Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Revolución de nombres y nada más

Por Jorge Zavala Luque

Desde hace más de dos décadas se ha venido denunciado por parte de los diferentes actores políticos, la decadencia de las principales instituciones y funciones del Estado. Yo crecí, con mi generación, escuchando terribles denuncias en contra del antes llamado Congreso Nacional. Se decía de éste que su accionar iba de acuerdo a la voluntad del partido que haya obtenido la mayoría, que éste partido compraba votos y se hacían cambios de camiseta de última hora por voluntad del famosísimo “hombre del maletín”.

Por Jorge Zavala Luque


Publicidad

Desde hace más de dos décadas se ha venido denunciado por parte de los diferentes actores políticos, la decadencia de las principales instituciones y funciones del Estado. Yo crecí, con mi generación, escuchando terribles denuncias en contra del antes llamado Congreso Nacional. Se decía de éste que su accionar iba de acuerdo a la voluntad del partido que haya obtenido la mayoría, que éste partido compraba votos y se hacían cambios de camiseta de última hora por voluntad del famosísimo “hombre del maletín”.

Recuerdo que cuando se mencionaban las Cortes de Justicia del Ecuador, se las asociaba inmediatamente con algún ex Presidente de la República, pues se presumía que él disponía de los cargos de los jueces y la justicia se impartía siempre y cuando ésta no vaya en contra de sus intereses. La Función Ejecutiva, como es normal, siempre ha sido el blanco de las mayores y fuertes críticas. Ministros de gobierno acusados siempre de nepotismo, de influir en contratos estatales y de abusar del poder para obtener beneficios personales.

En este ambiente de constante corrupción por parte de las funciones estatales, surgió una figura que se autodenominó revolucionaria. Denunció todos los problemas mencionados, y que todos los sabíamos ciertos, y prometió corregirlos dándole mayor solemnidad al Congreso Nacional, independizar las cortes de justicia y poner gente nueva y ajena a los partidos políticos tradicionales en la función ejecutiva.

Con esta promesa Rafael Correa logró convencer al porcentaje necesario para llegar a la presidencia del Ecuador y tal como anunció, inició su revolución, pero esta revolución no comprendía lo que muchos creyeron. Rafael Correa sólo quería una revolución de nombres y nada más.

“Revolucionó” el Congreso Nacional simplemente llamándolo Asamblea Nacional pero decidió que el circo, como él lo llamó, continúe. Se sigue resolviendo lo que la agenda de Alianza País decide y los asambleistas siguen siendo vistos como unos simple levanta manos. Revolucionó al “hombre del maletín” y ahora existen “los asambleistas de mantel” que cambian su voto a última hora y siempre a favor del Gobierno, prueba de esto fue la elección de Vicepresidente de la Asamblea Nacional donde la agenda de votación fue amañada hasta “asegurar” los votos necesarios para País.

La “revolución” de las cortes de justicia iba a ser un poco más complicada pero una consulta popular fue suficiente para instaurar un órgano que ponga jueces a su conveniencia y sancione a los que no sigan su voluntad. Como simple ejemplo tenemos los jueces que han sido sancionados o suspendidos en el caso que el propio Presidente fue actor. Es decir, la revolución de las cortes de justicia comprendió borrar la sombra de un ex Presidente para reemplazarla con el nombre de Rafael Correa.

La Función Ejecutiva ha sido la más “revolucionada”, pero no olviden que siempre en nombres. Se han creado más ministerios que nunca, algunos de éstos no han durado más de un año, como fue el caso del tan publicitado Ministerio del Litoral. Estos nuevos ministerios sin embargo, cumplieron las mismas funciones que los pocos que habían antes y el nepotismo y la influencia de sus cabezas nunca pararon, un pequeño ejemplo de esto son los que se denominaron “Pativideos” que como es normal en una Revolución de nombres, estos casos de corrupción nunca son investigados.

En cuanto a las personas que componen la Función Ejecutiva, creo que tenemos que seguir esperando que llegue “la Revolución” puesto que por ella desfilan personajes que han estado vinculados con partidos políticos tradicionales, como es el caso de los hermanos Alvarado; además personas como Ricardo Patiño han desfilado en cuanto puesto de gobierno sea posible, sin importar si conocen de la materia o no, su sólo nombre y su amistad con el “Revolucionario” son suficiente para asegurarles un sueldo pagado por todos los ecuatorianos.

En conclusión, tras casi 5 años de la autodenominada Revolución Ciudadana tengo que creer que Correa se refería a una Revolución de nombres y nada más. Las denuncias de corrupción en las diferentes instituciones y funciones del Estado en vez de parar se han multiplicado, haciendo de Rafael Correa un presidente que tuvo un gobierno con la oportunidad histórica de revolucionar las bases y fundamentos del país y no hizo nada más que convertirse en el gobierno de la revolución de los nombres.

¿Usted qué opina?

20 Comentarios el Revolución de nombres y nada más

  1. excelente articulo de @yoyozl:twitter en larepublica.ec …. recomendado http://goo.gl/ytFZh

  2. excelente articulo de @yoyozl:twitter en larepublica.ec …. recomendado http://goo.gl/ytFZh

  3. ESTOS MERCENARIOS UTILIZAN LA FRASE REVOLUCIÓN, SOLO PARA TRAER EL CAOS AL PAÍS PORQUE ESO ES O QUE HAY TODOS LOS DÍAS CAOS POR TODOS LADOS. CAOS EN LA FUNCIÓN JUDICIAL, CAOS EN LA ASAMBLEA, CAOS EN LOS HOSPITALES Y HASTA CAOS EN SUS PROPIAS FAMILIAS, COMO NO VA A ESTAR JODIDO MI PAÍS.

  4. De acuerdo con lo descripto, pero el asunto queda: cómo salir de ésta sin volver a lo de antes. Porque fue el desorden y la pobreza de antes lo que hizo buscar a estos “salvadores”…

  5. Asambleistas de mantel (poder legislativo) funcionarios gubernamentales
    escogidos a dedo siendo de esto un atropello para ciudadanos
    completamente preparados (poder ejecutivo) manipulacion total del poder
    judicial. Excelente resumen de @yoyozl,
    con vista a las realidades y atrocidades en contra de los poderes del
    estado que un presidente lo identifica como “revolucion ciudadana”.

  6.  Antes habia corrupcion ahora lo que hay son delicuentes con corbata*,estos robolucionarios sobrepasaron a la partidocracia,son mas avezados,caras de tucos,ambiciosos y cobardes, desde la matriz del circulo rosa hasta el ultimo de los borregos se estan haciendo millonarios cuando antes no tenian ni para el desayuno y andaban con la suela de los zapatos gastados y las medias rotas…ahora mirenlos hasta con guardaespaldas y en carro 4×4.Esa es la revolucion del siglo XXl?….de nombres y bolsillos.

  7. NO ES UNA REVOLUCION DE NOMBRES……. es una revolución que avanza, hace pocos días se le entrego al país el PUENTE MAS GRADE DEL ECUADOR, ayer ante una multitudinaria concurrencia se entrego la obra vial OTAVALO – IBARRA, y vendrán más obras que se irán entregando al pueblo ecuatoriano beneficiario de la labor del mejor PRESIDENTE QUE HA TENIDO EL ECUADOR EN ESTOS ULTIMOS 50 ANOS, Dios te bendiga Correa y te siga dando más sabiduría, estas bastante joven y creemos los ecuatorianos que todavía puedes hacer tres términos más para hacer de nuestro Ecuador el país que todas las grandes mayorías hemos soñado, grandioso, prospero, donde nuestros nietos puedan disfrutarlo, pese a quien le pese la cobarde envidia y toda la familia contrera, cabrera, para poner unos nombres, que no pueden dormir y cotorrean despotricando en contra del PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA,COMO EL QUE CON LOS PANTALONES BIEN AMARRADOS DESBARATO A LAS OLIGARQUIAS ECUATORIANAS Y JUNTO AL PUEBLO LES DARA SEPULTURA EN VOTOS.

    • Pienso que se equivico al escribir,

      “PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA,COMO EL QUE CON LOS PANTALONES BIEN AMARRADOS DESBARATO A LAS OLIGARQUIAS ECUATORIANAS Y JUNTO AL PUEBLO LES DARA SEPULTURA EN VOTOS. ”

      lo correcto es:

      PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA, COMO EL QUE CON LOS CALZONES BIEN ABAJO CREO LA NUEVA OLIGARQUIA ROSADA, Y QUE JUNTO A SUS SECUACES SEPULTO AL PUEBLO…….

    • Pienso que se equivico al escribir,

      “PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA,COMO EL QUE CON LOS PANTALONES BIEN AMARRADOS DESBARATO A LAS OLIGARQUIAS ECUATORIANAS Y JUNTO AL PUEBLO LES DARA SEPULTURA EN VOTOS. ”

      lo correcto es:

      PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA, COMO EL QUE CON LOS CALZONES BIEN ABAJO CREO LA NUEVA OLIGARQUIA ROSADA, Y QUE JUNTO A SUS SECUACES SEPULTO AL PUEBLO…….

    • Pienso que se equivico al escribir,

      “PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA,COMO EL QUE CON LOS PANTALONES BIEN AMARRADOS DESBARATO A LAS OLIGARQUIAS ECUATORIANAS Y JUNTO AL PUEBLO LES DARA SEPULTURA EN VOTOS. ”

      lo correcto es:

      PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA, COMO EL QUE CON LOS CALZONES BIEN ABAJO CREO LA NUEVA OLIGARQUIA ROSADA, Y QUE JUNTO A SUS SECUACES SEPULTO AL PUEBLO…….

    • Pienso que se equivico al escribir,

      “PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA,COMO EL QUE CON LOS PANTALONES BIEN AMARRADOS DESBARATO A LAS OLIGARQUIAS ECUATORIANAS Y JUNTO AL PUEBLO LES DARA SEPULTURA EN VOTOS. ”

      lo correcto es:

      PRESIDENTE QUE PASARA A LA HISTORIA, COMO EL QUE CON LOS CALZONES BIEN ABAJO CREO LA NUEVA OLIGARQUIA ROSADA, Y QUE JUNTO A SUS SECUACES SEPULTO AL PUEBLO…….

    • Muchas de las obras que mencionas se iniciaron antes del su Gobierno, si crees que el mérito de Correa tras tener una Constitución a su antojo y todos los poderes del Estado a su disposición es inaugurar puentes, pues entonces Correa sin duda es el Presidente que deseas. En el resto del comentario veo mucho odio, y separación… creo que prefiero un presidente que no de sepultura a nadie ni desbarate nada, prefiero alguien que dialogue y resulva. En fin, gracias por comentar

  8. Carlos Andrey Tapia Vicuña // viernes 30 de septiembre de 2011 en 17:35 //

    Hay que cuidarse mucho de los términos y nombres empleados, pues al referirse a “algún expresidente” y no a León Febres Cordero, se omite prudencialmente la verdad socialmente aceptada por la ciudadanía, mas se guarda con mucho tino la verdad que procesalmente -la que realmente nos importa- no ha sido demostrada. Dentro del mismo ámbito de prudencia en que se obvia el nombre de León Febres Cordero (pues no se pudo demostrar judicialmente que haya sido dueño de la justicia), ¿es correcto hablar de un “reemplazo” de su sombra por la de -ahora sí con nombre y apellido- Rafael Correa? ¿Qué los diferencia a uno de otro? ¿Por qué omitir un nombre y exponer otro? Después de todo, ninguno ostenta resolución judicial en firme que pueda llevarnos a la certeza absoluta de influencia alguna sobre la administración de justicia.

    • Andrey, con el expresidente era un rumor dificil de comprobar, con Rafael Correa sabemos que el organismo que controla, suspende y administra jueces es de su control. Los 3 miembros provienen de organismos que son controlados por él… quizás dos, pero que no esté seguro de uno es más una esperanza personal (sabes de quién hablo)

    • Es infantil si la polémica la centramos en el número de ministerios, el debate está en el gasto burocrático que implica

  9. Carlos Andrey Tapia Vicuña // viernes 30 de septiembre de 2011 en 18:49 //

    La función ejecutiva del estado es el centro de administración del mismo y por ende, cuna de la burocracia nacional. Que existen más ministerios que en el gobierno anterior, es correcto; estos son potestad absolutamente discrecional del Presidente de la República y responden a las necesidades de la sociedad en cada país. Algunos en el Ecuador se preguntan por qué no existe un Consejo de Ministros (Cuba, España o Perú), o por qué no tener sólo 15 ministerios (Departamentos) como el caso de EE.UU., o un Consejo de Estado (Colombia); podríamos discutir la pertinencia de las diferentes ramas ejecutivas, pero fijarnos únicamente en el número de dependencias para juzgar el desempeño gubernamental, resulta un tanto infantil para mi gusto.

Los comentarios están cerrados.