Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los siete mitos más comunes sobre el trabajo sexual

Por Silvia Buendía

Hace poco me enseñaron una nueva palabra: desaprender. Desaprender significa sacar de nosotros esas creencias que condicionan nuestra visión de las cosas y que además son obsoletas, erradas, discriminadoras y poco útiles.
Con ese ánimo de desaprendizaje y desmitificación compartiré con ustedes lo que sobre trabajo sexual me contó Haydee Laínez, Presidenta de la Red Latinoamérica de Trabajadoras Sexuales, durante el Taller Migración del VIH/SIDA organizado en San Diego por IMLAS.

Por Silvia Buendía


Publicidad

Hace poco me enseñaron una nueva palabra: desaprender. Desaprender significa sacar de nosotros esas creencias que condicionan nuestra visión de las cosas y que además son obsoletas, erradas, discriminadoras y poco útiles.

Con ese ánimo de desaprendizaje y desmitificación compartiré con ustedes lo que sobre trabajo sexual me contó Haydee Laínez, Presidenta de la Red Latinoamérica de Trabajadoras Sexuales,  durante el Taller Migración del VIH/SIDA organizado en San Diego por IMLAS Iniciativa de Medios Latinoamericanos sobre el SIDA e Instituto de la Américas.

Estos son los 7 mitos más comunes que existen sobre el trabajo sexual:

1.- La mayoría de las trabajadoras sexuales está infectada con VIH.- las cifras dicen lo contrario. En Latinoamérica solo el 5% de las trabajadoras sexuales tienen VIH frente al 25% de las amas de casa. Esto se debe a que cada vez más la trabajadora sexual se ha empoderado del uso del condón; se interesa por su salud y la cuida.

2.-El trabajo sexual está ineludiblemente relacionado con el alcohol y las drogas.- la trabajadora sexual no suele alcoholizarse o drogarse. Ninguna persona responsable hace esto mientras trabaja.

3.- El trabajo sexual es humillante, indigno y susceptible de explotación.- el trabajo sexual no es indigno, las condiciones en las que se ejerce éste son las indignas y humillantes. Justamente por eso es necesario que las trabajadoras sexuales obtengan y afiancen derechos que las protejan. Lo indigno es una sociedad que mira para otro lado y no propicia un cambio en las circunstancias que hacen del trabajo sexual algo peligroso.

4.- El trabajo sexual debe existir para que baje el número de violaciones.- las violaciones sexuales están ligadas al disfrute del sufrimiento y la tortura de una persona. No tiene nada que ver con trabajo sexual. Un violador jamás pagaría por sexo.

5.- Las trabajadoras sexuales afean los barrios y perjudican el comercio.- ver a las trabajadoras sexuales como algo que ensucia es verlas como basura, no como personas.  Además, todo el tiempo se dan experiencias de buena convivencia en lugares donde laboran juntos trabajadoras sexuales y otros comerciantes. Pero esto no suele ser una noticia que los medios de comunicación estén interesados en cubrir.

6.- El trabajo sexual solo debe darse puertas adentro.- en los bares o burdeles la trabajadora sexual ya no trabaja para sí misma, sino para el dueño del local. Es él quien pone las reglas y toma las decisiones. Es en estos lugares donde más se dan situaciones de humillación y explotación, especialmente de menores de edad.

7.- Hay que crear programas de reeducación para rescatar a las trabajadoras sexuales de las calles y del trabajo sexual.- las trabajadoras sexuales que están organizadas no suelen desear ser convertidas,  redimidas o salvadas. Solo quieren ejercer su oficio en forma libre e independiente, en situación de respeto y seguridad. Como cualquier persona.

El trabajo sexual es la opción que toma una persona adulta, responsable y con consentimiento informado. Se realiza con dificultad y sacrificio, pero también con honradez y orgullo. Es inadmisible que los prejuicios o la moral confesional de un sector de la sociedad estigmaticen una actividad que se ejerce desde la libertad ciudadana. Por eso las trabajadoras sexuales se organizan. Luchan contra la violencia, el estigma y el odio. Luchan para conseguir leyes que las protejan y no las discriminen. Luchan para lograr visibilidad y empatía, para derribar mitos.

Luchan por el derecho básico a escoger el nombre con el que desean ser llamadas. Ni putas, ni zorras, ni prostitutas. Trabajadoras sexuales, a mucha honra.

59 Comentarios el Los siete mitos más comunes sobre el trabajo sexual

  1. ESTIMADA SILVIA, RESPETO SU OPINION PERO NUEVAMENTE NO COMPARTO.
    1.- LOS CONCEPTOS QUE SE DAN A CONOCER EN UN CONGRESO, O SIMPOSIUM O TALLER, NO NECESARIAMENTE SON REALIDADES ABSOLUTAS. SON PUNTOS DE VISTA NADA MAS
    2.- NO CREO QUE HAYA ALGO MAS HUMILLANTE QUE  DAR SU CUERPO, CONCIENCIA O IDEALEAS  A CAMBIO DE DINERO.
    3.- NO CREO QUE USTED VERIA MUY BIEN A UN GRUPO DE TRABAJADORAS SEXUALES EN LAS AFUERAS DE SU URBANIZACION PRIVADA, O DE LA OFICINA DE SU ESPOSO, O DEL COLEGIO DE SUS HIJOS, POR PONER UN EJEMPLO.

  2. ..”trabajadoras sexuales, a mucha honra” ¡Vaya! Y yo que pensé que con eso de lo “heteroflexible” se había alcanzado el colmo de la ridiculez…

    Creo que este artículo peca de ingenuo e insulta no solo la inteligencia de quienes lo leemos (con la sola tenativa de tratar de convencer con el absurdo), sino también la de la propia articulista.

    Sin embargo de los 7 mitos que se mencionan en este texto, estoy de acuerdo con el 1 y el 4. El 6 no es un mito por que no está afirmando, sino que está sugiriendo algo, bastante torpe por cierto: Tanto puertas afuera como adentro hay explotación: de los chulos y el maltrato no se libras las protitutas dónde sea que ejerzan su oficio.

    Sobre el resto, .. (qué pérdida de tiempo escribir sobre lo obvio,.. pero en fin..):

    2.-El trabajo sexual está ineludiblemente relacionado con el alcohol y las drogas:
    ¿Dónde está el mito?
    Los clientes están practicamente siempre borrachos o drogados.

    3.- El trabajo sexual es humillante, indigno y susceptible de explotación:
    ¿Dónde está el mito? 
    La mujeres que viven esta humillación lo hacen por pobreza, por ignorancia, por abuso. Por que no tiene otra opción. Y en ningún caso se sabe de alguna que decida vivir de esa manera si puede hacer otra cosa (digna) para ganar dinero.

    5.- Las trabajadoras sexuales afean los barrios y perjudican el comercio.
    ¿Dónde está el mito?
    La opinión de una representante del gremio (Haydee Laínez, que además supongo estará siendo remunerada para participar en ese taller) no parece muy objetiva para desmitificar nada.
    Pregunte a quienes han vivido cerca de prostíbulos, a quienes han caminado cerca de prostíbulos, a quienes saben qué es un prostibulo (y tienen un poquito de sentido común para no hablar pendejadas), le dirán, estimada Sylvia, que no pasa un semana sin que hayan incidentes a los que tenga que acudir la policía: riñas, rateros de fiesta, chulos golpeando a sus trabajadoras sexuales, disparos eventuales, menores de edad bebiendo y desvirgandose, etc., etc., etc.

    7.- Hay que crear programas de reeducación para rescatar a las trabajadoras sexuales de las calles y del trabajo sexual.-
    ¿Dónde está el mito?
    Es obvio que estas pobres mujeres viven una tragedia que de poder evitar lo harían sin vacilar. Esto es tan evidente que de querer respaldarlo con datos de una encuesta, seguramente los encuestadores se reirían en nuestra cara.. como cualquiera con un poquito de sentido común.

    Ojalá se pudiera evitar que una persona venda su cuerpo, aplacando la pobreza, brindando mayores oportunidades de educación.

    Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo
    trabajo” es digno incluso en el caso de la prostitución y que, en
    consecuencia, no le molestaría que su hija, hermana, esposa, abuela,
    mamá, quien sea, lo ejerza.  ¿Qué opina Sylvia?

     

    • Muy inteligentes sus observaciones Demian, lo felicito. Lamentablemente habemos personas que  teniendo un conocimiento superficial de un tema nos creemos dueñas de la verdad! Enhorabuena existen estos foros como este, donde los ciudadanos comunes podemos opinar.

    • Esta nota es un resumen de la conferencia que nos dió Haydee Lainez en San Diego durante el taller de Migración de VIH. Lainez es desde hace muchos años dirigente de la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica. Ella es una mujer articulada, inteligente (nada ingenua), nadie le paga para dar conferencias (le pagan por tener sexo). Ella da estas charlas para promover la visión de su gremio sobre discrimen y mitos relacionados a su trabajo. Es decir, es vocera autorizada de una organización que está conformada por muchas otras en cada uno de los países de Latinoamérica.

      Según su testimonio claro y personal, la mayoría de trabajadoras sexuales organizadas requieren afianzar sus derechos y tener la oportunidad de trabajar en mejores condiciones. Para esto las organizaciones de trabajadoras sexuales de toda Latinoamérica están luchando constantemente: dan charlas, proponen reformas a las leyes de sus países, hacen marchas, etc.

      Hay trabajos que no me gustaría que realizara mi hija, es cierto. Ser abogada litigante es una de esas profesiones, ser piloto de aviones es otra. Pero yo nunca pensaría que un trabajo es indigno.

      Me pareció muy interesante y valiosa la conferencia de Lainez y por eso escribí sobre ella. El debate sobre el tema es realmente apasionante. 

  3. ..”trabajadoras sexuales, a mucha honra” ¡Vaya! Y yo que pensé que con eso de lo “heteroflexible” se había alcanzado el colmo de la ridiculez…

    Creo que este artículo peca de ingenuo e insulta no solo la inteligencia de quienes lo leemos (con la sola tenativa de tratar de convencer con el absurdo), sino también la de la propia articulista.

    Sin embargo de los 7 mitos que se mencionan en este texto, estoy de acuerdo con el 1 y el 4. El 6 no es un mito por que no está afirmando, sino que está sugiriendo algo, bastante torpe por cierto: Tanto puertas afuera como adentro hay explotación: de los chulos y el maltrato no se libras las protitutas dónde sea que ejerzan su oficio.

    Sobre el resto, .. (qué pérdida de tiempo escribir sobre lo obvio,.. pero en fin..):

    2.-El trabajo sexual está ineludiblemente relacionado con el alcohol y las drogas:
    ¿Dónde está el mito?
    Los clientes están practicamente siempre borrachos o drogados.

    3.- El trabajo sexual es humillante, indigno y susceptible de explotación:
    ¿Dónde está el mito? 
    La mujeres que viven esta humillación lo hacen por pobreza, por ignorancia, por abuso. Por que no tiene otra opción. Y en ningún caso se sabe de alguna que decida vivir de esa manera si puede hacer otra cosa (digna) para ganar dinero.

    5.- Las trabajadoras sexuales afean los barrios y perjudican el comercio.
    ¿Dónde está el mito?
    La opinión de una representante del gremio (Haydee Laínez, que además supongo estará siendo remunerada para participar en ese taller) no parece muy objetiva para desmitificar nada.
    Pregunte a quienes han vivido cerca de prostíbulos, a quienes han caminado cerca de prostíbulos, a quienes saben qué es un prostibulo (y tienen un poquito de sentido común para no hablar pendejadas), le dirán, estimada Sylvia, que no pasa un semana sin que hayan incidentes a los que tenga que acudir la policía: riñas, rateros de fiesta, chulos golpeando a sus trabajadoras sexuales, disparos eventuales, menores de edad bebiendo y desvirgandose, etc., etc., etc.

    7.- Hay que crear programas de reeducación para rescatar a las trabajadoras sexuales de las calles y del trabajo sexual.-
    ¿Dónde está el mito?
    Es obvio que estas pobres mujeres viven una tragedia que de poder evitar lo harían sin vacilar. Esto es tan evidente que de querer respaldarlo con datos de una encuesta, seguramente los encuestadores se reirían en nuestra cara.. como cualquiera con un poquito de sentido común.

    Ojalá se pudiera evitar que una persona venda su cuerpo, aplacando la pobreza, brindando mayores oportunidades de educación.

    Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo
    trabajo” es digno incluso en el caso de la prostitución y que, en
    consecuencia, no le molestaría que su hija, hermana, esposa, abuela,
    mamá, quien sea, lo ejerza.  ¿Qué opina Sylvia?

     

  4. Me encantó. Gracias por volver locos a los conservadores desde tu trinchera querida Silvia. Totalmente de acuerdo en cada uno de esos puntos. Es más, el super-mito más cruel que sobrevuela todos aquellos es que una “puta” es una mala persona, indigna de confianza y de ser amada. El nivel de solidaridad y el buen corazón de las trabajadoras sexuales a las que he tenido el placer de conocer es admirable, y le da cátedra de humanidad a cualquier curuchupa. 
    Quienes piensan que no hay nada más humillante que cobrar por servicios sexuales, necesitan abrir los ojos urgente: el mundo esta lleno de situaciones realmente crueles denigrantes. No han oído de la pobreza, por ejemplo, o de la violencia doméstica o de la opresión de la guerra?
    Y por cierto, cobrar por sexo es una fantasía sexual muy común entre las mujeres: hijas, madres, esposas, hemos fantaseado o soñado alguna vez con ser la más deseada de un fantástico burdel (al estilo Doña Bella o al que nos de la gana). Qué horror no? No.

  5. Me encantó. Gracias por volver locos a los conservadores desde tu trinchera querida Silvia. Totalmente de acuerdo en cada uno de esos puntos. Es más, el super-mito más cruel que sobrevuela todos aquellos es que una “puta” es una mala persona, indigna de confianza y de ser amada. El nivel de solidaridad y el buen corazón de las trabajadoras sexuales a las que he tenido el placer de conocer es admirable, y le da cátedra de humanidad a cualquier curuchupa. 
    Quienes piensan que no hay nada más humillante que cobrar por servicios sexuales, necesitan abrir los ojos urgente: el mundo esta lleno de situaciones realmente crueles denigrantes. No han oído de la pobreza, por ejemplo, o de la violencia doméstica o de la opresión de la guerra?
    Y por cierto, cobrar por sexo es una fantasía sexual muy común entre las mujeres: hijas, madres, esposas, hemos fantaseado o soñado alguna vez con ser la más deseada de un fantástico burdel (al estilo Doña Bella o al que nos de la gana). Qué horror no? No.

    • JAJAJA..MUY BUENA TU FANTASIA….  Y SI CREES QUE NO HAY NADA DE MALO, CUMPLE TU FANTASIA Y DE PASO TE GANAS UNAS MONEDITAS…
      NO PIENSO QUE TODAS LAS “TRABAJADORAS SEXUALES” SEAN MALAS PERSONAS…ME IMAGINO QUE COMO CUALQUIER AGRUPACION DE PERSONAS…HAY DE TODO…
      PERO SI BIEN.. NO HAY QUE MITIFICAR EL TEMA, TAMPOCO LO HAGAMOS ALGO MUY NORMAL, LOABLE Y MERITORIO DE SENTIR ORGULLO AL EJERCER ESTE “TRABAJO” , CASO CONTRARIO…… PRONTO ESCUCHAREMOS A NUESTROS HIJOS….QUIERO SER TRABAJADORA SEXUAL….
      ME IMAGINO LA CARA QUE PONDRIA ILEANA Y SILVIA AL ESCUCHAR ESA ORACION, SUPONGO QUE SE SENTIRIAN LAS MADRES MAS ORGULLOSAS DEL MUNDO..

    • JAJAJA..MUY BUENA TU FANTASIA….  Y SI CREES QUE NO HAY NADA DE MALO, CUMPLE TU FANTASIA Y DE PASO TE GANAS UNAS MONEDITAS…
      NO PIENSO QUE TODAS LAS “TRABAJADORAS SEXUALES” SEAN MALAS PERSONAS…ME IMAGINO QUE COMO CUALQUIER AGRUPACION DE PERSONAS…HAY DE TODO…
      PERO SI BIEN.. NO HAY QUE MITIFICAR EL TEMA, TAMPOCO LO HAGAMOS ALGO MUY NORMAL, LOABLE Y MERITORIO DE SENTIR ORGULLO AL EJERCER ESTE “TRABAJO” , CASO CONTRARIO…… PRONTO ESCUCHAREMOS A NUESTROS HIJOS….QUIERO SER TRABAJADORA SEXUAL….
      ME IMAGINO LA CARA QUE PONDRIA ILEANA Y SILVIA AL ESCUCHAR ESA ORACION, SUPONGO QUE SE SENTIRIAN LAS MADRES MAS ORGULLOSAS DEL MUNDO..

      • Estimado Mauricio, el saber no ocupa lugar, ya que veo que te interesa te paso este link para que te enteres un poco más sobre la función y origen de la fantasías sexuales http://www.sexologias.com/html/fantasias.htm.
        Más allá de eso, en la vida real, el trabajo sexual es una forma dura y sacrificada de ganarse la vida, y muchas veces no solo la propia, las trabajadoras sexuales pagan el alimento y el sustento de familiares que no pueden valerse por si mismos  Tu condena moralista a la industria del sexo (supongo nunca viste una porno puesto que se trata de personas teniendo sexo por dinero y eso es el acto más humillante que te puedes imaginar en el mundo), no le puede quitar ese orgullo a ellas ni a sus familias.

        • NO SOY QUIEN PARA QUITAR EL ORGULLO A NADIE….  SOLO QUE DESDE MI OPTICA NO LE VEO  RAZON DE  SENTIR ORGULLO DE UNA DAMITA, QUE EN LUGAR DE TRAPEAR UN PISO O LAVAR LOSA, O CUIDAR UN NIÑO AJENO…. SE ACUESTA CON UN BORRACHO, MAL OLIENTE, O UN  DEGENERADO QUE LE SOLICITA CIERTO TIPO DE SERVICIOS…   POR UNAS MUCHAS O POCAS MONEDAS…
          ME IMAGINO QUE LOS ESPOSOS CONTARAN CON MUCHO ORGULLO A SUS COMPAÑEROS DE TRABAJO…MI ESPOSA ES TRABAJADORA SEXUAL…. O SU HIJO A LOS COMPAÑEROS DE COLEGIO….MI MADRE ES TRABAJADORA SEXUAL.

          • Mauricio, tu no ves razón de orgullo en ser trabajadora sexual. Y entiendo tu sentir personal. Pero esta nota es resumen del testimonio de Haydee Lainez, una trabajadora sexual que ejerce su profesión desde hace 20 años. Esta es su opinión. Ella no habla sobre lo que se imagina que es el trabajo sexual, ni lo que le han contado, ni lo que especula al respecto. Ella habla sobre su experiencia personal y como vocera de su organización.

            Su charla fue extraordinaria y me pareció valioso recogerla en un resumen y publicarla acá.

          • GRACIAS POR ENTENDER MI POSTURA  Y RESPETARLA, …..A PESAR DE NO COMPARTIRLA RESPETO COMO EL QUE MAS LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE ARTICULO, ASI COMO LA LIBERTAD  DE CADA INDIVIDUO DE OPTAR POR SUS PREFERENCIAS SEXUALES, GASTRONOMICAS, LABORALES, RECREATIVAS…EN FIN..
            CREO QUE PARA ESO ESTAMOS ACA…. PARA LUCHAR POR NUESTRAS LIBERTADES

          • Exactamente. Las trabajadoras sexuales que han hecho la elección informada de ejercer este trabajo deben estar no solo en libertad de ejercerlo, sino que merecen atención a sus justos reclamos. Esto hace una sociedad más libre, democrática y empática.

          • También estoy de acuerdo. Es decir, si una persona se siente tan poca cosa como para prostituirse (sin verse obligada a ello), en lugar de ganarse la vida con el intelecto o con sus habilidades particulares. Está en su derecho.

            La misma lógica debería aplicarse a la venta de drogas, debería despenalizarse y quien quiera matarse pues igual está en su derecho. Pero no comparemos la situación de la prostitutas por “vocación” con las de las protitutas obligadas a ello por las injusticias sociales, las cuales con seguridad son la mayoría.

            Releyendo lo que acabo de escribir, creo que podría confundirse con ironía. No es esa mi intención en absoluto.

          • Huy en una de sus frases salta algo que es bastante feo: la discriminación: la que dice “si una persona se siente tan poca cosa como para prostituirse (sin verse obligada a ello), en lugar de ganarse la vida con el intelecto o con sus habilidades particulares.” 
            Nada tiene que ver el hecho de tener preferencias laborales o sexuales con sentirse poca cosa. De hecho recientes estudios de sexualidad y la apertura a este tema ha hecho despertar a una variedad tan florida en gustos y preferencias sexuales en el ser humano que escandalizarían hasta en desasosiego a conservadores del siglo pasado. 
            Poco a poco la sociedad debe tender a aceptar el hecho que hay personas que hacen lo que quieren porque les gusta y hay muchas, muchísimas a las cuales ni de broma les agrada lo que hacen y se quejan de ello día y noche. Entre ellos abogados, periodistas, carpinteros, lavapisos, ingenieros, gigolos, verduleros, canillitas, etc. (acá entre nos lo que nunca quisiera es ser abogado, sepulturero o periodista, jeje).

          • Reitero mi solidaridad con las mujeres que viven esta nefasta tragedia, por pobreza o explotación.

            ¿Discrimino a las prostitutas que han elegido libremente este depolorable oficio, a quienes creen tener tan poco que dar que solo ofrecen lo que cualquiera puede, sexo, su cuerpo, como un trozo de carne sin cerebro? Pues sí.

            Disculpa por discriminar a tan “honrosa profesión”, la de las prsotitutas por “vocación”. Creo que también discrimino a los sicarios, a los estafadores, a los ladrones y a los corruptos. Vaya que soy intolerante, si esta pobre gente simplemente decidió tener la libertad de escoger el oficio que se le viene en gana.

            Lo de la comparación de “preferencias laborales”  es una argucia sin ingenio que ya intentó Silvia en un anterior comentario y que igualmente resultó vergonzosa.

            Como dije:

            Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo
            trabajo” es digno, incluso  la prostitución y que, en
            consecuencia, no le molestaría que su HIJA, hermana, esposa, abuela, mamá lo ejerza.  ¿Va a ser tú el primero Alex?

            Para ser consistente con tu comentario, deberías. (je -je)

          • Demian, puede que tú te sientas poca cosa por realizar ciertas labores remuneradas. Pero acá está el testimonio de Haydee Lainez, trabajadora sexual de profesión, quien no solo no se siente menos por serlo, sino que reinvindica su trabajo y demanda respeto. Me parece que sus palabras son muy válidas viniendo de alguien que -a diferencia tuya- sí ejerce el trabajo sexual, sí opina de lo que sabe. Y sobretodo, alguien como Haydee Lainez que representa a su gremio en foros internacionales. Que está totalmente inteligenciada de su visión, sus metas, su vida y la de sus compañeras de oficio.

            Aquellos que se sientan poca cosa ejerciendo determinados trabajos están en su derecho de abstenerse de hacerlos. Pero no deberían discriminar a nadie por trabajar en lo que deseen. Menos aún desde una moral particular que estigmatiza a la gente; pues lo que es digno para tí, para mi podría no serlo.

            Yo no juzgaría ni menospreciaría a mi hija, nieta, madre, amiga, hermana o conocida por ejercer el trabajo sexual.

          • Silvia, no ponga palabras en mi boca: en ningún momento he manifestado
            nada respecto a mis actividades laborales. No utilice un recurso tan
            primitivo para discutir.  No le queda. Ud. es mejor que eso.

             

            Por otro lado, me sorprenden positivamente sus palabras .
            Felicitaciones. Siempre da gusto encontrarse con personas que son fieles
            a sus convicciones,.. incluso cuando son tan descabelladas como esta.
            Claro que del dicho al hecho…

            No me parece confiable el testimonio de Laínez y, ni de casualidad, creo que sea representativo de la mayoría de prostitutas.

            Pero en fin, saludos.

            DR

          • Demian, usas una pregunta retórica en tu penúltimo comentario: “¿Discrimino a las prostitutas que han elegido libremente este oficio…?” Y tu mismo te contestas: ” pues sí.” Todos esos adjetivos descalificativos como deplorable, vergonzoso, descabellado; menoscaban, discriminan. También es peyorativo el que en el contexto entrecomilles palabras o frases como “honrosa profesión” o “vocación”. Y lo haces sin más razón que por que a tí te parece que el trabajo sexual es un oficio deplorable, vergonzoso o no te parece una vocación o una honrosa profesión, o te parecen los dichos de Lainez descabellados. De nuevo, sin más argumentos que tu opinión moral.

            No te parece confiable Lainez. ¿Cómo así? Es una dirigente de una red que agrupa a 15 países latinoamericanos. Dirigente que ha sido elegida democráticamente. Las trabajadoras sexuales de la RedTraSEx están organizadas, se reunen todo el tiempo, se comunican, tienen claras sus metas, sus objetivos, su visión. No es poco. Infórmate sobre ellas. Seguro luego que leas todo lo que son, cuántas son, dónde están, cuántas veces se reunen, qué contenidos tienen sus charlas; pensarás de otra manera. Por lo menos tendrás mucho mayor conocimiento de causa.

            Finalmente, yo nunca he hablado sobre tu actividad laboral. No podría. No te conozco, no sé a qué te dedicas y no suelo hablar de lo que no sé. Solo sé que escribiste textualmente: “si una persona se considera tan poca cosa como para prostituirse, sin verse obligada a ello…” Y eso es un juicio de valor discriminante para con las trabajadoras sexuales.

          • Silvia, cuando escribes: “Demian, puede que tú te sientas poca cosa por realizar ciertas labores remuneradas.” ..parece como si hablaras directamente sobres mis actividades. Por lo que dices ahora, supongo que habrá sido una confusión, comprensible, como entenderás.

            Voy a informarme más sobre Lainez. Tienes razón en ese sentido. Sin embargo, sí, lo acepto sin reparo, la prostitución me parece una actividad deplorable; y, claro, es un juicio de valor y sentido común lo que respalda mi opinión.

            ¿Cómo se podría describir el mérito del trabajo de una meretriz? ¿Es eso posible? 
            Porque al hacerlo respecto a casi cualquier otro “oficio”, se puede; excepto por supuesto en el caso de las actividades relacionadas al hampa.

            Me queda otra duda, la prostitución simpre está ligada al “oficio” de los proxenetas. ¿En opinión de Lainez, y/o en la tuya, también ese es un trabajo digno?

          • Demian, cuando yo digo “puede” quiero decir que “es posible que}”. No estoy asegurando nada. Digo puede justamente porque no estoy segura. Es casi una adivinanza.

            Cuando tu dices que el trabajo sexual te parece deplorable ese es un juicio de valor que solo atañe a tu formación, a tu pensar. Por el contrario, cuando hablas de sentido común, ahí ya te vas por un sentido universal sobre razonamiento. Estás diciendo que yo, al no considerar al trabajo sexual como oficio indigno, no tengo sentido común. Y eso no es aceptable. El que yo piense diferente a ti, no me descalifica necesariamente, ni me hace irracional, ni me quita sentido común.

            La trabajadora sexual ofrece un servicio que cumple a cabalidad. Sin artilugios, sin mentiras, sin trampas. Lo que ves es lo que hay, por eso es por lo que pagas. Las trabajadoras sexuales tienen una tarifa por servicios sexuales, pero en ellos no se incluye nada que no se pueda tangiblemente obtener. Este acuerdo además se da voluntariamente, entre personas adultas y libres para contratar.

            El proxeneta es una lacra del trabajao sexual. Usufructa de un trabajo que no es el suyo a cambio de una protección que no debería ser necesaria. Cuando además este rol se da a través de la fuerza, la violencia, la humillación, el maltrato y la esclavitud de la mujer, ¿qué te puedo decir? Es un horror.

          • Reitero mi solidaridad con las mujeres que viven esta nefasta tragedia, por pobreza o explotación.

            ¿Discrimino a las prostitutas que han elegido libremente este depolorable oficio, a quienes creen tener tan poco que dar que solo ofrecen lo que cualquiera puede, sexo, su cuerpo, como un trozo de carne sin cerebro? Pues sí.

            Disculpa por discriminar a tan “honrosa profesión”, la de las prsotitutas por “vocación”. Creo que también discrimino a los sicarios, a los estafadores, a los ladrones y a los corruptos. Vaya que soy intolerante, si esta pobre gente simplemente decidió tener la libertad de escoger el oficio que se le viene en gana.

            Lo de la comparación de “preferencias laborales”  es una argucia sin ingenio que ya intentó Silvia en un anterior comentario y que igualmente resultó vergonzosa.

            Como dije:

            Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo
            trabajo” es digno, incluso  la prostitución y que, en
            consecuencia, no le molestaría que su HIJA, hermana, esposa, abuela, mamá lo ejerza.  ¿Va a ser tú el primero Alex?

            Para ser consistente con tu comentario, deberías. (je -je)

          • Reitero mi solidaridad con las mujeres que viven esta nefasta tragedia, por pobreza o explotación.

            ¿Discrimino a las prostitutas que han elegido libremente este depolorable oficio, a quienes creen tener tan poco que dar que solo ofrecen lo que cualquiera puede, sexo, su cuerpo, como un trozo de carne sin cerebro? Pues sí.

            Disculpa por discriminar a tan “honrosa profesión”, la de las prsotitutas por “vocación”. Creo que también discrimino a los sicarios, a los estafadores, a los ladrones y a los corruptos. Vaya que soy intolerante, si esta pobre gente simplemente decidió tener la libertad de escoger el oficio que se le viene en gana.

            Lo de la comparación de “preferencias laborales”  es una argucia sin ingenio que ya intentó Silvia en un anterior comentario y que igualmente resultó vergonzosa.

            Como dije:

            Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo
            trabajo” es digno, incluso  la prostitución y que, en
            consecuencia, no le molestaría que su HIJA, hermana, esposa, abuela, mamá lo ejerza.  ¿Va a ser tú el primero Alex?

            Para ser consistente con tu comentario, deberías. (je -je)

          • Reitero mi solidaridad con las mujeres que viven esta nefasta tragedia, por pobreza o explotación.

            ¿Discrimino a las prostitutas que han elegido libremente este depolorable oficio, a quienes creen tener tan poco que dar que solo ofrecen lo que cualquiera puede, sexo, su cuerpo, como un trozo de carne sin cerebro? Pues sí.

            Disculpa por discriminar a tan “honrosa profesión”, la de las prsotitutas por “vocación”. Creo que también discrimino a los sicarios, a los estafadores, a los ladrones y a los corruptos. Vaya que soy intolerante, si esta pobre gente simplemente decidió tener la libertad de escoger el oficio que se le viene en gana.

            Lo de la comparación de “preferencias laborales”  es una argucia sin ingenio que ya intentó Silvia en un anterior comentario y que igualmente resultó vergonzosa.

            Como dije:

            Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo
            trabajo” es digno, incluso  la prostitución y que, en
            consecuencia, no le molestaría que su HIJA, hermana, esposa, abuela, mamá lo ejerza.  ¿Va a ser tú el primero Alex?

            Para ser consistente con tu comentario, deberías. (je -je)

          • Reitero mi solidaridad con las mujeres que viven esta nefasta tragedia, por pobreza o explotación.

            ¿Discrimino a las prostitutas que han elegido libremente este depolorable oficio, a quienes creen tener tan poco que dar que solo ofrecen lo que cualquiera puede, sexo, su cuerpo, como un trozo de carne sin cerebro? Pues sí.

            Disculpa por discriminar a tan “honrosa profesión”, la de las prsotitutas por “vocación”. Creo que también discrimino a los sicarios, a los estafadores, a los ladrones y a los corruptos. Vaya que soy intolerante, si esta pobre gente simplemente decidió tener la libertad de escoger el oficio que se le viene en gana.

            Lo de la comparación de “preferencias laborales”  es una argucia sin ingenio que ya intentó Silvia en un anterior comentario y que igualmente resultó vergonzosa.

            Como dije:

            Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo
            trabajo” es digno, incluso  la prostitución y que, en
            consecuencia, no le molestaría que su HIJA, hermana, esposa, abuela, mamá lo ejerza.  ¿Va a ser tú el primero Alex?

            Para ser consistente con tu comentario, deberías. (je -je)

          • También estoy de acuerdo. Es decir, si una persona se siente tan poca cosa como para prostituirse (sin verse obligada a ello), en lugar de ganarse la vida con el intelecto o con sus habilidades particulares. Está en su derecho.

            La misma lógica debería aplicarse a la venta de drogas, debería despenalizarse y quien quiera matarse pues igual está en su derecho. Pero no comparemos la situación de la prostitutas por “vocación” con las de las protitutas obligadas a ello por las injusticias sociales, las cuales con seguridad son la mayoría.

            Releyendo lo que acabo de escribir, creo que podría confundirse con ironía. No es esa mi intención en absoluto.

          • También estoy de acuerdo. Es decir, si una persona se siente tan poca cosa como para prostituirse (sin verse obligada a ello), en lugar de ganarse la vida con el intelecto o con sus habilidades particulares. Está en su derecho.

            La misma lógica debería aplicarse a la venta de drogas, debería despenalizarse y quien quiera matarse pues igual está en su derecho. Pero no comparemos la situación de la prostitutas por “vocación” con las de las protitutas obligadas a ello por las injusticias sociales, las cuales con seguridad son la mayoría.

            Releyendo lo que acabo de escribir, creo que podría confundirse con ironía. No es esa mi intención en absoluto.

          • Exactamente. Las trabajadoras sexuales que han hecho la elección informada de ejercer este trabajo deben estar no solo en libertad de ejercerlo, sino que merecen atención a sus justos reclamos. Esto hace una sociedad más libre, democrática y empática.

      • Estimado Mauricio, el saber no ocupa lugar, ya que veo que te interesa te paso este link para que te enteres un poco más sobre la función y origen de la fantasías sexuales http://www.sexologias.com/html/fantasias.htm.
        Más allá de eso, en la vida real, el trabajo sexual es una forma dura y sacrificada de ganarse la vida, y muchas veces no solo la propia, las trabajadoras sexuales pagan el alimento y el sustento de familiares que no pueden valerse por si mismos  Tu condena moralista a la industria del sexo (supongo nunca viste una porno puesto que se trata de personas teniendo sexo por dinero y eso es el acto más humillante que te puedes imaginar en el mundo), no le puede quitar ese orgullo a ellas ni a sus familias.

    • ..y yo no leo por ninguna parte, ni siquiera en el artículo de Silvia, que alguien mencione el “supermito” o que tilde a las trabajadoras sexuales de malas personas. Por supuesto habrán malas personas entre ellas claro, como entre cualquier grupo. ¿Pero dónde está escrito eso Ileana? No lo veo, ni en el artículo, ni en el foro.

      Más bien hay que considerarlas víctimas de una sociedad indolente,  y procurar que existan condiciones para que estas mujeres tengan la posibilidad de vivir de otra manera, que no estén obligadas a ello por pobreza, por ” violencia doméstica, por la opresión de la guerra” (muchas veces causantes de esta actividad) o por cualquier otra adversidad.

      No se trata de ser curuchupas. Se trata de tener sentido común. Esta moda frívola del “liberal a ultranza” se queda solo en las palabras: hoy miran con inocencia a la prostitución (evitando coonsiderear víctimas a las prostitutas)¿qué sigue, observar con indolencia la pedofilia? ¿Es esto liberalismo o mera estupidez?

      Hasta ahora no veo a  nadie que diga, “Si mi hija se convierte en prostituta yo la apoyaré” ¿Va a ser ud. la primera Iliana?

      De una fantasía a la realidad hay una diferencia enorme. Hombres y mujeres tenemos fantasías de violaciones, orgías, intercambios, voyerismo, algunos las realizan con enorme placer. No tiene nada de malo si todos los partícipes lo hacen por voluntad propia, no están obligados a ello. El caso de las prostitutas es completamente distinto, la gran mayoria lo hace por que no tienen otra opción para sobrevivir.

      Seguro hay mujeres que simplemente optan por este oficio sin que haya ninguna injusticia que las obligue a ello. Y bueno, si les parece digno vender el cuerpo, ser apreciadas simplemente por su carne, como la res que cuelga en una carnicería,  como un simple objeto sexual, pues están en su derecho. Apoyo su libertad por estimarse de manera tan baja, aunque me parezca denigrante.

    • ..y yo no leo por ninguna parte, ni siquiera en el artículo de Silvia, que alguien mencione el “supermito” o que tilde a las trabajadoras sexuales de malas personas. Por supuesto habrán malas personas entre ellas claro, como entre cualquier grupo. ¿Pero dónde está escrito eso Ileana? No lo veo, ni en el artículo, ni en el foro.

      Más bien hay que considerarlas víctimas de una sociedad indolente,  y procurar que existan condiciones para que estas mujeres tengan la posibilidad de vivir de otra manera, que no estén obligadas a ello por pobreza, por ” violencia doméstica, por la opresión de la guerra” (muchas veces causantes de esta actividad) o por cualquier otra adversidad.

      No se trata de ser curuchupas. Se trata de tener sentido común. Esta moda frívola del “liberal a ultranza” se queda solo en las palabras: hoy miran con inocencia a la prostitución (evitando coonsiderear víctimas a las prostitutas)¿qué sigue, observar con indolencia la pedofilia? ¿Es esto liberalismo o mera estupidez?

      Hasta ahora no veo a  nadie que diga, “Si mi hija se convierte en prostituta yo la apoyaré” ¿Va a ser ud. la primera Iliana?

      De una fantasía a la realidad hay una diferencia enorme. Hombres y mujeres tenemos fantasías de violaciones, orgías, intercambios, voyerismo, algunos las realizan con enorme placer. No tiene nada de malo si todos los partícipes lo hacen por voluntad propia, no están obligados a ello. El caso de las prostitutas es completamente distinto, la gran mayoria lo hace por que no tienen otra opción para sobrevivir.

      Seguro hay mujeres que simplemente optan por este oficio sin que haya ninguna injusticia que las obligue a ello. Y bueno, si les parece digno vender el cuerpo, ser apreciadas simplemente por su carne, como la res que cuelga en una carnicería,  como un simple objeto sexual, pues están en su derecho. Apoyo su libertad por estimarse de manera tan baja, aunque me parezca denigrante.

    • ..y yo no leo por ninguna parte, ni siquiera en el artículo de Silvia, que alguien mencione el “supermito” o que tilde a las trabajadoras sexuales de malas personas. Por supuesto habrán malas personas entre ellas claro, como entre cualquier grupo. ¿Pero dónde está escrito eso Ileana? No lo veo, ni en el artículo, ni en el foro.

      Más bien hay que considerarlas víctimas de una sociedad indolente,  y procurar que existan condiciones para que estas mujeres tengan la posibilidad de vivir de otra manera, que no estén obligadas a ello por pobreza, por ” violencia doméstica, por la opresión de la guerra” (muchas veces causantes de esta actividad) o por cualquier otra adversidad.

      No se trata de ser curuchupas. Se trata de tener sentido común. Esta moda frívola del “liberal a ultranza” se queda solo en las palabras: hoy miran con inocencia a la prostitución (evitando coonsiderear víctimas a las prostitutas)¿qué sigue, observar con indolencia la pedofilia? ¿Es esto liberalismo o mera estupidez?

      Hasta ahora no veo a  nadie que diga, “Si mi hija se convierte en prostituta yo la apoyaré” ¿Va a ser ud. la primera Iliana?

      De una fantasía a la realidad hay una diferencia enorme. Hombres y mujeres tenemos fantasías de violaciones, orgías, intercambios, voyerismo, algunos las realizan con enorme placer. No tiene nada de malo si todos los partícipes lo hacen por voluntad propia, no están obligados a ello. El caso de las prostitutas es completamente distinto, la gran mayoria lo hace por que no tienen otra opción para sobrevivir.

      Seguro hay mujeres que simplemente optan por este oficio sin que haya ninguna injusticia que las obligue a ello. Y bueno, si les parece digno vender el cuerpo, ser apreciadas simplemente por su carne, como la res que cuelga en una carnicería,  como un simple objeto sexual, pues están en su derecho. Apoyo su libertad por estimarse de manera tan baja, aunque me parezca denigrante.

    • ..y yo no leo por ninguna parte, ni siquiera en el artículo de Silvia, que alguien mencione el “supermito” o que tilde a las trabajadoras sexuales de malas personas. Por supuesto habrán malas personas entre ellas claro, como entre cualquier grupo. ¿Pero dónde está escrito eso Ileana? No lo veo, ni en el artículo, ni en el foro.

      Más bien hay que considerarlas víctimas de una sociedad indolente,  y procurar que existan condiciones para que estas mujeres tengan la posibilidad de vivir de otra manera, que no estén obligadas a ello por pobreza, por ” violencia doméstica, por la opresión de la guerra” (muchas veces causantes de esta actividad) o por cualquier otra adversidad.

      No se trata de ser curuchupas. Se trata de tener sentido común. Esta moda frívola del “liberal a ultranza” se queda solo en las palabras: hoy miran con inocencia a la prostitución (evitando coonsiderear víctimas a las prostitutas)¿qué sigue, observar con indolencia la pedofilia? ¿Es esto liberalismo o mera estupidez?

      Hasta ahora no veo a  nadie que diga, “Si mi hija se convierte en prostituta yo la apoyaré” ¿Va a ser ud. la primera Iliana?

      De una fantasía a la realidad hay una diferencia enorme. Hombres y mujeres tenemos fantasías de violaciones, orgías, intercambios, voyerismo, algunos las realizan con enorme placer. No tiene nada de malo si todos los partícipes lo hacen por voluntad propia, no están obligados a ello. El caso de las prostitutas es completamente distinto, la gran mayoria lo hace por que no tienen otra opción para sobrevivir.

      Seguro hay mujeres que simplemente optan por este oficio sin que haya ninguna injusticia que las obligue a ello. Y bueno, si les parece digno vender el cuerpo, ser apreciadas simplemente por su carne, como la res que cuelga en una carnicería,  como un simple objeto sexual, pues están en su derecho. Apoyo su libertad por estimarse de manera tan baja, aunque me parezca denigrante.

    • ..y yo no leo por ninguna parte, ni siquiera en el artículo de Silvia, que alguien mencione el “supermito” o que tilde a las trabajadoras sexuales de malas personas. Por supuesto habrán malas personas entre ellas claro, como entre cualquier grupo. ¿Pero dónde está escrito eso Ileana? No lo veo, ni en el artículo, ni en el foro.

      Más bien hay que considerarlas víctimas de una sociedad indolente,  y procurar que existan condiciones para que estas mujeres tengan la posibilidad de vivir de otra manera, que no estén obligadas a ello por pobreza, por ” violencia doméstica, por la opresión de la guerra” (muchas veces causantes de esta actividad) o por cualquier otra adversidad.

      No se trata de ser curuchupas. Se trata de tener sentido común. Esta moda frívola del “liberal a ultranza” se queda solo en las palabras: hoy miran con inocencia a la prostitución (evitando coonsiderear víctimas a las prostitutas)¿qué sigue, observar con indolencia la pedofilia? ¿Es esto liberalismo o mera estupidez?

      Hasta ahora no veo a  nadie que diga, “Si mi hija se convierte en prostituta yo la apoyaré” ¿Va a ser ud. la primera Iliana?

      De una fantasía a la realidad hay una diferencia enorme. Hombres y mujeres tenemos fantasías de violaciones, orgías, intercambios, voyerismo, algunos las realizan con enorme placer. No tiene nada de malo si todos los partícipes lo hacen por voluntad propia, no están obligados a ello. El caso de las prostitutas es completamente distinto, la gran mayoria lo hace por que no tienen otra opción para sobrevivir.

      Seguro hay mujeres que simplemente optan por este oficio sin que haya ninguna injusticia que las obligue a ello. Y bueno, si les parece digno vender el cuerpo, ser apreciadas simplemente por su carne, como la res que cuelga en una carnicería,  como un simple objeto sexual, pues están en su derecho. Apoyo su libertad por estimarse de manera tan baja, aunque me parezca denigrante.

    • ..y yo no leo por ninguna parte, ni siquiera en el artículo de Silvia, que alguien mencione el “supermito” o que tilde a las trabajadoras sexuales de malas personas. Por supuesto habrán malas personas entre ellas claro, como entre cualquier grupo. ¿Pero dónde está escrito eso Ileana? No lo veo, ni en el artículo, ni en el foro.

      Más bien hay que considerarlas víctimas de una sociedad indolente,  y procurar que existan condiciones para que estas mujeres tengan la posibilidad de vivir de otra manera, que no estén obligadas a ello por pobreza, por ” violencia doméstica, por la opresión de la guerra” (muchas veces causantes de esta actividad) o por cualquier otra adversidad.

      No se trata de ser curuchupas. Se trata de tener sentido común. Esta moda frívola del “liberal a ultranza” se queda solo en las palabras: hoy miran con inocencia a la prostitución (evitando coonsiderear víctimas a las prostitutas)¿qué sigue, observar con indolencia la pedofilia? ¿Es esto liberalismo o mera estupidez?

      Hasta ahora no veo a  nadie que diga, “Si mi hija se convierte en prostituta yo la apoyaré” ¿Va a ser ud. la primera Iliana?

      De una fantasía a la realidad hay una diferencia enorme. Hombres y mujeres tenemos fantasías de violaciones, orgías, intercambios, voyerismo, algunos las realizan con enorme placer. No tiene nada de malo si todos los partícipes lo hacen por voluntad propia, no están obligados a ello. El caso de las prostitutas es completamente distinto, la gran mayoria lo hace por que no tienen otra opción para sobrevivir.

      Seguro hay mujeres que simplemente optan por este oficio sin que haya ninguna injusticia que las obligue a ello. Y bueno, si les parece digno vender el cuerpo, ser apreciadas simplemente por su carne, como la res que cuelga en una carnicería,  como un simple objeto sexual, pues están en su derecho. Apoyo su libertad por estimarse de manera tan baja, aunque me parezca denigrante.

  6. Me encantó. Gracias por volver locos a los conservadores desde tu trinchera querida Silvia. Totalmente de acuerdo en cada uno de esos puntos. Es más, el super-mito más cruel que sobrevuela todos aquellos es que una “puta” es una mala persona, indigna de confianza y de ser amada. El nivel de solidaridad y el buen corazón de las trabajadoras sexuales a las que he tenido el placer de conocer es admirable, y le da cátedra de humanidad a cualquier curuchupa. 
    Quienes piensan que no hay nada más humillante que cobrar por servicios sexuales, necesitan abrir los ojos urgente: el mundo esta lleno de situaciones realmente crueles denigrantes. No han oído de la pobreza, por ejemplo, o de la violencia doméstica o de la opresión de la guerra?
    Y por cierto, cobrar por sexo es una fantasía sexual muy común entre las mujeres: hijas, madres, esposas, hemos fantaseado o soñado alguna vez con ser la más deseada de un fantástico burdel (al estilo Doña Bella o al que nos de la gana). Qué horror no? No.

  7. Me encantó. Gracias por volver locos a los conservadores desde tu trinchera querida Silvia. Totalmente de acuerdo en cada uno de esos puntos. Es más, el super-mito más cruel que sobrevuela todos aquellos es que una “puta” es una mala persona, indigna de confianza y de ser amada. El nivel de solidaridad y el buen corazón de las trabajadoras sexuales a las que he tenido el placer de conocer es admirable, y le da cátedra de humanidad a cualquier curuchupa. 
    Quienes piensan que no hay nada más humillante que cobrar por servicios sexuales, necesitan abrir los ojos urgente: el mundo esta lleno de situaciones realmente crueles denigrantes. No han oído de la pobreza, por ejemplo, o de la violencia doméstica o de la opresión de la guerra?
    Y por cierto, cobrar por sexo es una fantasía sexual muy común entre las mujeres: hijas, madres, esposas, hemos fantaseado o soñado alguna vez con ser la más deseada de un fantástico burdel (al estilo Doña Bella o al que nos de la gana). Qué horror no? No.

  8. Comparto en parte el criterio de la articulista. Pero no puedo de creer que las trabajadoras sexuales se sientan a gusto con su profesión… claro que… la mayoría de la gente no se siente a gusto con su profesión, es un hecho.
    Bueno pero siguiendo con el tema. Esto debido a que los clientes, en altísimo porcentaje, no podrían ser sino poco deseables, por no decir indeseables. Ya que no es muy fácil en estos tiempo conquistar a las hijas, hermanas o  esposas (que por cierto casi siempre están solas y mal atendidas por sus esposos)  empresarios, militares, ministros (vamos pelucones en general, y muy conservadores todos ellos y ellas) y sin pagar nada, es más en muchas ocasiones sales hasta beneficiado económicamente aunque no lo quieras.
    Es por ello que me atrevo a pensar que aquellos que requieren sus servicios no deben ser muy agradables, deseables o pasables. 
    Lo que si me lleva a la conclusión (es cierto) de que el mundo vive en un estado de hipocresía sistemática. porque: Quien es más degenerada? la que cobra por dar placer sexual o la que no cobra nada?, el individuo que contrata prostitutas en vez de satisfacerse con su esposa o el que satisface a una esposa insatisfecha sin cobrarle nada? 
    Cosas y casos…

    • De acuerdo contigo, no todos amamos el trabajo que realizamos. Pero sucede que Lainez en su coferencia nos mostró datos estadísticos que demuestran que en el gremio de las trabajadoras sexuales sus reclamos van por el hecho del estigma. No por el trabajo en sí. Ella nos contó que en sus 20 años de ejercicio de su profesión, ha visto muy pocas compañeras salir de este oficio. Y quien sale, regresa. Lo extraña, le gusta, lo sabe ejercer y tiene buenos ingresos.

      En fin, este es el testiomonio de una trabajadora sexual. No es mi testimonio. A mí solamente me hace mucho sentido lo que dice Lainez y me parece imprescindible darle un espacio para que este testimonio sea publicado.

      • Pues si, en este sentido estoy plenamente de acuerdo. La sistemática estigmatización de esta profesión, ha provocado la precarización de sus condiciones de trabajo y por ende el desmedro de la calidad de sus servicios. Y en nada ha influido lo que esperan los curuchupas, que es su disminución.
        No se si sea regla general, pero mis propias estadísticas al haber sido amigo de varias chicas que han ejercido esta labor, me dicen sus contínuos avatares y su desánimo por la vida misma. Claro que entre los factores que más influyen es el ser mal vistas por una sociedad hipócrita, cuyos índices de corrupción son altísimos, y no diferencian clases sociales ni prácticas religiosas. Es una pena pero así es.

  9. Como dije en el anterior comentario, eso de desmitificar los puntos 1. y 4. me parece muy bien, se sobreentiende que para ello, en ese taller, se habrá sustentado los argumentos con cifras, con números, no con especulaciones y escasos testimonios, como sospecho se hizo respecto a los demás.

    No me parece verosímil lo que Lainez ha dicho. Supongo que será una prostituta de las que ejercen ese oficio sin verse obligadas a ello (por pobreza, explotación o por la adversidad que sea), lo cual me parece verdaderamente deplorable: una mujer que vende su cuerpo solamente por la facilidad que ello implica para ganar dinero. ¡Qué denigrante para el género femenino y para la condición humana en general! 

    En fin, eso demuestra que al acelerarse nuestro proceso evolutivo, tras conformarse la sociedad,  ciertamente quedaron rezagados los instintos en ralación con el intelecto; y que hay personas, como Lainez, que optan por aprovechar ese desequilibrio, explotándo los instintos, como si hubiera algún mérito en hacer lo que cualquier otra mujer podría y que por dignidad y aprecio por su propia inteligencia no haría. Pero la evolución no tiene un fin, a lo mejor en el futuro nuestra especie consiga el equilibrio.

    Soy optimista en ese sentido. Es muy satisfactorio observar como las mujeres ocupan cada día cargos  más importantes, incluso en un país eminentemente machista como el nuestro. Al parecer nos acercamos a una instancia en la que no existirán ni la lacra del machismo ni la del feminismo. En fin..

    Silvia, creo que la profesión de un abogado  litigante con seguridad entraña dificultades, molestias, estrés dilemas éticos; que al ser piloto se arriega la vida constantemente, pero en realidad no encuentro un paralelo con vender el cuerpo, pues en los dos primeros casos quienes realizan estas actividades no venden sino su destreza intelectual.

  10. Te pasaste Silvita! Qué bueno que se digan estas cosas en Ecuador. Y no
    solo aquí, porque regular la prostitución para que se ejerza de forma
    segura y sin abusos es una de las más urgentes asignaturas pendientes en todo el mundo.

  11. Te pasaste Silvita! Qué bueno que se digan estas cosas en Ecuador. Y no
    solo aquí, porque regular la prostitución para que se ejerza de forma
    segura y sin abusos es una de las más urgentes asignaturas pendientes en todo el mundo.

  12. Por lo menos lo llamas por su nombre, PROSTITUCION… y no “trabajo sexual” como esta dama que a punta de temas escabrosos queiree obtener notoriedad !!!

    • Son quienes conforman la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica quienes han decidido cómo desean llamarse: trabajadoras sexuales, no prostituas. Consideran que el término se ha envilecido y peyorizado y en eso estoy absolutamente de acuerdo con ellas. Concuerdo también en el hecho de que cada quien construye su identidad desde la palabra.  

      Yo personalmente no tengo problema con los términos puta, prostituta, trabajadora sexual. Miro más allá, miro los derechos fundamentales que las mujeres -y las personas- tenemos de ejercer cualquier oficio con libertad.

    • Son quienes conforman la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica quienes han decidido cómo desean llamarse: trabajadoras sexuales, no prostituas. Consideran que el término se ha envilecido y peyorizado y en eso estoy absolutamente de acuerdo con ellas. Concuerdo también en el hecho de que cada quien construye su identidad desde la palabra.  

      Yo personalmente no tengo problema con los términos puta, prostituta, trabajadora sexual. Miro más allá, miro los derechos fundamentales que las mujeres -y las personas- tenemos de ejercer cualquier oficio con libertad.

    • Son quienes conforman la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica quienes han decidido cómo desean llamarse: trabajadoras sexuales, no prostituas. Consideran que el término se ha envilecido y peyorizado y en eso estoy absolutamente de acuerdo con ellas. Concuerdo también en el hecho de que cada quien construye su identidad desde la palabra.  

      Yo personalmente no tengo problema con los términos puta, prostituta, trabajadora sexual. Miro más allá, miro los derechos fundamentales que las mujeres -y las personas- tenemos de ejercer cualquier oficio con libertad.

  13. las cosas por su nombre…. dile PROSTITUCION… NO “TRABAJO SEXUAL”

  14. Este me ha parecido el comentario más respetuoso, inteligente y racional. Por eso pienso copiar y reproducirlo entero, sinceramente no creo que yo hubiera podido decirlo mejor y por lo que leo nadie ha podido rebatirlo con criterios racionales claros. Excelente Demian Romero:

    ..”trabajadoras sexuales, a mucha honra” ¡Vaya! Y yo que pensé que con eso de lo “heteroflexible” se había alcanzado el colmo de la ridiculez…

    Creo que este artículo peca de ingenuo e insulta no solo la inteligencia de quienes lo leemos (con la sola tenativa de tratar de convencer con el absurdo), sino también la de la propia articulista. 

    Sin embargo de los 7 mitos que se mencionan en este texto, estoy de acuerdo con el 1 y el 4. El 6 no es un mito por que no está afirmando, sino que está sugiriendo algo, bastante torpe por cierto: Tanto puertas afuera como adentro hay explotación: de los chulos y el maltrato no se libras las protitutas dónde sea que ejerzan su oficio.

    Sobre el resto, .. (qué pérdida de tiempo escribir sobre lo obvio,.. pero en fin..):

    2.-El trabajo sexual está ineludiblemente relacionado con el alcohol y las drogas: 
    ¿Dónde está el mito? 
    Los clientes están practicamente siempre borrachos o drogados. 

    3.- El trabajo sexual es humillante, indigno y susceptible de explotación:
    ¿Dónde está el mito?  
    La mujeres que viven esta humillación lo hacen por pobreza, por ignorancia, por abuso. Por que no tiene otra opción. Y en ningún caso se sabe de alguna que decida vivir de esa manera si puede hacer otra cosa (digna) para ganar dinero.

    5.- Las trabajadoras sexuales afean los barrios y perjudican el comercio.
    ¿Dónde está el mito?
    La opinión de una representante del gremio (Haydee Laínez, que además supongo estará siendo remunerada para participar en ese taller) no parece muy objetiva para desmitificar nada. 
    Pregunte a quienes han vivido cerca de prostíbulos, a quienes han caminado cerca de prostíbulos, a quienes saben qué es un prostibulo (y tienen un poquito de sentido común para no hablar pendejadas), le dirán, estimada Sylvia, que no pasa un semana sin que hayan incidentes a los que tenga que acudir la policía: riñas, rateros de fiesta, chulos golpeando a sus trabajadoras sexuales, disparos eventuales, menores de edad bebiendo y desvirgandose, etc., etc., etc. 

    7.- Hay que crear programas de reeducación para rescatar a las trabajadoras sexuales de las calles y del trabajo sexual.-
    ¿Dónde está el mito?
    Es obvio que estas pobres mujeres viven una tragedia que de poder evitar lo harían sin vacilar. Esto es tan evidente que de querer respaldarlo con datos de una encuesta, seguramente los encuestadores se reirían en nuestra cara.. como cualquiera con un poquito de sentido común.

    Ojalá se pudiera evitar que una persona venda su cuerpo, aplacando la pobreza, brindando mayores oportunidades de educación.

    Con todo respeto, quisiera leer a una sola persona que piense que “todo 
    trabajo” es digno incluso en el caso de la prostitución y que, en 
    consecuencia, no le molestaría que su hija, hermana, esposa, abuela, 
    mamá, quien sea, lo ejerza.  ¿Va a ser ud. la primera en hacerlo Sylvia? 
    Para ser consistente con su artículo, debería

  15. Otra ves con la ideología libertaria de promover todo lo que es rechazado por la sociedad, socavando las ideas fundamentales de ella.
    Una contradicción clara entre lo que es el feminismo y lo que es la prostitución, La prostitución no se ejerce tan solo en mujeres burdas que se encuentran en la 18 , también la ejercen personajes de la TV Mujeres, que se acuestan con hombres de dinero, Empresarios sean estos jóvenes o viejos , sobre todo vemos a mujeres , modelos de tv con hombres mucho mayores que ellas, es más algunas se las ha visto con ancianos, pero ellas no se acuestan por amor, por atracción , lo hacen simplemente por el dinero que estos hombres les puedan dar, ese tipo de actos como le llaman? ¿Trabajadoras sexuales o Prostitución?, o ¿Putas?, porque es bién sabido que ellas con el trabajo que ostentan tranquilamente pueden vivir, pero la codicia las lleva por más incluso vendiendo sus propios cuerpos por algo más de dinero, la diferencia entre ellas y las chicas de la 18 es que las de la 18 lo hacen por necesidad.

    Aqui otra diferencia, conozco mujeres que jamás se han prostituido a pesar de las necesidades que hayan tenido , trabajan más que sea como lavanderas pero jamás venden su honor.

    Silvia tu quieres rescatar a las prostitutas de la 18 o a las prostitutas de la TV o defiendes a las dos?

  16. Otra ves con la ideología libertaria de promover todo lo que es rechazado por la sociedad, socavando las ideas fundamentales de ella.
    Una contradicción clara entre lo que es el feminismo y lo que es la prostitución, La prostitución no se ejerce tan solo en mujeres burdas que se encuentran en la 18 , también la ejercen personajes de la TV Mujeres, que se acuestan con hombres de dinero, Empresarios sean estos jóvenes o viejos , sobre todo vemos a mujeres , modelos de tv con hombres mucho mayores que ellas, es más algunas se las ha visto con ancianos, pero ellas no se acuestan por amor, por atracción , lo hacen simplemente por el dinero que estos hombres les puedan dar, ese tipo de actos como le llaman? ¿Trabajadoras sexuales o Prostitución?, o ¿Putas?, porque es bién sabido que ellas con el trabajo que ostentan tranquilamente pueden vivir, pero la codicia las lleva por más incluso vendiendo sus propios cuerpos por algo más de dinero, la diferencia entre ellas y las chicas de la 18 es que las de la 18 lo hacen por necesidad.

    Aqui otra diferencia, conozco mujeres que jamás se han prostituido a pesar de las necesidades que hayan tenido , trabajan más que sea como lavanderas pero jamás venden su honor.

    Silvia tu quieres rescatar a las prostitutas de la 18 o a las prostitutas de la TV o defiendes a las dos?

  17. Ya me imagino a cierta “Madre” cuando su hija le diga que quiere ser una trabajadora sexual, ya veo como se sentirá orgullosa que su hija lo seá

  18. Ya me imagino a cierta “Madre” cuando su hija le diga que quiere ser una trabajadora sexual, ya veo como se sentirá orgullosa que su hija lo seá

Los comentarios están cerrados.