Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Steve Jobs o la muerte de un genio

Por Carlos Jijón

Escribo en una MacBook Air sobre la muerte de Steve Jobs, el hombre que creó el mundo tal como actualmente lo conocemos. Anoche, poco después de conocerse su deceso, leía en twitter, que el padre de los ordenadores Macintosh, del Ipod, el Iphone y el Ipad, había modelado al mundo de una manera similar a la que en su momento lo hicieron las ideas de hombres como Leonardo Da Vinci o incluso Galileo. Al principio lo creí exagerado, pero realmente no he encontrado argumentos para refutarlo. Menos perteneciendo a una generación que cuando empezó a escribir sus textos, los tipeó en unas cuartillas de papel introducidas en una máquina de escribir Remington y que ahora lo hace en una Mac.

Por Carlos Jijón


Publicidad

Escribo en una MacBook Air sobre la muerte de Steve Jobs, el hombre que creó el mundo tal como actualmente lo conocemos. Anoche, poco después de conocerse su deceso, leía en twitter, que el padre de los ordenadores Macintosh, del Ipod, el Iphone y el Ipad, había modelado al mundo de una manera similar a la que en su momento lo hicieron las ideas de hombres como Leonardo Da Vinci o incluso Galileo. Al principio lo creí exagerado, pero realmente no he encontrado argumentos para refutarlo. Menos perteneciendo a una generación que cuando empezó a escribir sus textos, los tipeó en unas cuartillas de papel introducidas en una máquina de escribir Remington y que ahora lo hace en una Mac.

Quizás para los jóvenes de veinte años esto sea normal. Pero me he enterado ayer de la muerte de Jobs en twitter. Y en seguida he conocido algunos detalles de su vida, contados por él mismo, en un video colgado en YouTube. Cuando yo tenía veinte años debía esperar al noticiero de las ocho para enterarme de lo que ocurría. Ayer, he escuchado de boca del mismo Jobs la historia de cómo su madre, una estudiante universitaria que se había embarazado de un compañero, y que decidió darlo en adopción para continuar sus estudios, condicionó a los adoptantes a comprometerse a enviarlo a la universidad. Y de cómo él, que nunca llegó a graduarse debido a la pobreza de sus padres adoptivos, había logrado cumplir sus sueños gracias a que se había dedicado a lo que amaba y a que había tenido fe en sí mismo.

“Tengan fe”, les dice a los estudiantes recién graduados a los que se dirige. “Fe en tu instinto, en la vida, en el karma, en lo que sea. Porque creer te dará la confianza que necesita tu corazón. Y esta forma de actuar nunca me ha dejado tirado y ha marcado la diferencia en mi vida”. Lo dice un hombre que fue abandonado por su madre, que fue criado por un matrimonio de clase trabajadora, que nunca llegó a graduarse en la universidad, y que cuando ya había fundado Apple, y creía que había triunfado en la vida, fue traicionado por sus socios y despedido de la compañía que había ayudado a levantar. Jobs les dice a los muchachos, que si no aman lo que hacen, y no tienen fe, no podrán levantarse nuevamente cuando caigan. Les cuenta que si no lo hubieran echado de Apple no hubiera fundado Pixar, la empresa de animación más exitosa del mundo, y no hubiera fundado NeXT, cuya tecnología le sirvió para triunfar nuevamente cuando regresó a Apple.

“A veces la vida te da duro con un ladrillo en la cabeza”, dice. “No perdáis la fe. Tenéis que encontrar lo que amáis”. Jobs termina su conferencia contando a los graduados que le han diagnosticado cáncer de páncreas, que ni siquiera sabe dónde queda el páncreas, pero que se ha curado ya gracias a los avances de la medicina entonces existente. Aún no sabe que el cáncer va a reaparecer, y que en los años que siguen nos dará unas nuevas herramientas con los que revolucionó nuestro mundo gracias a una receta anterior a las Mac y las redes sociales. Amar lo que se hace. Y tener fe.

Gracias, Jobs.

10 Comentarios el Steve Jobs o la muerte de un genio

  1. Don Carlos, excelente comentario sobre Mr. Jobs, excelente hombre, soy un fanático de él, mis artículos de computación son Apple,Macintosh, los mejores,  los uso para diseños gráficos.  Admirable que al menos haya dejado de tocar a Correa, imite la Fe de Mr. Jobs…… parece que soplan aires de cambio de los que despotrican contra Correa, EL PRESIDENTE MEJOR EVALUADO EN AMERICA.

  2. Error….. en vez de poner articulo, quise decir, EQUIPOS DE COMPUTACION….. para Editar y gráficos uso Mac Book Pro,  trabajan fast, con los Adobes, todo lo que es Apple 

  3. Error….. en vez de poner articulo, quise decir, EQUIPOS DE COMPUTACION….. para Editar y gráficos uso Mac Book Pro,  trabajan fast, con los Adobes, todo lo que es Apple 

  4. Error….. en vez de poner articulo, quise decir, EQUIPOS DE COMPUTACION….. para Editar y gráficos uso Mac Book Pro,  trabajan fast, con los Adobes, todo lo que es Apple 

  5. Por ciero APPLE  está bien posicionada  en wall street
    El 9 de agosto pasado , la multinacional de la manzana, con sede en la localidad californiana de Cupertino, consiguió superar a la petrolera Exxon y convertirse puntualmente en la empresa con más capitalización bursátil -valor cotizado en Bolsa- del parqué estadounidense, con 341.549 millones de dólares.

    …Por estos días en  que se habla de “codicia”  y de “indignados”

  6. Se necesitan mas Steve Jobs y menos SATRAPAS como chavez y correa.

  7. Se necesitan mas Steve Jobs y menos SATRAPAS como chavez y correa.

  8. Se necesitan mas Steve Jobs y menos SATRAPAS como chavez y correa.

  9. No he visto la conferencia en Stanford, pero la historia de su vida parece de fantasía.

    Con qué poca frecuencia los empresarios hacen historia: siempre hacen historia los políticos o líderes religiosos. Sólo me puedo acordar de Henry Ford como un empresario que, al fallecer, hizo noticia mundial.

    Es curioso porque hay empresas que cambian el mundo con más fuerza que los líderes políticos

  10. No he visto la conferencia en Stanford, pero la historia de su vida parece de fantasía.

    Con qué poca frecuencia los empresarios hacen historia: siempre hacen historia los políticos o líderes religiosos. Sólo me puedo acordar de Henry Ford como un empresario que, al fallecer, hizo noticia mundial.

    Es curioso porque hay empresas que cambian el mundo con más fuerza que los líderes políticos

Los comentarios están cerrados.