Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Universidad ultrajada

Por Francisco Huerta Montalvo
Guayaquil, Ecuador

Con ese título escribió una de sus múltiples producciones sobre la educación ecuatoriana y sus tan perjudiciales vaivenes, el siempre recordado maestro Alfredo Pérez Guerrero, distinguido, por varios periodos, con la calidad de rector de la Universidad Central del Ecuador. Antes, expresó su pensamiento sobre “Educación y libertad” e igualmente nos legó visiones sobre “La cobardía”.

Por Francisco Huerta Montalvo
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Con ese título escribió una de sus múltiples producciones sobre la educación ecuatoriana y sus tan perjudiciales vaivenes, el siempre recordado maestro Alfredo Pérez Guerrero, distinguido, por varios periodos, con la calidad de rector de la Universidad Central del Ecuador. Antes, expresó su pensamiento sobre “Educación y libertad” e igualmente nos legó visiones sobre “La cobardía”.

Varias generaciones de ecuatorianos se han nutrido de sus enseñanzas, especialmente las que se dedicaron al cultivo del Derecho pero, al entender de muchos analistas de su pensamiento, la contribución fundamental estuvo dada por la acerada defensa de una visión de la autonomía universitaria que no debiera ser irrespetada.

Que autonomía no equivale a extraterritorialidad lo dejó claro y que el Estado tiene deberes que cumplir en cuanto a la vigilancia de la calidad de la enseñanza, también.

Pero, asimismo, que los procedimientos destinados a procurar esa siempre anhelada calidad, deben estar despejados de toda duda, por la transparencia e idoneidad de los métodos empleados para evaluarla.

Cuando no son nada alentadores los resultados de las más recientes evaluaciones de la educación en general y la superior en particular, es oportuno recordar que, a su tiempo, se realizaron severos cuestionamientos al método de dicha evaluación, incluso a su ética, tal cual en su momento plantearon incluso algunos de los actuales dirigentes de la Educación Superior en el país.

Por ello, bueno fuese que en lugar de perseguir y castigar, sin haber vigilado como era debido, se dedicase la acción de las autoridades a prevenir y corregir, so pena de que todo aparezca tan solo como un afán patológico de ejercer poder, más vinculado a la Psiquiatría que a la Política.

No se intenta defender con estas líneas, porque no es posible, (las deficiencias y los abusos, en determinados casos son inocultables) el quehacer de todas las universidades que fueron calificadas en la categoría E. Tampoco la legalidad de todos sus procedimientos; mas, precisamente si se cometieron violaciones estas tendrían que evidenciarse con respeto al debido proceso, antes de perseguir como delito de flagrancia lo actuado por rectores y otras autoridades.

Justamente, aunque en algunos de los casos sería posible atestiguar comportamientos académicamente no idóneos, si resulta lamentable poder contrastar el trato que se les está dando a educadores, mientras se escamotea el esclarecimiento de recientes páginas de vergüenza en la vida nacional, al parecer ahora protegidas con la prohibición de que quienes pueden haberlas escrito, se sometan al cuestionamiento de la prensa libre que todavía subsiste.

Se vive un régimen de distintas varas que miden a conveniencia. ¡Y eso que recién comienza la campaña electoral! Lamentablemente, la Universidad parece haber perdido su voz.

* El texto de Francisco Huerta Montalvo ha sido publicado originalmente en Expreso.

4 Comentarios el Universidad ultrajada

  1. Excelente comentario Pancho, el carpintero Correa emplea las varas para la medicion de acuerdo a sus particulares conveniencias sino veamos como presionó por el caso Carrion, amordazó a la prensa libre pero se mantiene indiferente y hasta pusilamine frente a los casos de la narcovalija, de los chalecos, de los negocios del gran hermano, Viamelsa, Flopec con la conformacion de empresas asentadas en paraisos fiscales, etc. 

  2. ESTE ES UNO DE LOS TIPOS QUE HAN JODIDO AL PAIS , NO IMPORTA DEJALO POBRE, SI DA MALA EDUCACION PERO SALVALO , COMO SI EL CANCER SE SALVA CON UNA SIMPLE PASTILLA ,  ESTE ES UNO DE ESE CIRCULO QUE NO DESEAN NADA BUENO PARA EL RESTO DE LOS ECUATORIANOS MIENTRAS ESTEN DENTRO DEL CIRCULO EL SU FAMILIA Y SU GALLADA NO PASA NADA, LES CONVIENE QUE ESTAS UNIVERSIDADES FUNCIONEN , PESIMOS PROFECIONALES PARA MANIPULARLOS , MIENTRAS SUS ELITES CON PH INTERNACIONALES SEAN LOS QUE LOS MANIPULE , HOY HAY UN GRAN EJEMPLO DE LO QUE DIGO ,CON GRAN DECEPCION SE MOSTRO AL QUE ESTA DETRAS DE LA MAQUINARIA DE DIFAMACION DEL UNIVERSO EL SEÑOR CORTEZ , UN VICENTINO .NO LO QUIERO CREER , GUSTAVO TU SABES COMO ERA LA EDUCACION EN EL VICENTE , HOY ESTE GOBIERNO QUIERE SACAR ADELATE LA EDUCACION , Y TU  ESTA CON ESTA GENTE SI TUVIERAS UNA VERDADERA LIBERTAD DE EXPRESION RENUNVCARIAS A ESTA MAQUINARIA MALEVOLA QUE LO QUE QUIERE ES TENERTE COMO UN PEON MAS , RECAPACITA 

  3. Las evaluaciones son un sistema de control político e ideológico para las universidades. La Universidad no se defiende porque se ha quedado sin líderes.Sus directivos tienen como aspiración mayor integrarse a la burocracia gobiernista. Y los que no aspiran a eso son unos conformistas o son demasiado débiles. Mal panorama

Los comentarios están cerrados.