de la moral. ¿Cómo es que en Ecuador la noticia quedó opacada por el reggeatón?

Algo anda mal cuando nos escandalizamos más por los bailes eróticos que por un territorio sembrado de dinamitas en nuestro país o por las evidencias de torturas y crímenes de guerra en el mundo. Este absurdo ético no se debe solo a nuestra ceguera o la hipocresía como ciudadanos, sino a la agenda de los medios que privilegian el chisme barato por encima de las noticias realmente importantes y maquinan para orientar las inclinaciones de la ciudadanía a favor de las inclinaciones personales de sus dueños —como prueba, basta leer sobre el escándalo de Rupert Murdoch en Reino Unido.

Mi diagnóstico:

No se trata de minimizar un debate sobre la educación sexual de los jóvenes. Si para ello sirvió el escándalo publicó contra el video del 28 de Mayo y no solo para satisfacer el morbo a costa de violar la privacidad de las alumnas, enhorabuena. Pero si el escándalo público realmente logra corregir inmoralidades, ¿no sería mejor usarlo para evitar que se atente contra la vida de los seres humanos desde el poder empresarial y político?

Nuestro silencio incentiva la impunidad. Aliviar nuestra conciencia criticando el erotismo antes que la muerte nos hace, desde luego, más hipócritas, pero no nos quita ni un ápice de corresponsabilidad.

7 Comentarios el 28 de mayo: es mejor la muerte que el perreo

  1. OTRO EJEMPLO, que se le olvido mencionar al Dr. Yépez…….Roupert y James Murdoch, el caso del cierre del rotativo Londinense News World, por los llamados pinchazos. Este rico hombre de negocios, propietario de una gran cadena de Periódicos, Canales de TV, entre ellos FOX News, fabricante no solamente de pinchazos también fabricar noticias para destruir políticamente a quienes no están de acuerdo con la política que el quiere, trae mucha cola ya se lo llevo al Jefe de Scotland Yard, y también se abren las investigaciones en USA, para investigar FOX news.. Este bullado caso es titular de primera pagina en todos los diarios del mundo, menos aquí, la Prensa que es la que esta supuesta a informar, no lo hace, ¿porque?. Lo que da mas rédito, para la prensa llamada “libre” Como ud. puede apreciar, es mejor causar sensacionalismo no importa a quien haya que destruir, en este caso  las chicas y chicos del 28 de Mayo Y Vicente Rocafuerte, todo por el descuido de sus padres. Es verdad que todos los que comentamos este caso no lo hicimos por hipocresía, ni doble moral, todo esto se debió a la forma como se difundió esta noticia, que antes no salía en el internet pero si en la radio y en algo la prensa “libre” tenia credibilidad. Le recuerdo que en los Cines antes de pasar una película se la censuraba, ojala que se vuelva a aplicar la censura para evitar que nuestros jovenes y ud. mismo que se lo ve jovencito aprenda que no solamente se puede hablar de sexo. No soy Dr. pero mi DIAGNOSTICO. es que inmediatamente la Asamblea, aplique la medicina  que el pueblo el 7 de Mayo le ordeno con un rotundo SI, que se reorganicen las Cortes, y se dicten nuevas reglas para que sean cumplida por la llamada “prensa Libre”……….pobre Don Emilio Palacio su colega, sus amos lo dejaron solo, que pena.

  2. Por lo que se debe tener pena “es por la falta de cultura” que aqueja a nuestro país, por lo domésticos que nos hemos vuelto, y es por esta razón que un chisme de mercado nos atrae más la atención que las noticias verdaderamente importantes…..verdaderamente es una lastima…..

    • ‘Cultura’, ‘educación’ y ‘modales’ no son la misma cosa y las tres palabras no son sinónimos. Esto no es opinión, es un hecho. No se puede no tener cultura.

  3. A todos los que no quieren ver morir la libertad de opinion en el
    Ecuador, les invito a ingresar al sitio http://www.avaaz.org. Al final de la
    pagina encontraras una opcion que dice: Comunicate con Avaaz. Ahi
    podemos solicitar una campaña internacional al mas alto nivel para
    detener el cierre de El Universo y el pricipio fin de la libertad de
    expresion en el Ecuador !!

  4. Yo no soy responsable de lo que pasó en el Oriente, ni responsable del choke, ni responsable de que los las del 28 de mayo frotaran rápida y frenéticamente sus vulvas en los miembros viriles de los vicentinos.  No creo que se necesite una demostración filosófica de esta aseveración.

    Pero estoy muy de acuerdo en que la hipocresía moral es el mal de nuestros tiempos

  5. comentario sobre el caso Sarayaku que conoce la Corte IDH….no sé si el señor Yépez conoce lo qué es la pentolita que se siembra en la fase de prospección sísmica en la etapa de exploración petrolera y en qué casos se produce la detonación…no es lo mismo que dinamita… se dice que no se puede andar por la zona por temor a volar en mil pedazos…espero que el autor de este editorial sepa de lo que está hablando…

Los comentarios están cerrados.