Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tontitos

Por Vicente Albornoz
Quito, Ecuador

Mismo nos creen tontitos. O, al menos, tremendamente inmaduros. Nos creen tan tontitos o inmaduros que nos tratan como a preescolares, a los cuales se les prohíbe las cosas, en lugar de demostrarles por qué son malas, en lugar de tratarles como a adultos a los que se les puede convencer con razones.

Por Vicente Albornoz
Quito, Ecuador


Publicidad

Mismo nos creen tontitos. O, al menos, tremendamente inmaduros. Nos creen tan tontitos o inmaduros que nos tratan como a preescolares, a los cuales se les prohíbe las cosas, en lugar de demostrarles por qué son malas, en lugar de tratarles como a adultos a los que se les puede convencer con razones.

Para un Gobierno con impresionantes capacidades de comunicación, es sorprendente que no se crean capaces de convencernos que beber los domingos es inconveniente. O, al menos, que es inconveniente en la provinciana moral que ellos predican.

Pues no, no podían convencernos, no podían argumentarnos, no podían demostrarnos que tomarse unas cervezas en domingo es inconveniente. Como no podían hacerlo (porque no es tan malo en realidad), entonces lo prohibieron. Prohibieron que se venda licores los domingos.

Como si nos consideraran tontitos, de limitado entendimiento, nada de razonar, nada de argumentar, simplemente prohibir.

Dijeron que era para reducir los homicidios, pero ese es un pésimo argumento porque con datos de Naciones Unidas se puede demostrar que los homicidios no tienen ninguna correlación con el consumo de alcohol. Y menos aún entre alcohol, homicidios y domingos.

Luego llegó la gripe porcina. Dicen que es malo tomar remedios comunes para la gripe cuando se tiene gripe porcina. Les creo. Pero si los argumentos son tan fuertes, por que no los divulgaron, por qué no los ‘socializaron’ en lenguaje neo-revolucionario?

No lo hicieron porque no están acostumbrados a razonar y a convencer. Están acostumbrados a aceptar dogmas ideológicos. Por eso prohibieron todo remedio para la gripe. Con esa maquinaria publicitaria y con esos excelentes comunicadores bien pudieron convencer al país entero que esos remedios no deben tomarse sin prescripción médica.

Pero eso es demasiado pedir. Para el que nunca ha razonado y solo ha indoctrinado, ‘argumentar’ es demasiado pedir.

Después prohibieron los casinos. A mí también me disgustan los casinos, pero hubiera sido mejor que presenten las razones, que nos traten como a adultos, que no convenzan con argumentos que la ‘ludopatía’ es una enfermedad. Pero no, eso también era demasiado pedir.

Ahora prohíben las aspirinas. Dicen que ellas y otros desinflamantes son malos cuando se tiene dengue. Les creo. Pero no les creo civilizados si no son capaces de hacer una campaña diseñada para convencer a personas libres, con criterio y que son capaces de tomar sus propias decisiones.

Ellos son capaces de demostrarnos que, bajo ciertos síntomas, no se debe tomar aspirinas sin receta médica. Son capaces, pero no les nace hacerlo. No les nace respetar las libertades, no nacieron para ser democráticos y nunca aprendieron a respetar al que piensa distinto.

* El artículo de Vicente Albornoz ha sido publicado originalmente en El Comercio.

13 Comentarios el Tontitos

  1. Pero eso es demasiado pedir. Para el que nunca ha razonado y solo ha indoctrinado, ‘argumentar’ es demasiado pedir.

    Después prohibieron los casinos. A mí también me disgustan los casinos, pero hubiera sido mejor que presenten las razones, que nos traten como a adultos, que no convenzan con argumentos que la ‘ludopatía’ es una enfermedad. Pero no, eso también era demasiado pedir.

    Se dijo que los casinos eran malos porque lavaban dinero del narco trafico, porque conceptualmente, si se da un dinero se recibe un beneficioen el caso de  loscasinos no, se lo dijo, otra cosa es que no se escucha.

    Se prohibio el licor los domingos porque el Ecuador es el pais con mas alto indice de alcholismo, se lo dijo a su tiempo, pero el odio no los deja escuchar.

    Se dice que es prohibodo auto medicarse en la costa por la epidemia de denge y es una forma de contrarestarlo, pero en lugar de aceptyar la razon por obia discuten, argumentan, y creen que eso es libertad.

    No es que se trate de tnotitos, pero a una persona que es necia i viceral no se puede combersar y mucho menos dialogar es tan simple como eso su odio no les deja ver.

  2. Hasta cuando esta prensa corrugta  prohibieron los casinos por que lavan dinero de los nacotraficantes y ha ellos no les gusta la competencia pregunten a Patiño.

    Estoy de acuerdo es mejor una campaña de informoción indicando las consecuencias que la prepotencia de la imposición.

  3. Maxi Peñafiel // lunes 26 de marzo de 2012 en 07:58 //

    Y no socializar una ley sobre las reservas de dinero del petróleo como el FEIREP tambien es es creer que fuimos tontitos.

  4. todo lo que hacen es parte de un proceso bien calculado de sometimiento de la masa y desaparicion de la disidencia, siguiendo al pie de la letra la receta cubana enviada por mico-mandante a su muchachito !!!

  5. Matan con 11 tiros a testigo protegido de caso Núquez:

    http://unvrso.ec/00035CN

    (Todavía seguirá leyendo sobre seguirdad ???)

  6. Los que nos creen tontitos son ustedes, con argumentos tan absurdos como estos. 

  7. Professor Hoax // lunes 26 de marzo de 2012 en 15:40 //

    Lo que pasa es que en el siglo XXI el estado quiere convertirse en madre, cura, médico, sicólogo, orientador vocacional, consejero familiar, consejero matrimonial, para que nosotros, los tontitos inmaduros, nos orientemos a lo que ellos sienten, piensen y actúen, por eso debe ser la estúpida propaganda de “cambié el yo por nosotros”.

    Yo no cambio, ni cambiaré el yo por el nosotros, porque yo soy yo, tengo mi forma de pensar y de actuar, lo dicta “mi” personalidad, porque hasta donde sé no existe “nuestra personalidad” ni cosa parecida.

    La misión del estado es proteger, pero no el tipo de protección basada en la prohibición, tipo niño malo, sino en la prevención, educando, ese es su valor, no le pusimos a Hólger en el gobierno para que el budista Elhers me prohíba tomar cerveza en domingo, si la gente, en al ignorancia en que la tienen sometida sus “liberadores” no entiende que puede morirse por automedicarse, entonces una campaña de educación hace mas bien que prohibir y amenazar, pero como a estos pobres desgraciados les educaron a palos y no razonando creen que todos debemos ser educados así.

    Mal te veo Ecuador, así no vamos a ningún lado.

    ¿Hasta cuando te fajas con Roche, Hólger?
    ¿Que pasó con la narcovalija Patiño?

  8. Professor Hoax // lunes 26 de marzo de 2012 en 15:40 //

    Lo que pasa es que en el siglo XXI el estado quiere convertirse en madre, cura, médico, sicólogo, orientador vocacional, consejero familiar, consejero matrimonial, para que nosotros, los tontitos inmaduros, nos orientemos a lo que ellos sienten, piensen y actúen, por eso debe ser la estúpida propaganda de “cambié el yo por nosotros”.

    Yo no cambio, ni cambiaré el yo por el nosotros, porque yo soy yo, tengo mi forma de pensar y de actuar, lo dicta “mi” personalidad, porque hasta donde sé no existe “nuestra personalidad” ni cosa parecida.

    La misión del estado es proteger, pero no el tipo de protección basada en la prohibición, tipo niño malo, sino en la prevención, educando, ese es su valor, no le pusimos a Hólger en el gobierno para que el budista Elhers me prohíba tomar cerveza en domingo, si la gente, en al ignorancia en que la tienen sometida sus “liberadores” no entiende que puede morirse por automedicarse, entonces una campaña de educación hace mas bien que prohibir y amenazar, pero como a estos pobres desgraciados les educaron a palos y no razonando creen que todos debemos ser educados así.

    Mal te veo Ecuador, así no vamos a ningún lado.

    ¿Hasta cuando te fajas con Roche, Hólger?
    ¿Que pasó con la narcovalija Patiño?

  9. Professor Hoax // lunes 26 de marzo de 2012 en 15:40 //

    Lo que pasa es que en el siglo XXI el estado quiere convertirse en madre, cura, médico, sicólogo, orientador vocacional, consejero familiar, consejero matrimonial, para que nosotros, los tontitos inmaduros, nos orientemos a lo que ellos sienten, piensen y actúen, por eso debe ser la estúpida propaganda de “cambié el yo por nosotros”.

    Yo no cambio, ni cambiaré el yo por el nosotros, porque yo soy yo, tengo mi forma de pensar y de actuar, lo dicta “mi” personalidad, porque hasta donde sé no existe “nuestra personalidad” ni cosa parecida.

    La misión del estado es proteger, pero no el tipo de protección basada en la prohibición, tipo niño malo, sino en la prevención, educando, ese es su valor, no le pusimos a Hólger en el gobierno para que el budista Elhers me prohíba tomar cerveza en domingo, si la gente, en al ignorancia en que la tienen sometida sus “liberadores” no entiende que puede morirse por automedicarse, entonces una campaña de educación hace mas bien que prohibir y amenazar, pero como a estos pobres desgraciados les educaron a palos y no razonando creen que todos debemos ser educados así.

    Mal te veo Ecuador, así no vamos a ningún lado.

    ¿Hasta cuando te fajas con Roche, Hólger?
    ¿Que pasó con la narcovalija Patiño?

  10. Ojala Don Albornoz algún día llegue a presidente y nos resuelva todos los problemas. La verdad no se quien nos cree mas “tontitos” 

  11. Ojala Don Albornoz algún día llegue a presidente y nos resuelva todos los problemas. La verdad no se quien nos cree mas “tontitos” 

  12. Es verdad nos creen TONTITOS, este señor piensa asi de los ecuatorianops, su ambición y obscuro pasado le tiene a su alma adormecido, como si los ecuatorianos nos olvidamos como asalto al país, y ahora nos cree mas tontitos, porque tiene un medio en donde informar lo que el quiere y no lo que debe3 decir.
    Ya basta de tus opiniones absurdas y andale con ese cuento a tus amos.
    EL TONTO ERES TU SEÑOR ALBORNOZ, si pienzas que con tus palabraws vas a convencer al pueblo que robaste.

Los comentarios están cerrados.