Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Mashi y la prensa libre

Por Martín Santiváñez Vivanco
@viejoreino

Hace unos días, reunido en Miami, el Comité Ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha señalado que el gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa tiene una política “hipócrita y nefasta” con relación a los medios de comunicación de su país. Todo ello, por supuesto, debido a la demanda que el “Mashi” –compañero en dialecto chapista– presentó contra Emilio Palacio, editor de opinión de El Universo, uno de los diarios más importantes de Ecuador.

Por Martín Santiváñez Vivanco
@viejoreino


Publicidad

Hace unos días, reunido en Miami, el Comité Ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha señalado que el gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa tiene una política “hipócrita y nefasta” con relación a los medios de comunicación de su país. Todo ello, por supuesto, debido a la demanda que el “Mashi” –compañero en dialecto chapista– presentó contra Emilio Palacio, editor de opinión de El Universo, uno de los diarios más importantes de Ecuador.
La sentencia del poder judicial ecuatoriano fue emitida a la velocidad de la luz, condenando a El Universo y sus directivos a pagar 40 millones de dólares y purgar tres años de prisión. Correa es un presidente que ha capturado al Estado ecuatoriano convirtiéndolo en una extensión de su voluntad y empleándolo como arma arrojadiza contra la prensa y la oposición. Ahora bien, en el colmo de la megalomanía bolivariana, el autoritario Presidente no se conforma con ejercer presión en territorio ecuatoriano. A raíz de su presencia en las ceremonias de investidura de Ollanta Humala, el diario peruano Correo publicó una portada en negro con una leyenda: “¡Repudio! Rafael Correa, persona non grata para la prensa. Correo rechaza la visita del presidente ecuatoriano, aprendiz de dictador que amenaza la libertad de expresión”. El recibimiento desató la ira del Mashi y los ataques furibundos de los muchos medios de comunicación subvencionados por su régimen.

Primero, en conferencia de prensa, Correa cargó contra Correo tildándolo de “pasquín ultraderechista”. Luego, la poderosa maquinaria mediática de la “Revolución ciudadana”, dueña de cinco canales de TV, cinco radios, cuatro revistas, tres diarios y una agencia de noticias, se dedicó durante varios días a fustigar al periódico peruano intentando ligarlo a una especie de conspiración internacional contra el correísmo. Por último, los aliados bolivarianos de Correa repitieron el coro griego de las letanías chavistas: Correo, como El Universo, son diarios al servicio de los “poderes fácticos”, instrumentos de la oligarquía, medios contrarrevolucionarios enemigos del pueblo. Nada nuevo bajo el sol.

La pelea del Mashi con la prensa lo ha desnudado internacionalmente. Tras los sucesivos pronunciamientos de la SIP son pocos los periodistas que apoyan la actitud prepotente de Correa. Por el contrario, la certeza de que su gobierno instaura, paulatinamente, una dicta-blanda solapada, se expande por todo el continente. Human Rights Watch, por boca de José Miguel Vivanco, su director para las Américas, ha señalado que el gobierno correísta “ataca frontalmente a la libertad de expresión”. Razón no le falta.

¿A quién pretende engañar el presidente ecuatoriano con el pretexto de defender su honor? Rafael Correa ha dejado de ser una especie de Lord Chesterfield tropical – suaviter in modo– que envuelve en guante de seda sus impulsos dictatoriales para convertirse en un populista clásico que da rienda suelta a su hambre de poder con más y más prepotencia, conforme acrecienta su dominio sobre las instituciones ecuatorianas. A Lima acudió con ínfulas académicas para presentar su libro Ecuador, de Banana Republic a la no república, cuando es él, precisamente él quien encarna el cesarismo primitivo, ese caudillismo demagógico que tanto daño le ha hecho a Latinoamérica. Es por eso que su régimen autocrático empieza a ser denunciado por la prensa continental. El Mashi apuesta por el mesianismo castro-chavista antes que por la realidad. Y así pasará a la historia. Porque a estas alturas, todos somos conscientes de lo que las utopías terminan costándole a la libertad.

Martín Santiváñez Vivanco es columnista del diario Correo, del Perú. Su texto ha sido publicado en el diario El Mundo, de España, y el Miami Herald, de los Estados Unidos.

4 Comentarios el El Mashi y la prensa libre

  1. “PRENSA LIBRE –LIBERTINAJE DE LA PRENSA…LIBERTAD DE DIFAMACION…. Este enemigo gratuito de nuestro Presidente,  muy conocido por su linea ultraderechista, reaccionario, unido a organizaciones de ultraderecha de Miami, (HERALDO, INSTITUTO INTERAMERICANO POR LA DEMOCRACIA, ETC) desde donde se dice salen las conspiraciones a nuestros países, donde se fraguan GOLPE DE ESTADOS en contra de gobiernos legítimamente elegidos y que no se someten a las mentiras e imposiciones de los aglomerados en una organización (SIP) que todos conocemos que es un circulo de propietarios de pasquines, y libelos de nuestra América, y algunos de Europa, en donde acuden todos los resentidos y los que no han tenido cabida en los gobiernos progresistas para recibir consignas y regresar a sus países a desestabilizarlos, y si es posible derrocar a los gobiernos, Honduras, intentos como Bolivia, Ecuador, donde gran parte de los atracadores de los fondos públicos de nuestros pueblos, llamense estos banqueros,politicos corruptos, delincuentes comunes que se refugian como perseguidos políticos, despotrica en contra de nuestro flamante Presidente, y  con el consabido cuento de la LIBRE EXPRESION, PRENSA LIBRE, tratan de desacreditarlo, y hacer creer que los “Periodistas” son pocos los que lo apoyan, es preferible poco de lo bueno y nada de lo malo, el día que los verdaderos periodistas, los dueños de estos libelos les permitan escribir las opiniones que ellos deseen y sin tener la mordaza en sus bocas y sus manos para usar sus plumas libres y no maniatadas, entonces  podríamos hablar de PRENSA LIBRE, LIBERTAD DE EXPRESION, Y NO DE DIFAMACION 

  2. he copiado textualmente unas frases de uno de esos viejitos jubilados, que como no tienen oficio, y seguramente como dije en una opinión anterior, ni los familiares han de soportar, y como no tienen como mantenerlo en uno de los asilos, se la tienen que pasar bajo la cubierta de los pocos arboles que todavía quedan a los costados de la caja del seguro en la avenida olmedo. bueno me parece que este comentario que lo copie fuera de Carlos Vera o Jorge Ortiz. porque esta hecho como anillo al dedo para el tirano de correa. que no les deja a los periodistas de sus canales decir otra cosa que lo que el quiere que sepan es decir que lo alcahueteen. el día que a estos periodistas, se les permitan escribir las opiniones que ellos deseen y sin tener la mordaza en sus bocas y sus manos para usar sus plumas libres y no maniatadas, entonces  podríamos hablar de PRENSA LIBRE, LIBERTAD DE EXPRESION, Y NO UNOS ASNOS O BOREGOS QUE NO LES IMPORTA la verdad para transmitirla tal cual es sino que hablan de acuerdo al libreto que se les da a cada uno, SOMBIES QUE NO TIENEN VIDA PROPIA, Y QUE NO LES PERMITEN USAR SUS CEREBROS PARA PENSAR POE SI SOLOS. y todo por congraciarse con el tirano de su jefe. 

  3. En nuestro ahora la vida es en blanco y negro, y maniqueista. La posición política “correcta” es la que dicta el oficialismo; dentro de esta visión, se es ciudadano, revolucionario, y por ende patriota. Fuera de los límites ideológicos del gobierno correista, el ciudadano deja de ser tal; son otros adjetivos los que les corresponde a las personas discidentes de la verdad absoluta del Supremo Lider. Así los que osan cuestionar al poder son : pelucones, traidores, limitaditos ( caso de Vargas LLosa ), pitufos , enanos, caretucos, gordas horrorosas, ladillas, y un larguisimo etcètera.
    Y bueno fuera que la cosa quedara solo en epítetos; ahora hay el temor de la demanda judicial : cárcel y millones de dóllares de por medio.
    La última prohibición que nos dió el señor Presidente, fué el pasado 10 de agosto, en su informe anual en la Asamblea Nacional : nadie puede cuestionar la tesis oficial,de que el pasado 30 de septiembre fué un intento de golpe de Estado, y no solo una revuelta policial.
    Ahora la Historia se la escribe desde el poder; se afirma que la Patria ha sino REFUNDADA por el gobierno de la ” Revolución Ciudadana “. Tenemos que creerlo, o si no……..

  4. Lamentable para los ecuatorianos, ahora exportamos las rabietas del compañerito. Correo, con justa razón, o no, se mete en pleito ajeno; ¿ lo hace por convicción democrática y de principios, o por espíritu de cuerpo?. Creo que su repudio a Correa es la respuesta a un caudillo del siglo XXI, engominado con soberbia, rabioso en sus maneras, obseno en sus prácticas. La prensa libre internacional ha expresado su malestar con la politica persecutoria de Correa contra los medios de comunicación, contra todos los medios de comunicación, él no descrimina en ese ascpecto; ataca tanto a prensa, radio y televisión, ahora pretende ir más allá, desea controlar la páginas sociales, para eso, ha inventado un grupo de hackers, llamado ANONYMUS, que tratan de engañar a los ecuatorinos, con supuestos ataques a la informática del gobierno. Correo ha defendido la libertad de expresarse de los ciudadanos, entendida como un derecho universal, de este principio nace la necesidad de cerrar filas frente a los  atropellos de Correa y compañia.

Los comentarios están cerrados.