Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los presidenciables

Por María Fernanda Egas
Miami, Estados Unidos

¿Que ya estamos en campaña? Si no hemos dejado de estarlo desde el 2007. Es la constante del gobierno actual. Ni hablar a ciencia cierta de costos, porque ni siquiera se tomaron la molestia de informar el gasto en la campaña por la consulta popular. Ni hablar del milloncito que se gastó durante el Mundial de Fútbol para atacar a la prensa pero que no es nada comparado con cinco años de haber pautado su “mantenimiento” semanal con sabatinas nacionales e internacionales. Ni hablar de que cuenta con la obediencia de los múltiples medios de comunicación mal llamados públicos, cuya consigna clara es la reelección. Ni mencionar las gigantografías del líder supremo que irrumpen en los más bellos paisajes ecuatorianos.

Por María Fernanda Egas
Miami, Estados Unidos


Publicidad

¿Que ya estamos en campaña? Si no hemos dejado de estarlo desde el 2007. Es la constante del gobierno actual. Ni hablar a ciencia cierta de costos, porque ni siquiera se tomaron la molestia de informar el gasto en la campaña por la consulta popular. Ni hablar del milloncito que se gastó durante el Mundial de Fútbol para atacar a la prensa pero que no es nada comparado con cinco años de haber pautado su “mantenimiento” semanal con sabatinas nacionales e internacionales. Ni hablar de que cuenta con la obediencia de los múltiples medios de comunicación mal llamados públicos, cuya consigna clara es la reelección. Ni mencionar las gigantografías del líder supremo que irrumpen en los más bellos paisajes ecuatorianos.

Ni considerar los terribles enemigos externos y los subrepticios nuevos amigos, financistas de la fiesta verde que no quiere terminar. Pero sobre todo, ni pensar en el descaro de las intenciones del Ejecutivo y a la vez candidato para obligar a los medios a no dar cobertura a aquellos que se postulen como candidatos, mientras ellos habrán gozado de seis años de campaña pagada con el dinero del pueblo ecuatoriano.

Sí, lo que empieza es el más ácido de los tiempos, en donde ya están listas las carpetas con bombas de humo, las carpetas con horrores sobre los candidatos que amenacen este gran proyecto que se perfila hasta el 2025, y toda denuncia y sentencia que esta justicia apista resuelve en un pestañear y que no busca más que descalificar y acabar con quien se atreva a denunciar los abusos, la corrupción y la mera delincuencia.

Como el camino ya se lo ha venido labrando desde hace tanto tiempo, va a ser difícil para un banquero como Guillermo Lasso, ex presidente del Banco de Guayaquil, debilitar el estigma de haber sido la banca la responsable de la debacle nacional a fin del siglo pasado, aunque Alvaro Noboa esté también de candidato y los rumores de ser una carta del propio gobierno sean reales, poco le importará y recurrirá al simplismo de poner a todos los banqueros en el mismo saco. Difícil le será encontrarle delitos, infracciones de tránsito, cuentas de luz atrasadas, menos aún juicios por alimentos a Lasso, pero estoy segura de que ya se los buscaron y como no encontraron nada jugoso y útil, enviaron a la Península de Santa Elena a un equipo de un diario oficialista a escudriñar sobre la vida de un hombre humilde y desempleado al que Lasso llamó de amigo, y a quien pretende simbolizar como el ecuatoriano común.

Por supuesto, quien tiene antecedentes en la vida política la verá más difícil y le facilitará la labor a nuestra eficiente –exclusivamente en estos casos- inteligentsia. Así, Paco Moncayo, ex Alcalde de Quito, ya ha recibido ataques en un reciente enlace presidencial, calificándolo como incompetente por haber proyectado el nuevo aeropuerto de la ciudad sin sus debidas vías de acceso, acusación que Moncayo tilda de mentira en su carta abierta Las falacias del Presidente “Usted, SENPLADES, el Ministro de Obras Públicas, la Ministra de Economía y Finanzas de la época, lo saben. La vía técnicamente correcta, Gualo-Puembo, quedó financiada, licitada y realizadas las expropiaciones. ¿Por qué no hicieron la vía, que estaría ya concluida y en servicio? ¿Quién es el incompetente y quiénes son los mediocres e incapaces?”

Y ya que los enlaces presidenciales están sirviendo tan descaradamente para la campaña política verde, aprovecharon para tomar en consideración al novel político Mauricio Rodas, quien respondió en las redes sociales: “En relación con el nuevo ataque del Presidente Correa el pasado sábado, que no hace más que revelar su preocupación ante el surgimiento de una nueva opción política, reiteramos nuestra convicción de que el Ecuador debe siempre dar la bienvenida a los ciudadanos decentes y honestos de todas las nacionalidades del mundo”.

No es de extrañar que resurjan acusaciones que ya se habían hecho anteriormente, como la de golpista al expresidente Lucio Gutiérrez; o la de Eva Golinger, bautizada por Hugo Chávez como “La novia de Venezuela”, contra Lourdes Tibán, quien luego de sonarle bonito ser candidata presidencial, debió suponer que volverían al ataque. Golinger sostiene que Tibán recibe fondos de la USAID, y por tanto, serviría a los intereses de la CIA que consistirían en desestabilizar a este gobierno. Gerard Coffey, en su blog de izquierda, dijo ya hace un año: ”No es de sorprender que las acusaciones en contra de ella huelan a campaña política, diseñada a neutralizar a una rival de alto perfil vinculada con la mayor organización social del país, CONAIE, también opositora acérrima del gobierno.”

Luego del último sondeo que daría al agonizante Hugo Chávez, con cerca de 15 años en el poder venezolano, un empate con el candidato de la concertación, Henrique Capriles, me da un desastroso presagio la falta de resignación de intereses individuales en favor de, probablemente, la última oportunidad de esta década para rescatar nuestras libertades en Ecuador. La #alternativadeunidad es la única ventana para mostrar que se puede hacer una campaña sin el método presidencial de la descalificación y del insulto, y dejar, por un tiempo, al candidato oficialista hablando solo.

Podría ser la mejor estrategia para organizar un debate sin el peso del líder supremo que ya ha fundamentado su marca personal con los impuestos de la ciudadanía y otras fuentes de financiamiento con las que no contaría la concertación. Parece ser pedir mucho a nuestra eterna adolescente clase política. Y la oportunidad es calva.

1 Comentario el Los presidenciables

  1. Ojalá que estos oporunistas que  fungen de defensores de la patria y que hoy se frotan las manos por llegar a ser candidatos a la presidencia de la república (vacante ya casi por seis años), dejen a un lado sus intereses personales y trabajen por apoyar a un solo candidato que nazca de la honestidad, el trabajo y el amor a la patria.

    Es cierto que correa ya tiene cartelones de propaganda por todo el pais en los que habla de trabajo, paz, honestidad y muchas otras cosas mas que correa no tiene ni la menor idea de su significado y como el contumas mentiroso que es, hace gala de esas virtudes!!!!

    Politiqueros ambiciosos, dejen sus necesidades domésticas a un costado y por una vez en su vida de sinverguenzas, piensen en la patria. Ya todo el pais los conocemos lo mediocres y ambiciosos que han sido y siguen siendo y lo único que conseguiran será “hacerle” el juego al payaso de correa para que otra vez y con el apoyo del FRAUDE siga saqueando al Pais.

Los comentarios están cerrados.