Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

¿Democratizar la libertad de expresión?

Por Héctor Yépez Martínez
Guayaquil, Ecuador

En estos días, el Presidente Correa ha dado dos muestras inconfundibles de su hostilidad al rol que los medios de comunicación desempeñan en una democracia constitucional. La primera fue la entrevista con Julian Assange, célebre fundador de Wikileaks, a quien el Presidente Correa resumió perfectamente su filosofía sobre los medios. Según Correa, no es cierto que los periodistas sean unos angelitos perseguidos por gobiernos malignos, sino todo lo contrario: los gobiernos son los ángeles y los periodistas son los demonios. Coherente con esa premisa ideológica, el Presidente protagonizó este sábado un segundo incidente, más histriónico: romper un ejemplar del diario La Hora por una publicación que le disgustó e incitar a la ciudadanía a un boicot masivo contra la prensa privada, que consistiría en que la gente deje de comprar cualquier periódico que no sea El Telégrafo, principal diario estatal.

Por Héctor Yépez Martínez
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

En estos días, el Presidente Correa ha dado dos muestras inconfundibles de su hostilidad al rol que los medios de comunicación desempeñan en una democracia constitucional. La primera fue la entrevista con Julian Assange, célebre fundador de Wikileaks, a quien el Presidente Correa resumió perfectamente su filosofía sobre los medios. Según Correa, no es cierto que los periodistas sean unos angelitos perseguidos por gobiernos malignos, sino todo lo contrario: los gobiernos son los ángeles y los periodistas son los demonios. Coherente con esa premisa ideológica, el Presidente protagonizó este sábado un segundo incidente, más histriónico: romper un ejemplar del diario La Hora por una publicación que le disgustó e incitar a la ciudadanía a un boicot masivo contra la prensa privada, que consistiría en que la gente deje de comprar cualquier periódico que no sea El Telégrafo, principal diario estatal.

La tesis del Presidente envuelve una falacia monumental.

Correa comienza con un diagnóstico más o menos cierto de los medios privados, cuando los acusa de cometer errores, perseguir intereses particulares y ejercer una enorme influencia en la vida social que depende de su capacidad económica (“poder fáctico”). Pero luego Correa deduce de ello una conclusión mortal para la democracia: la solución a los abusos de los medios privados se corregiría con la estatización de la comunicación como un bien “público”. Lo que Correa no dice es que los medios públicos tienen exactamente los mismos defectos que los medios privados, pero con riesgos aún más preocupantes.

A diferencia de los medios privados, que pertenecen a varios dueños, los medios públicos responden a uno solo. Y si bien, en teoría, su propietario es el pueblo, a la hora de la verdad tienen un administrador único: el Gobierno de turno. Por tanto, una comunicación concentrada en el Estado desvanece la más remota posibilidad de pluralismo informativo. Además, la función del periodismo político independiente es servir de contrapeso al Gobierno, en la medida en que —con aciertos y errores— investiga a sus funcionarios y permite a la ciudadanía enterarse de sus malos manejos, cuando ocurren. Esa función queda anulada de raíz en un medio estatal: el Gobierno nunca va a revelar a la ciudadanía lo que no le interesa que se sepa.

A Correa no le interesa que los medios mejoren, ni que haya más espacios de información y opinión para enriquecer a la ciudadanía. ¿Pruebas? Lean El Telégrafo o cualquier otro medio público. En la parte política mantienen una línea editorial de defensa acérrima al régimen. Es decir, los medios públicos ejercen la misma influencia parcializada de los privados, solo que en beneficio del Gobierno. La solución de Correa no es más libertad de expresión, sino que ese mismo “poder fáctico”, que tanto critica, pase a ser concentrado bajo la batuta vertical del Estado.

Por tanto, la propuesta de Correa no es corregir los vicios de un oligopolio de medios privados, sino profundizarlos a través de un monopolio de medios públicos. La única diferencia es que, en el último escenario, él sale ganando. La estrategia es maquiavélica: criticar lo “malo” de una situación actual y vender como “bueno” un remedio que en realidad es mucho “peor”.

La tesis de Correa representa un atentado gravísimo a la democracia, que solo funciona en un espacio donde los actores de la sociedad son capaces de opinar e informarse en libertad para elegir a sus representantes y fiscalizarlos en el ejercicio del poder. Sustituir una oferta plural de comunicación por una oferta única maniatada desde el poder político, impediría de raíz cualquier intento de fiscalización ciudadana y daría a Correa una amplia ventaja frente a cualquier posible contendor electoral.

En definitiva, Correa no busca democratizar la libertad de expresión. Busca estatalizarla, que no es lo mismo. O, como decía Molotov, darle más poder al poder… Y ya saben cómo termina la frase.

 * El texto de Héctor Yépez fue publicado originalmente en www.realidadecuador.com

8 Comentarios el ¿Democratizar la libertad de expresión?

  1. A LA REVOLUCION NO LE SATISFACE CONTROLAR TODAS LAS ENTIDADES ENCARGADAS DE VELAR POR LA DEMOCRACIA….  SU AFAN AHORA ES CONTROLAR LO QUE SE DICE Y SE ESCRIBE EN LA PRENSA NACIONAL, PARA JUSTIFICAR SU AUTORITARISMO, Y COMO SEGUNDA INTENCION… EVITAR QUE SALGA A LA LUZ PUBLICA TODA LA PUDRICION QUE RODEA A ESTE CIRCULO DE PODER….

  2. Myriane Elena Neagari // sábado 2 de junio de 2012 en 04:06 //

    Hola Héctor y amigos…
    Conviene al excelentísimo, tratar de acallar las voces que no emiten alabanzas. Es más fácil gobernar donde existe el caos, donde se silencia cualquier opinión distinta y se continúa con la falta de respeto y consideración entre ecuatorianos… No estamos progresando…Estamos involucionando como sociedad, porque quien debería promover el diálogo es quien azuza el ambiente, llenándolo de intolerancia. ¡Buena planificación estratégica!, porque un pueblo atontado, ciego y sordo es presa fácil del desgobierno y del silencio cómplice. 

    Dice Héctor Yépez: …”A Correa no le interesa que los medios mejoren, ni que haya más espacios de información y opinión para enriquecer a la ciudadanía”…”Correa no busca democratizar la libertad de expresión. Busca estatalizarla, que no es lo mismo.”… Y claro, así no habría fiscalización ciudadana y como la otra fiscalización es nula…resultaría súper conveniente. Además, el gobierno bombardea y filtra “noticias”, muchas de ellas insulsas para distraer nuestra atención de lo verdaderamente importante. Evitemos caer en la trampa. No se debería publicar ni comentar temas fútiles. En cambio, debemos reclamar lo que la prensa gobiernista calla… Caso ChukySeven, la valija con cocaína, la úrea del chofer del “niño Alva”, el come cheques, las ambulancias patojas y otras cosillas de las manos ardientes… ¡perdón, me equivoqué!… de las manos limpias.

    Demostremos madurez e inteligencia y evitemos la estulticia.

    • Hola Myriane, en verdad la postura del gobierno no es la mejor, pero será que algún momento la prensa hace un análisis retrospectivo de su accionar, y trata de enmendar sus errores ??.
      Las posiciones de ambos sectores deben estar encaminadas a una reconcilación nacional, y dejar los intereses políticos-económicos-grupales  y anteponer el bien estar de más de 14 millones de ecuatorianos.
      Un gusto saludarte.

      • Myriane Elena Neagari // sábado 2 de junio de 2012 en 18:21 //

        Bienvenido Mauro:  Desde que empecé a opinar en este portal he bregado por mantener un diálogo de altura y respeto porque como bien dices, ambas posiciones debemos anteponer el bienestar de TODOS los ecuatorianos. En cada uno de nosotros está el contribuir con un granito de arena para lograr el tan mentado Musuk Kawsay.

        Sobre la prensa, percibo que está siendo más objetiva, tendrá que mejorar y evitar el sensacionalismo. La prensa independiente trabaja con su propio dinero y nosotros lectores decidimos cuándo y qué leer, qué ver y qué opinar. Si no nos gusta, los medios serán los perjudicados.

        Es poco ético que el primer mandatario arme escenas y promueva la intolerancia y el irrespeto entre su pueblo. Somos libres de leer y ver lo que queramos, no es necesario un “iluminati” que nos imponga sus preferencias. Saludos.

      • Y a tu criterio, cual sector está más dispuesto a anteponer el interés de mas de 14m de ecuatorianos ???

  3. En Italia, los narcotraficantes amigos de los correa ya van a juicio, en Ecuador no pasa absolutamente nada!, ese es el gobierno de las “manos limpias”.

    En cualquier pais del mundo con una verdadera democracia e independencia de poderes ya habrian rodado decenas de cabezas, incluida la del Presidente, por el caso del ChuckyGate, pero en Ecuador no pasa nada!, las “manos limpias” podridas y pestilentes pretenden acallar a la Prensa para tapar sus actos criminales.

  4. Vaya que no aprendemos, y no avanzamos
    Eso es ser retrógrados

    Hace ya casi 4 años envié como lector una opinión que fue publicado en uno de los grandes medios de comunicación escrita, será un poco larga pero permitanme volver a insertarla

    Libre Ecuador

    La diferencia de ideología entre nuestro actual gobierno y algunos medios de comunicación ha hecho resaltar nuevamente un tema  que ha relucido con más agresividad en los últimos años, la Libertad de Expresión.

    El poder opinar, reclamar, comentar, expresarnos sin temor a represalias, un derecho que nos es innato pero por el cual hemos tenido que luchar.

    Pero tal vez estamos pasando por alto otro derecho que está siendo ultrajado en este
    proceso “por el bien común”,  el derecho de la audiencia, los televidentes, lectores y radio escuchas, el derecho de un pueblo democrático.

    Cada programa, artículo o imagen presentada en los medios de comunicación representa  una opinión, un punto de vista válido y necesario  en la sociedad. El público recibe estos mensajes, construye sus propias opiniones y define sus puntos de vista. En este proceso es vital la variedad de opciones, no sólo para obtener mayor cantidad de información y perspectivas, sino también para validar las propias.

    Y es en esa variedad que se encuentra nuestro derecho, el derecho a elegir. Si no estoy de acuerdo con sus puntos de vista puedo cambiar de canal o estación, leer otro artículo o comprar un diario que esté más de acuerdo con mi punto de vista, sería mi decisión basada en las alternativas que tengo.

    ¿Y si no tenemos alternativas?

    Es ese el momento en el que perdemos el mayor regalo que ha recibido el ser humano, ese derecho divino, la Libertad de decisión, el Libre Albedrío.

    Y ahora el gobierno se moviliza para despojarnos de ese derecho bajo el nombre de una revolucion y el capricho de un individuo. Lo peor de todo es que un gran número de ecuatorianos dan como ofrenda este derecho, conjuntamente con su capacidad de análisis.

    Yo creo que no hay movimiento alguno que valga la pena si el precio es renunciar a lo que nos hace humanos.

  5. La falta de democracia, el gran espacio entre ricos y pobres hacen del pais: pasto de la aventura y un populismo arraigado que cambia votos por sanduches y camicetas…

    Mientras en el pais exista esta diferencia, la falta de educacion y la opcion al debate constructivo, el pais continuara de Correa en Correa

    El lavado de cerebro que sufre el pais, gracias a la maquinaria de comunicacion por parte del gobierno, hacen duro el caminar de la oposicion debilitada por el ciego y apacionado egoismo del que se dice “yo soy la mejor opcion para enfrentar al regimen en las proximas elecciones”

    Es el pueblo quien decide “QUIEN ES LA MEJOR OPCION” que con medios como internet y una campana que demuestre un proyecto fiable y realizable, debe elegir… es el pueblo por medio de “PRIMARIAS”

    no solo funciona en Venezuela…funciono en Francia recientemente con François Hollande (izquierda) quien fue elegido en primarias para enfrentar a Sarcozy en las ultimas elecciones, vemos los resultados cuando existe un proyecto politico, tal es el caso que se estan analizando opciones de crecimiento politico-economico en la zona del Euro y que influyen directamente en estados como Alemania, Italia, Inglaterra e incluso en Estados Unidos donde la ultima reunion ha sido clave para cambiar la logica de la austeridad,  insertando en los planes,  politicas de crecimiento…

    En fin… en Ecuador se necesitan PRIMARIAS de manera “URGENTE” para que el pueblo vote el nuevo proyecto de gobernabilidad, eliminando del actual, el autoritarismo y si para esto es necesario reunirse con Uribe o cualquier otra persona de experiencia, no lo veo nada malo, mas bien es positivo contar con observaciones del exterior que permiten adelantar un proceso en democracia. 

Los comentarios están cerrados.