Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Acreditación universitaria

Por Joaquín Hernández
Guayaquil, Ecuador

La Universidad Andina Simón Bolívar sede Ecuador, con el apoyo de UDUAL, la Secretaría Regional de la Comunidad Andina, UNASUR y la oficina de Cooperación Regional para los Países Andinos de Francia, fue el centro, la semana pasada de un importante y estratégico Seminario Internacional de Acreditación Universitaria en la Integración Sudamericana, que se llevó a cabo con la participación de expertos internacionales en los procesos de acreditación de las entidades mencionadas y también de algunos expertos locales.

Por Joaquín Hernández
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

La Universidad Andina Simón Bolívar sede Ecuador, con el apoyo de UDUAL, la Secretaría Regional de la Comunidad Andina, UNASUR y la oficina de Cooperación Regional para los Países Andinos de Francia, fue el centro, la semana pasada de un importante y estratégico Seminario Internacional de Acreditación Universitaria en la Integración Sudamericana, que se llevó a cabo con la participación de expertos internacionales en los procesos de acreditación de las entidades mencionadas y también de algunos expertos locales.

La asistencia por parte de las universidades ecuatorianas, tanto públicas como particulares fue notable incluso hasta desbordar las instalaciones del Paraninfo de la Universidad Andina. Llamó la atención de los participantes la escasa presencia en el seminario de los miembros del Consejo de Educación Superior, CES y sobre todo del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad en una ocasión en que se hubiera podido establecer una provechosa discusión sobre la marcha de la educación superior en el país. Por supuesto entre los participantes locales hay que destacar las ponencias del Ing. Arturo Villavicencio, rector del IAEN, que planteó la necesidad de abrir un debate sobre el modelo de universidad que se pretende tener y del Dr. Fernando Espinoza del CEAACES sobre los criterios que se deben tomar en cuenta para esta nueva etapa de la evaluación y de la acreditación.

El mundo de la acreditación no es el mundo de la uniformidad sino de la diversidad justificada. Si bien se mostraron diferentes modelos de evaluación y de acreditación y de entender la universidad, la calidad académica y la pertinencia, el criterio fue que dichos procesos no son de chek list, es decir de cumplimiento de indicadores, sino integrales y que además sirven para integrar, no para excluir. De ahí también la imposibilidad de entenderlos y planificarlos con estándares genéricos sino regionales para la integración universitaria sudamericana.

Tanto los expositores de UDUAL como de UNASUR, MERCOSUR y del Sistema Andino de Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior insistieron en que la tendencia actual para la pertinencia de las universidades es regional en desmedro de visiones abstractas que colocan como modelo ideal a universidades en situaciones completamente diferentes a las latinoamericanas, como lo hace el Índice de Shangai. Por ello la urgencia de entender y asumir los procesos de acreditación dentro de la integración sudamericana.

Pasada la etapa “punitiva” de la depuración de las “E26” con la suspensión definitiva de 14 universidades, los procesos de evaluación y acreditación deben pensarse en términos de aseguramiento de la calidad donde impera el conocimiento previo de las reglas de juego por parte de todos los interesados, su reflexión y decisión en términos de comunidad universitaria. La acreditación no es un examen de vida o muerte para las universidades sino la fe pública de que el compromiso institucional asumido se cumple y se mantiene.