Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sobreendeudamiento

Por Carlos Larreátegui
Quito, Ecuador

En su más reciente sabatina, el Presidente levantó la voz de alarma frente al sobreendeudamiento comprobado de 400 000 familias y calificó el hecho como una grave amenaza para la economía. Como era obvio, los ciudadanos comenzamos a debatir el problema revelado para identificar sus causas, dimensionar sus amenazas y proponer salidas. Ante esto, el Presidente atacó e injurió a todos los que opinamos sobre un asunto que él mismo se encargó de poner sobre el tapete. Lo cierto es que las cifras avalan claramente la existencia de un claro sobreendeudamiento con peligros que no pueden ser subestimados.

Por Carlos Larreátegui
Quito, Ecuador


Publicidad

En su más reciente sabatina, el Presidente levantó la voz de alarma frente al sobreendeudamiento comprobado de 400 000 familias y calificó el hecho como una grave amenaza para la economía. Como era obvio, los ciudadanos comenzamos a debatir el problema revelado para identificar sus causas, dimensionar sus amenazas y proponer salidas. Ante esto, el Presidente atacó e injurió a todos los que opinamos sobre un asunto que él mismo se encargó de poner sobre el tapete. Lo cierto es que las cifras avalan claramente la existencia de un claro sobreendeudamiento con peligros que no pueden ser subestimados.

Se habla de sobreendeudamiento cuando los ingresos no resultan suficientes para sufragar los gastos básicos y las deudas contraídas. Este problema surge, generalmente, en economías con enorme liquidez que proyectan una sensación de estabilidad que alienta un mayor consumo. En el caso de Ecuador, los altos precios del petróleo, la inyección forzada de las reservas bancarias privadas, el ritmo descarriado de gasto público y la explosión de créditos del Biess, una institución financiera que no comparte información crediticia con los demás agentes del sistema, han provocado niveles de liquidez sin precedentes.

Lo cierto es que el crédito se ha incrementado en un 20% anual (40% para el crédito de consumo). Hay más tarjetas de crédito, deudores que enfrentan préstamos en más de una institución financiera y una competencia frenética entre los bancos para colocar su liquidez. La experiencia demuestra que en épocas de prosperidad, la confianza de acreedores y deudores sobre la capacidad de pago se acrecienta mientras la evaluación del riesgo se torna laxa. Si a todo eso añadimos un consumidor vulnerable que sucumbe ante la avalancha publicitaria y los engaños seductores de la sociedad de consumo, la mezcla deviene explosiva.

Las consecuencias del sobreendeudamiento familiar repercuten inicialmente en la propia familia que queda expuesta al embargo de su patrimonio. Si el problema se vuelve masivo, las deudas insatisfechas golpean a los bancos que a su vez son deudores del público depositante. En una economía sin moneda propia, un sobreendeudamiento generalizado se transforma en dinamita pura.

Hizo bien el Presidente en identificar el problema. La delicadeza de este asunto demandaba, empero, acciones concretas y prudencia antes que anuncios sonoros que perturbaran al país. En lugar de insultar a quien osa tener una opinión sobre este asunto, el Presidente, a más de controlar la excesiva liquidez y el riesgo crediticio, debería enmendar sus políticas de gasto. La visión del Mandatario de que los bancos no están obligados a colocar dinero en préstamos, es simplista y contradice la obviedad. Estas instituciones son insaciables en su afán de lucro y no dejarán de colocar el último centavo disponible.

3 Comentarios el Sobreendeudamiento

  1. a ver señor, usted no hace diferencias entre endeudamiento de creditos de consumo, y creditos productivos.
    La evidencia de endeudamiento esta empezando en las tarjetas de credito, que tienen interses altos,  El presidente inmformo del problema para que se tomen precausiones, y el efecto se esta logrando, la gente ahora piensa mas en endeudarse. Basicamente los bancos actualmente le ponen trabas para darle un credito de inversion, pero con las tarjetas de credito son flexibles porque? por los intereses mas altos de las tarjetas negocio para los bancos malo para la economia, ya que con una inflacion calculada al 5.75% el crearse una deuda al 17% que cobran las tarjetas de credito, y eso mas el otro porsentaje que le cobran al establecimiento, no es una economia real.
    Analize estos puntos y no emita comentarios a la ligera, ya que un comentario a ligera y no sustentado tecnicamewnte da que pensar dos cosas o que es un ignorantye o que esta manipulando la informacion cual es su posision?

  2. AHORA APARECEN LOS SALVADORES DE LA PATRIA

    NUESTRO PUEBLO SI QUE PADECE DE FALTA DE MEMORIA¡¡¡

    ESTE SEÑOR FUE MINISTRO EN EL GOBIERNO DE JAMIL MAHUAD¡¡

    SI RECUERDAN A DONDE NOS LLEVO ESE GOBIERNO.

    AHORA SALEN HECHOS LOS ANALISTAS. LOS QUE TIENEN LA SOLUCION, MOSTRANDONOS EL CAMINO A SEGUIR.

    LO QUE DEBERIAN HACER ES QUEDARSE CALLADOS, Y DE VERGUENZA DEL DAÑO QUE HICIERON A NUESTRO PAIS, DEBERIAN IRSE A VIVIR JUNTO A JAMIL MAHUAD.

    • Richard Basantes // lunes 11 de junio de 2012 en 14:59 //

      jajaja.. este tipo (Larreátegui) no hace más que quedar mal. No se si en realidad tiene mucha deficiencia en cuanto al conocimiento del tema o tiene muy mala fe.

      Ahora resulta que la gente se sobreendeuda xq gana menos de lo que gasta? jajaja.. Resulta que cada persona es administradora de su propio dinero, y se supone que cada persona debe decidir hasta donde puede gastar en función de sus ingresos y no al revés porque si fuera al revés los sueldos se deberían incrementar cada mes. 

      También resulta que debido a que los bancos no tienen la culpa porque esas instituciones tienen afan de lucro y en otras palabras no les debe interesar si prestan dinero a alguien que no podrá pagar. Qué equivocado el sr. Larreátegui, con razón estuvimos tan mal durante tantos años, por conceptos tan equivocados de gente como este Sr. es que la gente era más pobre y los bancos más ricos. Los bancos, por responsabilidad propia y para cuidar su dinero y el de sus clientes, debe otorgar préstamos verificando no sólo cuanto gana una persona, sino cuando gasta y su nivel de endeudamiento. De hacer caso al ¨maravilloso análisis” del Sr. Larreátegui, terminaríamos en poco tiempo como la banca de España, pero no será así. El gobierno ha detectado el problema y seguramente obligará a los bancos a ser más responsables.

      En el siguiente link podrán escuchar lo que se informó acerca de este tema en la última sabatina: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=m-Q3Wq-Nd9E La cual se resume en lo siguiente:
      a.- 41% de las familias tienen sobreendeudamiento (400000 familias) en el sector financiero
      b.- Contruir aeropuertos, carreteras, hospitales, hidroeléctricas, etc, hace que las familias vayan a buscar plata al banco y el BANCO les preste a sabiendas de que se sobreendeudarán?
      c.- Sector público tiene un 22% de tasa de endeudamiento (en relación al PIB la más baja de la historia).
      d.- Sector empresarial no tiene problemas de endeudamiento.
      e.- Sector hogares (3,810,548), 1 millón obtuvieron créditos de consumo (otorgados por las entidades de financiamiento),  y de este el 41%, es decir, el 10,75% del total de hogares del ecuador muestran indicios de sobreendeudamiento (1 de cada 10 hogares).

Los comentarios están cerrados.