Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asuntos militares

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador

La orden de “Yo el Supremo” es clara y contundente: no importa qué digan la Constitución y otras leyes, los militares deben realizar tareas de seguridad interna, y punto. Resulta paradójico y hasta macondiano conocer por la prensa que los policías están capacitando a los militares en tareas que son de su responsabilidad; es decir, los policías haciendo, de los militares, policías. Además, nos informamos que el gobierno ha adquirido bombas lacrimógenas, gas pimienta, armamento y equipo para los militares, para sean empleados en la seguridad interna y que éstos están recibiendo entrenamiento de antimotines; la pregunta del millón: ¿con este entrenamiento y la adquisición de bombas, armamento y equipo señalados será posible combatir el crimen organizado, el narcotráfico, la delincuencia y el terrorismo o van a reprimir las manifestaciones y protestas sociales?

Alberto Molina

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

La orden de “Yo el Supremo” es clara y contundente: no importa qué digan la Constitución y otras leyes, los militares deben realizar tareas de seguridad interna, y punto. Resulta paradójico y hasta macondiano conocer por la prensa que los policías están capacitando a los militares en tareas que son de su responsabilidad; es decir, los policías haciendo, de los militares, policías. Además, nos informamos que el gobierno ha adquirido bombas lacrimógenas, gas pimienta, armamento y equipo para los militares, para sean empleados en la seguridad interna y que éstos están recibiendo entrenamiento de antimotines; la pregunta del millón: ¿con este entrenamiento y la adquisición de bombas, armamento y equipo señalados será posible combatir el crimen organizado, el narcotráfico, la delincuencia y el terrorismo o van a reprimir las manifestaciones y protestas sociales?

Conocemos que el presidente Correa, emitió un decreto para que se renueve 60 días más el estado de excepción en la Asamblea Nacional con el objetivo de que los militares resguarden a esa institución, algo que vienen haciendo desde el 30 de septiembre de 2010. La justificación de Correa es que pese al “proceso intensivo de recomposición institucional del sistema de seguridad” aún existen “secuelas” de la insubordinación policial, lo que “podría generar una gran conmoción interna si la Asamblea Nacional no pudiera ejercer a plenitud sus atribuciones y facultades”.

La Constitución es clara, el Art. 166 dice “El decreto de estado de excepción tendrá vigencia hasta un plazo máximo de 60 días. Si las causas que lo motivaron persisten podrá renovarse hasta por 30 días más…”. Los militares están en la custodia de la Asamblea cerca de 20 meses; al igual que los marinos en Petroecuador estuvieron 25 meses; se está abusando de esta potestad… la Constitución es simplemente papel mojado.

Otro asunto que atañe a los militares, es que los miembros de la patrulla que estaban presuntamente involucrados en el asesinato de tres ciudadanos cuando cumplían labores de patrullaje (es decir de policías), hecho ocurrido el pasado 8 de abril en Guayaquil, han declarado con lujo de detalles cómo uno de los miembros de la patrulla ejecutó los asesinatos. ¡Terrible! Merecen el máximo de sanción; pero la reflexión es que este hecho repudiable es parte del mal empleo de los militares, hemos dicho que en este tipo de actividades se pueden cometer abusos execrables como el señalado.

Para continuar con este especie de “parte militar”, se conoce que las autoridades militares dieron de “baja” a los conscriptos que en días anteriores, en un acto de barbarie, decapitaron a un perro y como una gran hazaña publicaron fotos del sacrifico en facebook; esto es un hecho aislado y no debe involucrarse a todos los militares. Esperemos que en el futuro tengamos buenas noticias y el “parte militar” sea alentador.

* Alberto Molina Flores es coronel, en retiro, de las Fuerzas Armadas del Ecuador.

3 Comentarios el Asuntos militares

  1. Todo sea con el fin de precautelar el órden y la seguridad ciudadana…deberiamos estar agradecidos que el gobierno esta pendiente de los asuntos de seguridad y esta velando por el bienestar de la ciudadanía…si para ese fin hace falta mas personal cualificado, pues que bien utilizar elementos como los de las fuerzas armadas para tan loable fin….LAS INMENSAS MAYORIAS LO AGRADECEMOS Y APOYAMOS ESA DECISION…siempre hay 4 pelagatos que se oponen y le buscan la 5ta pata a los 4 pelagatos…..Y por supuesto que hay que precautelar el correcto funcionamiento del sistema democrático …no vaya a ser que vengan los “que sabemos” , los mismos que estuvieron detrás de la asonada golpista y LOS DE WIKILEAKS quieran desestabilizar y conspirar contra este el mejor gobierno de todos los tiempos…  

  2. EL INTELIGENTE MASHI ESTA DANDO NUEVAS NORMATIVAS PARA EL QUE HACER DIARIO DE LAS FF.AA, ANTE EL SILENCIO COMPLICE DE LOS COMANDANTES DE FUERZAS Y DEL COMANDO CONJUNTO…    SEGURAMENTE ANTE LA INEPTITUD DE LOS MILITARES EN PATRULLAR EL ESPACIO AEREO Y LAS FRONTERAS, LES VA A REPARTIR  GAS LAGRIMOGENO, TOLETES Y PITOS PARA QUE SALGAN A LAS CALLES Y EN UN ARREBATO TIPO “RAMBO” ELIMINEN A CIVILES EN NOMBRE DE LA REVOLUCION.

    PD: LO REFERENTE AL PERRO NO ES TAN AISLADO  Y ESO USTED LO SABE SR MOLINA, SERIA BUENO PREGUNTAR EN LAS ESCUELAS DE FUERZAS ESPECIALES DEL EJERCITO        ( ESCUELA DE SELVA Y CONTRAINSURGENCIA-TIGRES-COMANDOS-PARACAIDISMO ETC ETC)  SI ESO NO SE DA.

  3. Hernan A. Ricaurte // martes 22 de mayo de 2012 en 04:43 //

    Sr. Crnl. Molina, todos sabemos la misión y las funciones que la Constitución asigna a las Fuerzas Armadas pero, si al misericordioso perdonador se le ocurre que todos tienen que satisfacer sus caprichos, bien puede decir, como acostumbra, ” … y, a mí, qué me importa lo que diga la Constitución ?”

Los comentarios están cerrados.