Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El mal desempeño de Lugo hartó a los paraguayos

Editorial del diario ABC
Asunción, Paraguay

Ante las dudas o bien el abierto rechazo manifestado por algunos países acerca del proceso institucional registrado en el Paraguay entre los días jueves y viernes de la semana pasada, que derivó en la destitución del expresidente Fernando Lugo y la asunción en su reemplazo del doctor Federico Franco, es preciso puntualizar que nuestro país se ciñó estrictamente a las disposiciones constitucionales que establecen la sucesión presidencial y garantizan la preservación del orden democrático.

Editorial del diario ABC
Asunción, Paraguay


Publicidad

Ante las dudas o bien el abierto rechazo manifestado por algunos países acerca del proceso institucional registrado en el Paraguay entre los días jueves y viernes de la semana pasada, que derivó en la destitución del expresidente Fernando Lugo y la asunción en su reemplazo del doctor Federico Franco, es preciso puntualizar que nuestro país se ciñó estrictamente a las disposiciones constitucionales que establecen la sucesión presidencial y garantizan la preservación del orden democrático.

En el Paraguay no se produjo ninguna ruptura del orden constitucional. En virtud del artículo 225 de la Constitución Nacional, el presidente fue sometido a juicio político. Este se sometió al mismo, según lo declaró desde el inicio, “con todas sus consecuencias”. En esa misma tesitura, acató su resultado.

Las Fuerzas Armadas respetaron el proceso civil y aceptaron, como corresponde, el fallo de las instituciones administradas por sus legítimas autoridades. El país está en calma y el nuevo presidente de la República goza del respaldo ampliamente mayoritario de los partidos políticos. ¿Dónde está, pues, el quiebre, la ruptura o la amenaza contra la democracia?

Por lo tanto, pretender aplicar al Paraguay medidas extremas y sanciones internacionales desproporcionadas o revanchistas, como su eventual expulsión de organismos regionales o bien la aplicación de ignominiosos bloqueos políticos, económicos y comerciales, es desconocer completamente no solo el marco jurídico interno que rige nuestra convivencia nacional, sino también avasallar la soberanía nacional y, sobre todo, desconocer la profunda descomposición institucional que el país atravesaba durante la administración del ex presidente Lugo.

Sin duda, en relación con los sucesos históricos recientemente registrados en el Paraguay, algunos países con seguridad adoptarán una postura política guiados por la afinidad ideológica de sus propios mandatarios –como es de prever en el caso de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina–. Sin embargo, otros, menos fanatizados y con mayor sensatez, asumirán patrones de conducta más considerados con las normas de convivencia pacífica y respetuosa de la soberanía contenida en el derecho internacional.

Lo que en ninguno de los casos puede desconocerse es que el pueblo paraguayo, de manera mayoritaria, retiró su confianza al presidente Fernando Lugo por la forma irresponsable, arbitraria y abusiva en que este manejaba los importantes asuntos del Estado. Es de suponer que los embajadores de los países amigos acreditados en el nuestro estaban y están perfectamente informados de lo que aquí venía sucediendo y sucede. Por lo tanto, no nos podemos explicar cómo pueden considerar que todo lo que sucedió aquí la semana pasada carece completamente de valor democrático. Considerarlo así es, cuando menos, tener una interpretación sesgada de la realidad.

Nadie puede desconocer ni desmentir que Fernando Lugo incurrió en mal desempeño de sus funciones. Desde el comienzo engañó al pueblo paraguayo. No existe ninguna forma de ocultar, disminuir u obviar la enorme desilusión sufrida en la Semana Santa de 2009 por esa ciudadanía que, después de haberle otorgado su respaldo político en abril de 2008 a un exobispo de la Iglesia Católica, al que se suponía de vida y costumbres íntegras, descubre que este la había estado burlando miserablemente; que le había ocultado la verdad de su comprometida situación personal al solo efecto de conquistar su voto y acceder al poder. Esto constituyó un fraude alevoso a la buena fe de la gente, porque manipuló la imagen de una institución venerada del pueblo en beneficio personal.

Inmediatamente después de acceder al poder, Fernando Lugo comenzó a demostrar sus controvertidos “métodos” de gobierno, reflejo de su superficial concepción de lo que debe ser el manejo de los importantes asuntos del Estado. La forma arbitraria, desdorosa y maleducada como, en forma reiterativa, produjo el cambio de muchos de sus importantes colaboradores es una muestra de ello: echaba a sus ministros y asistentes más cercanos vía mensajes de texto, por teléfono, estando estos en plenas giras internacionales o, incluso, minutos después de haberlos “confirmado” en sus respectivos cargos, sembrando así el desconcierto e inmerecida humillación entre aquellos que lo rodeaban.

Produjo sin ton ni son una cadena de sucesivos y arbitrarios descabezamientos de las cúpulas militares y policiales, generando en el seno de la fuerza pública un pernicioso estado de incertidumbre, y tratando de forzar el sometimiento de los altos mandos castrenses a una inaceptable ideologización bolivariana. Esta estrategia quedó al descubierto desde un mismo comienzo, cuando las instalaciones del Comando de Ingeniería fueron utilizadas para la realización de un acto de juventudes izquierdistas, en lo que debe ser considerado como el más descarado intento por politizar a las Fuerzas Armadas de la Nación desde la época de la tiranía stronista.

La mayoría de sus promesas electorales fueron incumplidas. Después de haber prometido que impulsaría una “reforma agraria integral”, sentando en una misma mesa de diálogo a todos los involucrados en la sensible problemática rural, se abocó sistemáticamente a avivar los ánimos violentos de los grupos más radicalizados –dejando de lado incluso a las organizaciones campesinas más históricas y tradicionales– para que estos invadieran propiedades privadas a lo largo y ancho del territorio nacional, sembrando de esta forma, él y sus seguidores más cercanos, un constante clima de enfrentamiento entre hermanos y promoviendo la discordia y la lucha de clases, figura expresamente prohibida por la Constitución.

Los “brasiguayos”, los japoneses y en general todas las colectividades extranjeras productoras radicadas en el país fueron y son constantemente objeto de atropellos violentos por parte de campesinos paraguayos azuzados por los esbirros del expresidente.

Pero, además, ¿cómo desconocer los excesos cometidos por el exmandatario en lo que respecta al manejo transparente de la cosa pública, su falta de compromiso con una real y efectiva lucha contra la corrupción? El despilfarro de fondos públicos siguió impunemente en las entidades binacionales de Itaipú y Yacyretá.

Además, en actitud ostensible y condenablemente nepotista, puso el aparato estatal al servicio de su vida personal, repartiendo “generosamente” cargos con importantes retribuciones salariales a sus familiares directos, incluso ordenando contratar en puestos públicos a mujeres con las que tenía hijos no reconocidos, como saltó a luz recientemente. ¿Cuánto habrá tenido que pagar el pueblo paraguayo para que Fernando Lugo mantuviera a sus hijos, para que ocultara la aparición de nuevos casos de filiación o la irrupción de más escándalos sobre su desordenada vida personal?

En suma, la lista es extensa, y no pretendemos aquí agotarla completamente. Solo preguntamos a los señores representantes de la comunidad internacional, a los países amigos y a sus presidentes: ¿cuánto tiempo tolerarían ellos un mandatario que se comportara de esta forma?

Estamos convencidos de que la presidenta Dilma Rousseff o el presidente José “Pepe” Mujica nunca procedería de esta forma. De la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, desde luego, no cabe esperar que se sorprenda, ya que ella no solamente se comportaría de manera similar, sino que acentuaría aun más los excesos y las arbitrariedades, concentrando cada vez más poder político para seguir burlándose de su pueblo y hostigando a sus adversarios políticos.

El mundo tiene que saber que el pueblo paraguayo se hartó de las inconductas del presidente Fernando Lugo, de sus abusos, de su torpeza y de su patética falta de dotes para liderar la República.

La ciudadanía perdió, pues, con justa razón, la confianza en él, como persona y como gobernante.

También nuestro diario, que apostó por él, se sintió defraudado. En este marco, es lógico que todo haya acabado como finalmente concluyó, con el legal desplazamiento del señor Fernando Lugo Méndez del poder, y la entrega de la conducción del país a quien constitucionalmente correspondía.

Los paraguayos hemos tomado esta libre decisión por justificadas razones, y nadie en el exterior debería sentirse ofendido porque hayamos actuado como la conciencia nos dictaba y el derecho nos asistía.

21 Comentarios el El mal desempeño de Lugo hartó a los paraguayos

  1. Cayetano Pillon // domingo 24 de junio de 2012 en 07:00 //

    Por el mismo camino van los otros presidentes a la cabeza Correa.
    <>

  2. Asi es como debe actuar todo parlamento de los paises de America Latina con la transparencia a cada lado y sin cortar el orden constitucional a estos malos mayordomos hay q separarlos y bien expresado al grupito q no le gusta pues decen x sacados en proximas elecciones ya q sus diputados los mantienen aupados pero el pueblo ya se canso.

  3. Sebastian Velasquez // domingo 24 de junio de 2012 en 11:18 //

    En este artículo se habla en nombre de todos lo paraguayos. A Lugo lo destituyó el parlamento, no sus ciudadanos quienes pagarán las consecuencias (buenas y malas) de esa decisión.

    Si fuera por mal desempeño e incumplimiento de promesas ningún presidente del mundo debería culminar su mandato, desde Obama hasta Chávez.

  4. ¿POR QUE NO PUBLICAN EL EDITORIAL DEL DR. ALFREDO BOCCIA,……..POBRE PARAGUAY………… aqui le pongo prestado un fragmento del articulo,……..El proceso político paraguayo ha recibido en estos días una inexplicable puñalada.
    La trabajosa construcción de la democracia avanzó penosamente durante las dos décadas de una transición tutelada por militares y hegemonizada por el Partido Colorado. La alternancia pacífica en el poder significó, por eso, un paso inédito en nuestra historia. Empezábamos a acostumbrarnos al ritmo natural de cambiar presidentes cada cinco años por vía electoral.

    Hasta hace unos días eso no estaba en discusión y los partidos se ocupaban de sus campañas electorales internas. Hasta que ocurrió la masacre de policías y campesinos en CuruguatyEse suceso inesperado, que conmocionó a la ciudadanía, tenía las características de una acción planificada. Hasta ahora, nadie tiene en claro quiénes y con qué fines ordenaron la matanza. Tampoco hay el menor indicio de la participación de Fernando Lugo en el hecho. 
    Pueden leerlo en la prensa paraguaya.

  5. A LOS PARAGUAYOS..O A ESE GRUPITO DE PODER…QUE YO SEPA NO HAN HECHO CONSULTA QUE EL PUEBLO HAYA APROBADO  PARA DESTITUIR A LUGO….A SIDO UN GRUPITO MINUSCULO DE PODER….LAS MENTIRAS CAEN POR SU PROPIO PESO CANALLAS!!!

  6. A mi ya me tiene harto este asunto del Paraguay y mas de la defensa de los trolls del gobierno dolidos porque echaron a uno de la pandilla.  Vienen aquí a llorar las viudas de Lugo como lloraron a Raúl Reyes.

    La gente se cansó del inepto gobierno de Lugo, excepto los que están en la teta, como en todo lado.  Lugo, sin la mas mínima experiencia política, igual de improvisado como sus compinches del siglo XXI con la “honrosa” excepción del borracho violador de Nicaragua, bragueta brava igual que Lugo, ha destazado la institucionalidad del Paraguay, intentó involucrar la política de izquierda con las Fuerzas Armadas, dio carta libre a invasores de tierras con el pretexto de “repartir” la riqueza, abusó de su posición al hacer que a sus concubinas se les diera cargos públicos para callarlas, y lo que es peor, faltó a un juramento que le hizo a la institución a la cual servía, la iglesia.  Este último acto sirve para descalificar moralmente a este hombre, porque traicionar los principios que uno se compromete a respetar es una acción tan vil que no tiene ni siquiera nombre en nuestro idioma.

    Bucarám y Gutierrez fueron echados en menos de los dos días que se tomaron para destituir a Lugo, yo también estuve en esos momentos por si acaso.  ¿Donde estaban los defensores de la legalidad en ese momento?  ¿Salieron los corinos, pedros, jose y toda la fauna defensora de Lugo a reclamar la ilegalidad del hecho?  No, seguro que estaban festejando con los forajidos.  Mahuad fue sacado del poder por un golpe de estado, si porque recuerden que Lucio y los otros se declararon triunvirato a cargo del poder, y ¿donde estaban Correa y los demás?

    Recuerden que Hólger fue miembro de un gobierno puesto por el congreso que destituyó a Gutierrez, y aceptó de buen agrado el Ministerio de Finanzas, ahí si no le hizo ascos, a pesar del poco tiempo que tomó destituirlo, menos que a Lugo.

    Y para poner la cereza al pastel, ahora Lugo ya está armando revuelo, eso me huele a consejo de Hugorila él hace esas cosas, luego de aceptar, lo dije en su momento de labios para afuera, la decisión del parlamento paraguayo.  ¿Que quiere recuperar?  Nada, lo que quiere es quedar como héroe del socialismo del siglo XXI, que fue sacado por los poderes fácticos y la prensa “corrugta”, eso es lo que quiere, quedar como el redentor de masas que ha sido injustamente crucificado, pero no va a pasar, de acuerdo a informes de prensa los paraguayos están muy tranquilos, dispuestos a comenzar una nuea semana de trabajo, preocupados eso sí por el bloqueo al petróleo que les ha impuesto Chávez, vuelve a hablar del bloqueo a Cuba gorila infame y te dan en el hocico, pero que sabrán, estoy seguro, resolverlo con ese espíritu que tanto admiré en ese noble y sufrido pueblo(menos que nosotros cabe aclararlo), mas ahora que hay un payaso menos en la carpa del siglo XXI.

    • “Nosotros no respaldamos al Gobierno sirio ‘per-se’, al presidente
      (Bachar al Asad), al que no conozco, no conozco Siria; jamás vamos a
      respaldar la violencia, venga de donde venga, lo que respaldamos es la
      soberanía siria, la solución pacífica de los conflictos, la solución
      democrática”
      (correa sic)

      Una MENTIRA mas del caudillo.

    • ESTA OPINIÓN  DICE SER DE UN  PROFESOR, SEGURO QUE ERES PROESHOR LIBERTARIO POR NACIMIENTO POR VOCACIÓN Y CONVICCIÓN DEL M.P.D.
      EN 2 DÍAS DE PARAGUAY  ESTA HARTO Y EN EL CASO DEL UNIVERSO LLEVA MUCHO MAS TIEMPO Y TIENE HARTO A TODOS LO ECUATORIANOS  ESO DEBE TENERTE HARTO PROESHORCILLO

  7. Ahí si respeta la soberanía el majadero, que igual respete la soberanía del Paraguay, los asuntos del Paraguay lo resuelven los paraguayos.  Recuerden cuando vino el Secretario General de la OEA durante la bajada del poder al loco que ama, le dijimos exactamente eso, que eso lo resolvíamos nosotros, bueno Hólger no porque creo que no estaba aquí sino en alguna de sus becas, y lo resolvimos nosotros y punto.  Los paraguayos ya están grandecitos como para necesitar niñera, y peor una con cara de orangután.

  8. FERNANDOOOOOOOOO, ASALTARON LA TV PUBLICA DEL PARAGUAY, RECLAMA CON TODOS LOS DEL GRUPO RETARDATARIO QUE DIRIJE EL PROFESOR MENTIROSO, SE ESTA CCOARTANDO LA LIBERTAD DE EXPRESION, SE HA CALLADO LA VOZ DEL PUEBLO PARAGUAYO, ¿DONDE ESTA LA SIP? DONDE ESTA MONTANER, VARGAS LLOSA, DONDE ESTAN TODOS LOS ESBIRROS Y PELAFUSTANES?????????? 
    ESTAN CALLADOS, CLAARO QUE SI, PODEMOS VER QUE ESTOS VENDE PATRIAS SOLAMENTE PROTESTAN ES CUANDO SE ATACA A LOS ASALTANTES DE BANCOS, A LA PRENSA CORRUPTA, A LOS EVASORES DE IMPUESTOS, QUE CONTRATAN A PERSONAS INESCRUPULOSAS QUE PORUN SUELDITO MISERABLE QUE LES PAGAN PARA QUE SE PONGAN EN LAS PAGINAS WEB A DESPOTRICAR EN CONTRA DE LOS GOBIERNOS PROGRESISTAS, SIN TENER EL MENOR CONOCIMIENTO DE LO QUE DICEN.
    DAN PENA TODOS ESTOS SEMOVIENTES QUE NO LES IMPORTA LA PATRIA SINO HACER MALDAD.
    SE LIMPIAN LA BOCA ANTES DE COMER, LES PONEN UN TITULAR MENTIROSO, Y COMIENZAN A DEVORARLOS, COMO HIENAS A SUS PRESAS, CON IMAGINACIONES, SUPOSICIONES, “ANALISIS”EL BURRITO SAVANERO, QUE DICE SER VIDENTE Y PRONOSTICO QUE HABRA CORREA PARA RATO, Y VAN A RECIBIR LA DEL ZORRO, ESPECIALISTA EN PONER VIDEOS FABRICADOS POR ORTIZ Y DONDE PRESENTAN TREMENDAS BURRADAS, COMO DIJERA INTELIGENTEMENTE EL SR, ALAVA, DEBERIAN DE PERMANECER EN SUS RESPECTIVOS POTREROS, Y DEJAR DE FASTIDIAR LA PACIENCIA.

  9. Mas claro no canta un gallo…

  10. Gracias por reproducir este Editorial, que hecha luces sobre la realidad Paraguaya, y el pésimo y doloso modo deconducir los destinos de la nacion, por parte de otro de los aventureros que asolan America Latina. El sello característico del club de pervertidos politicos son: la arbitrariedad, la corrupcion, la doble moral, la ausencia de valores democraticos, la busqueda del bien personal y la de sus amigos, el uso de los recursos del estado para provecho personal. Que bien que aplicando la ley, el congreso PAraguayo haya puesto fin a tanta ignominia. El resto de paises deben respetar esta decisión SOBERANA del pueblo paraguayo , cerrar el PICO y dedicarse a resolver los problemas que tiene casa adentro.     

  11. no tuvo derecho a la defensa Lugo. no lo digo solo yo, lo dice incluso la famosa CIDH y hasta hillary

  12. A LOS PARAGUAYOS O A UN GRUPITO DE OPOSITORES..COMANDADOS POR LOS MISMOS DE SIEMPRE?

  13. Hay tanta barbaridad que escribe la “prensa independiente” interezada, politicos “especialistas” en el ambito internacional, pero tambien alineados con grupos politicos opuestos a todo lo que represente la voluntad del pueblo en las urnas. Lo que esta en juego es la legalidad. Cuando el “golpe a Correa”, los asambleistas opositores al Gobierno llamaron a reunion urgente con el afan de “legalizar” el golpe en el la Asamblea. El dia de maniana, en cualquier Pais Latinoamericano cuando exista una mayoria opositora en la Asamblea,  posicion que avalan los opositores para que haya Democracia, entonces cualquier dia cuando el Presidente no ceda a las exigencias de los politicos opositores, entonces simplemente le hacemos un juicio sumario y lo defenestramos, esto es lo absurdo de esta situacion, esto le puede suceder a cualquier presidente de cualquier tienda politica, y eso es lo que se persigue en este caso, desligitimar el absurdo del juicio sumario para eliminar a un Presidente electo en las urnas,el mandante es el pueblo y es el pueblo el que debe finalmente resolver esto en la urnas.
    La barbaridad mas grande de esto es finalmente que no se “tumba” un Presidente para lograr un beneficio para la mayoria, sino que son grupos elitistas de poder que buscan estar cerca del poder para poder acceder a “robar” y beneficiarse de los bienes del Estado. No existe otra razon, ninguna otra.

Los comentarios están cerrados.