Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ley para escritores

Por Alberto Molina Flores

Después de ser aprobada la “Ley para Escritores”, el 4 de octubre de 1933,  Hitler se sentía contento con “su prensa”, como solía decir.

“La confección del contenido intelectual de los periódicos y revistas políticas, publicadas en el territorio del Reich, ejercida como profesión principal o en plan de colaboración aisladas, es un deber público cuyas obligaciones y derechos profesionales determinará el Estado con esta ley. Los portadores de este deber público se llaman redactores. Quien no reúna las exigencias establecidas en la presente ley, no puede ser admitido como redactor”. Esto decía el párrafo 1º de la “Ley de Escritores”, mediante la cual los redactores, que a partir de ese entonces eran los responsables del contenido de los diferentes periódicos, por un lado se libraron  de la influencia de los editores, pero por otro quedaron expuestos a la influencia mucho más rigurosa del partido.

Alberto Molina

Por Alberto Molina Flores


Publicidad

Después de ser aprobada la “Ley para Escritores”, el 4 de octubre de 1933,  Hitler se sentía contento con “su prensa”, como solía decir.

“La confección del contenido intelectual de los periódicos y revistas políticas, publicadas en el territorio del Reich, ejercida como profesión principal o en plan de colaboración aisladas, es un deber público cuyas obligaciones y derechos profesionales determinará el Estado con esta ley. Los portadores de este deber público se llaman redactores. Quien no reúna las exigencias establecidas en la presente ley, no puede ser admitido como redactor”. Esto decía el párrafo 1º de la “Ley de Escritores”, mediante la cual los redactores, que a partir de ese entonces eran los responsables del contenido de los diferentes periódicos, por un lado se libraron  de la influencia de los editores, pero por otro quedaron expuestos a la influencia mucho más rigurosa del partido.

El redactor, que ocupaba una posición parecida a la de un funcionario, ya no se debía sentir, como hasta ese momento, un colaborador del periódico y un empleado del editor, sino un portavoz del Gobierno de Hitler, que estaba llamado a conducir al pueblo hacia los fines deseados por el partido y por el Führer. “En la persona del redactor -así lo formuló Goebbels-, o sea, en el trabajador intelectual, empieza la nueva organización…Su idea base es la transformación de la prensa en un instrumento público y su incorporación legal e intelectual al Estado. El trabajo del redactor es una función pública, ya por su naturaleza es uno de los factores más importantes de enseñanza y educación”.

Goebbels, como Ministro de Propaganda determinó el “camino a seguir” de la radiodifusión, según el “principio del Führer”. Él decidía lo que la radio alemana debía emitir, cómo, cuándo y, finalmente, dónde lo emitirían  (incluyendo órdenes para el uso de cadenas de emisoras).

Goebbels, Ministro de propaganda, escribió el 31 de diciembre de 1944, en el semanario Das Reich: “Hitler es la más grande entre las personalidades que hoy hacen historia; a todos ellos los supera en la previsión de las cosas que están sucediendo. El los supera no sólo en genio e instinto político, sino también en saber, carácter y fuerza de voluntad. Jamás sale una palabra de falsedad o un sentimiento bajo de su boca. El es la verdad en persona. El tiene sexto sentido, o sea el carisma, de ver lo que para los ojos de otros seres humanos es invisible… El es el milagro de los alemanes; sólo él es lo inexplicable, el secreto, y el mito de nuestro pueblo. El gran revolucionario contra un mundo mentiroso y enemigo, contra un mundo de frases y de falsa apariencia, avanza bajo los truenos de las batallas hacia la perfección de su obra histórica”.

Esto ya es historia, historia trágica; ¿pero al mismo tiempo no nos suena familiar y actualizada en nuestro país?

Los ecuatorianos, esto no queremos para nuestra patria; por eso es importante que todos los ciudadanos que amamos la libertad, defendamos nuestros legítimos derechos; el de pensar y expresarnos libremente, respetando la opinión de los demás ciudadanos, es uno de los principios básicos y fundamentales de la democracia; sólo en los regímenes totalitarios no se los respeta.

* Alberto Molina Flores es coronel, en retiro, de las Fuerzas Armadas del Ecuador.

2 Comentarios el Ley para escritores

  1. …………………………..PENSAMIENTO ARBITRARIO…………………………………………

    Impreciso.
    No comprueba la veracidad de lo que
    afirma.
    No analiza, crea sus propias reglas,
    no razonas
    Discurre a saltos

    Cuando un razonamiento lógico tiene aspecto de ser válido sin serlo, le llamamos falacia:
    Las falacias son razonamientos erróneos que parecen válidos.
    La falacia puede o no tener intención de engañar. Hay dos grandes tipos de falacias:
    Falacias formales: las falacias formales son aquellas que no son válidas porque no están
    bien construidas formalmente.

    Ejemplo: Los madrileños (A) son españoles (X).Pepe (B) es español (X), luego no sería
    correcto, porque la forma en que he relacionado las dos premisas no es la adecuada. Pepe
    (B) es madrileño (A)

    Falacias informales: las falacias informales son aquéllas cuya invalidez se debe a una
    incorrección en el contenido de las premisas y no a una incorrección formal. En estos casos
    las premisas no aportan una buena base sobre la cual apoyar la conclusión.
    Ejemplo: Todos los perros (A) son mamíferos (X). Los pájaros (B) son perros (A), luego, Los
    pájaros (B) son mamíferos (X).

    Cuando se elabora una argumentación aparentemente válida con la intención de inducir a
    error, la llamamos sofisma: Los sofismas son argumentaciones aparentemente válidas que
    pretenden inducir a error.

    Ejemplo: El vendedor de coches que intenta convencernos con sus argumentos de que un
    coche es nuevo cuando las evidencias demuestran lo contrario. [

  2. Esta hablando de los Albarados!! y del Correa confundido con Hitler o Mussolini??

Los comentarios están cerrados.