Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Que nadie diga nada

Por Marlon Puertas
Quito, Ecuador

Porque te puede ir muy mal. Ayer en la tarde, cuatro ciudadanos que aceptaron ser veedores y también investigadores de los contratos que firmaron con el Estado las empresas vinculadas a Fabricio Correa, fueron acusados formalmente por falso testimonio, todo por haber dicho que Rafael sí conocía de esos contratos. Quien los acusa es Rafael, el mismo que los metió en todo esto al decidir crear la veeduría dizque ciudadana, dizque independiente, dizque libre para emitir sus conclusiones.

Por Marlon Puertas
Quito, Ecuador


Publicidad

Porque te puede ir muy mal. Ayer en la tarde, cuatro ciudadanos que aceptaron ser veedores y también investigadores de los contratos que firmaron con el Estado las empresas vinculadas a Fabricio Correa, fueron acusados formalmente por falso testimonio, todo por haber dicho que Rafael sí conocía de esos contratos. Quien los acusa es Rafael, el mismo que los metió en todo esto al decidir crear la veeduría dizque ciudadana, dizque independiente, dizque libre para emitir sus conclusiones.

Los ciudadanos cumplieron su labor y ahora están a punto de ir a la cárcel.

El protagonista de los contratos, Fabricio, ahora es político y hasta tiene partido. Nadie lo acusa de nada.

Los periodistas que sacaron a la luz el tema, Christian Zurita y Juan Carlos Calderón, también fueron enjuiciados por Rafael. Ningún ministro que permitió que esos contratos se den, está procesado judicialmente. Siguen tranquilos, disfrutando la vida y otros continúan gozando la revolución. Y hay costos, obras que ahora valen más, otras retrasadas, el Estado ha perdido, pero ni el fiscal, ni el procurador, ni el contralor, han dicho esta boca es mía.

La justicia se centra en castigar a los que dijeron eso que tanto molestó al presidente. Eso les pasa por denunciar.

Valientes dueños de bares de la zona rosa de Guayaquil, finalmente se cansaron y denunciaron que eran extorsionados por comisarios dependientes de la Gobernación del Guayas. La respuesta inmediata de los excomisarios es que los iban a enjuiciar.

Un policía cumple su deber de vigilar el cumplimiento de los horarios de los locales nocturnos y descubre uno que no lo hace, porque adentro está el entonces gobernador Cuero. Lo reporta y se arma la grande. La respuesta del exgobernador es que va a enjuiciar al policía responsable de haber hecho constar la novedad. Y pide un millón de dólares como indemnización.

Eso le pasa al policía por reportar.

Aquí en el Ecuador está fregado denunciar algo. Mucho menos con quienes ostentan algún gramo de poder, cedido generosamente por la revolución. Los riesgos son altos de caer en desgracia, arruinarse la vida, salir en precipitada fuga.

Los veedores de los contratos de Fabricio son un ejemplo: se quedaron sin casa, están quebrados, nadie los contrata en sus trabajos particulares, son los apestosos de un sistema que los expulsó por contradecir sus designios: Rafael no supo y punto. Él no sabe de cosas malas, por eso tampoco sabe nada de si sus abogados Bert redactaron o no la sentencia que arrojó el juez Juan Paredes. Él sabe de cosas lindas, maravillosas, del avance de la revolución, de las encuestas que lo enamoran cada día más con el poder.

Dignos de admiración aquellos que no se quedan callados, vencen su miedo y hacen frente a situaciones difíciles, con el único objetivo de buscar algo de justicia y frenar tanto atropello. Mucho más admirable, todavía, encarar al único ser que se cree invencible de este país y aún estando enjuiciados por él, ratificarle en su cara lo que opinaron desde el principio. Lo están pagando caro pero su ejemplo es invalorable. Gracias por denunciar.

4 Comentarios el Que nadie diga nada

  1. Ironicamente, en tiempos del gobierno de correa SER HONESTO y DENUNCIAR al CORRUPTO #1 en el pais se ha vuelto el acto mas revolucionario que podemos cometer los ecuatorianos.

    Parapetado en un poder que nunca tuvo y que no merece correa,esta presto a ordenar a sus mastines  atacar a cualquier ciudadano honesto que se atreva a denunciar sus trapacerias.

    Irrisoriamente, hay correanos que tiernamente nos invitan a denunciar los esqueletos guardados, menos los de su mandamas, por supuesto:

    http://www.larepublica.ec/blog/opinion/2012/04/27/espiritu-de-cuerpo/

  2. Un infiltrado servidor de Lucio Gutierrez que  como prueba de su “investigacion” quiso engañar con un VIDEO EDITADO Y MANIPULADO,  como se demostró a la ciudadania…ya el PUEBLO NO COME CUENTOS..los únicos corruptos son ellos mismos ….y LOS AMOS DE WIKILEAKS….ejemplos a seguir…que joyitas estos!!!

  3. Quizas llega, una vez mas , el tiempo del heroismo… y ojo que no estoy llamando a las armas ni nada parecido…

    al contrario, pienso en Ghandi y la India; aunque no usaron violencia, murieron muchos indues para conseguir su libertad.

    Y Maritn Luther king y sus compañeros de raza… murieron muchos para logra que se respetn sus derechos… que reclamaron sin violencia…

    Y los mejicanos que tuvieron que defender su fe contra un gobierno que los perseguia y torturaba en nombre de la “libertad”…

    y así tantos ejemplos..

    Habrá llegado la hora de los héroes-mártires cívicos para dar una verdadera Democracia al Ecuador ???

Los comentarios están cerrados.