Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La decepción de Facebook

Por Luis Fernando Ayala
Guayaquil, Ecuador

Los últimos días han estado repletos de noticias relacionadas con la apertura de Facebook en la Bolsa de Valores. Sin embargo, toda la expectativa generada por este lanzamiento, ha sido sucedida por una serie de eventos que han dejado mal parada a la compañía: desde fallos en los sistemas transaccionales del NASDAQ el día del lanzamiento, demandas judiciales por entrega de información privilegiada a ciertos clientes del Banco asesor de la emisión[1] y finalmente la abrupta caída en el precio en los días posteriores al IPO, lo que le ha generado millonarias pérdidas a los accionistas de Facebook.

Por Luis Fernando Ayala
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Los últimos días han estado repletos de noticias relacionadas con la apertura de Facebook en la Bolsa de Valores. Sin embargo, toda la expectativa generada por este lanzamiento, ha sido sucedida por una serie de eventos que han dejado mal parada a la compañía: desde fallos en los sistemas transaccionales del NASDAQ el día del lanzamiento, demandas judiciales por entrega de información privilegiada a ciertos clientes del Banco asesor de la emisión,  y finalmente la abrupta caída en el precio en los días posteriores al IPO, lo que le ha generado millonarias pérdidas a los accionistas de Facebook. Todas estas razones (en especial la parte de los millones), harían pensar que el famoso Mark Zuckerberg debería estar muy arrepentido de haber listado a su empresa en la Bolsa, más aún si consideramos que Facebook ni siquiera necesitaba el dinero obtenido. No es ese el caso.

Empecemos por el IPO. Una Oferta Pública Inicial (IPO por sus siglas en inglés) es el proceso  por el cual una empresa coloca sus acciones por primera vez entre los inversionistas a través de una Bolsa de Valores. Las principales ventajas que tiene un IPO son: 1) le permite a la empresa obtener una valoración objetiva de los planes de negocios por parte del mercado, (es decir los precios de la acción suben cuando los inversionistas creen que las cosas marchan bien en la empresa, y cuando no, los precios caen); y 2) le da liquidez a los accionistas (la posibilidad de vender fácilmente sus acciones cuando lo necesiten).

Una de las partes más importantes dentro de un IPO, es la definición del precio al que se venderán las acciones a los inversionistas. Este precio es fijado por la empresa en base a las recomendaciones recibidas por su asesor (en este caso la firma Morgan Stanley), y para lo cual se considera tanto el valor intrínseco de la empresa (que está dado por la capacidad que tiene la empresa para generar ingresos en el futuro, el ritmo de crecimiento y el riesgo) y por el interés generado por la emisión (nivel de demanda). Y es precisamente el alto nivel de demanda por la acción de Facebook (tanto de inversionistas informados como de inversionistas noveleros), lo que llevó a Zuckerberg a decidir elevar el precio de colocación de US$ 28 a US$ 38.

De acuerdo a la valoración realizada por Aswath Damodaran, profesor de Stern (escuela de negocios de NYU) y máximo gurú de las Finanzas Corporativas en el mundo, el valor de la acción de Facebook, asumiendo que la empresa es capaz de mantener un crecimiento de sus ingresos del 40% para los próximos 5 años, debería rondar los US$ 29,  es decir bastante más cercano al rango inicial, que al precio al que finalmente se colocó la acción en el mercado.

Al momento de escribir este artículo, el precio de la acción de Facebook había caído hasta los US$ 32,  es decir un 16% respecto al precio del IPO. Es decir que si los inversionistas que participaron del IPO pagaron US$ 16.000 millones, a la fecha han perdido de US$ 2.560 millones. Eso es mucha plata perdida por parte de muchos inversionistas.

A primera vista pudiera pensarse que Zuckerberg también ha perdido una gran fortuna, ya que al mantener una participación del 22% en Facebook, su inversión pasó de US$ 22.900 millones al precio de US$ 38 a US$ 19.000 millones al precio de US$ 32, pero si comparamos con el valor intrínseco estimado por Damodaran (US$ 29), nos daremos cuenta que al momento Zuckerberg sigue teniendo una utilidad de US$ 1.800 millones, si a esto le sumamos US$ 1.200 millones (su parte en el IPO), llegaremos a la conclusión de que aunque puede haber mucha gente decepcionada por el IPO de Facebook, Mark Zuckerberg tiene 3.000 millones de razones para no estarlo.

1 Comentario el La decepción de Facebook

  1. El asunto de FB fue mas una noveleria financiera con avaricia desmedida, que es lo que se ha estado criticando continuamente a Wall Street. El valor de entre $25 – $29 por accion era lo mas ideal para iniciar la transaccion, considerando que FB es una red social libre y sus ingresos se dan por otras vias. Morgan Stanley se encuentra en un proceso de revision e investigacion ya que lo sucedido desde la apertura del IPO hasta la fecha es un claro caso de manipulacion, que permitio en un par de horas tener ganancias (al subir el precio a $42) para algunos y perdidas para otros (cuando volvio a su valor original de $38 y ahora bajar hasta los $33 -segun ultimas informaciones).

    Como siempre, se da la explicacion de fallas tecnologicas y errores de los underwriters, pero esta ha sido la tonica de la ultima decada de todos los asesores financieros – a los cuales nuestros impuestos ayudaron a evitar que cayeran-.

    El problema de fondo en todo esto no es solo la valoracion de acciones, sino la parte moral y etica. Todos los sistemas cuentan con simulaciones financieras y se ejecutan en diversos escenarios, con la finalidad de determinar el comportamiento de un determinado producto o derivada financiera. Interesante saber que prefieren usar las simulaciones de alto riesgo, pero de ganancia rapida, ya que el interes real de esto es maximizar, asi sea por horas la inversion, sin importar lo que pasa despues, es decir Wall Street aun no aprende la leccion que ha llevado al caos financiero global.

Los comentarios están cerrados.