Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Embajada y plurinacionalidad

Por Alberto Molina

En relación al nombramiento del líder indígena Ricardo Ulcuango como embajador de nuestro país en Bolivia; el ágil y eficiente canciller Ricardo Patiño ha manifestado: “Si no les nombramos dirían ‘ahí está la farsa de Estado Plurinacional’. Ahora que los nombramos, (nos acusan) que les queremos dividir. Ya no sé qué hacer”. Efectivamente es una burda maniobra para dividir a los indígenas, porque comenzando por el presidente Correa y por ende muchos de los dirigentes de la llamada revolución ciudadana jamás creyeron en la plurinacionalidad.

Alberto Molina

Por Alberto Molina


Publicidad

En relación al nombramiento del líder indígena Ricardo Ulcuango como embajador de nuestro país en Bolivia, el ágil y eficiente canciller Ricardo Patiño ha manifestado: “Si no les nombramos dirían ‘ahí está la farsa de Estado Plurinacional’. Ahora que los nombramos, (nos acusan) que les queremos dividir. Ya no sé qué hacer”. Efectivamente es una burda maniobra para dividir a los indígenas, porque comenzando por el presidente Correa y por ende muchos de los dirigentes de la llamada revolución ciudadana jamás creyeron en la plurinacionalidad.

Cuando en la Asamblea de Montecristi se discutía sobre la plurinacionalidad, la prensa publicó las siguientes opiniones: El viernes 28 de marzo de 2008, el diario La Hora, publicó: “Desde el balcón de Carondelet y frente a aproximadamente a mil indígenas, el presidente Rafael Correa agradeció a la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas e Indígenas (FENOCIN) y a la Federación de Indígenas Evangélicos (FEINE) por respaldar la noción de ‘Estado intercultural’, antes que a una mal entendida ‘plurinacionalidad’.

“El mandatario agregó que no permitirá que sectores radicales que quieren defender su poder busquen entender a la plurinacionalidad como una alianza de territorios en donde tengan su sistema de justicia, salud y educación, en la que pretendan mandar ellos y no el legítimo gobierno del Estado ecuatoriano”.
“Parte de nuestra riqueza es ser diversos; pero unidos. Otra cosa son estos intentos de hacer naciones ficticias con territorios y gobiernos propios, expresó”.

El 19 de marzo de 2008, el diario Expreso publicó las declaraciones de la primera vicepresidenta de la Asamblea: “Buenaño dijo que la mayoría de la Mesa 1 estaba a favor del término ‘interculturalidad’, (…). Dijo que el ‘temor’ es que con el reconocimiento de la plurinacionalidad se provoque una fragmentación del país”. El 28 de marzo de 2008, el Diario manabita, publicó: “El asambleísta Rolando Panchana, de AP, se mostró contrario a la tesis de la plurinacionalidad. Somos interculturales, dijo. (…)”.

Por último, ni siquiera la FENOCIN, organización a la que pertenece el indígena socialista y actual asambleísta Pedro de la Cruz (incondicional del gobierno) cree en la plurinacionalidad; el 12 de marzo de 2008, emitió un boletín de prensa en el que señaló: “la plurinacionalidad no es unidad sino división de una nación; y, más allá de sus ambigüedades e indefiniciones, no sólo ha sido motivo de división de los pueblos indígenas, sino que ha provocado un monopolio de instituciones (…)”.

Visto así, está claramente demostrado que el gobierno de la revolución ciudadana no cree en la plurinacionalidad, pero la mayoría de AP aprobó el texto que consta en la constitución; además, todo lo que está haciendo con las organizaciones y dirigentes indígenas y negros no es más que pura propaganda, golpes de efecto mediáticos, buscando réditos políticos y lo que es más, dividiéndolos.

Alberto Molina Flores es coronel, en servicio pasivo, de las Fuerzas Armadas del Ecuador