Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Boinas rojas

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador

En la mayoría de los ejércitos del mundo existen tropas de élite, soldados preparados para cumplir misiones especiales de alta peligrosidad que un soldado común no puede realizar, por lo tanto su selección es extremadamente rigurosa y se conoce que sólo un 10% de los candidatos logra superarlas. Para ser considerados para formar parte de estas tropas especiales, los candidatos deben tener iniciativa, inteligencia, estado físico excepcional y ser capaces de enfrentar cualquier adversidad.

Alberto Molina

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

En la mayoría de los ejércitos del mundo existen tropas de élite, soldados preparados para cumplir misiones especiales de alta peligrosidad que un soldado común no puede realizar, por lo tanto su selección es extremadamente rigurosa y se conoce que sólo un 10% de los candidatos logra superarlas. Para ser considerados para formar parte de estas tropas especiales, los candidatos deben tener iniciativa, inteligencia, estado físico excepcional y ser capaces de enfrentar cualquier adversidad.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los ingleses, alemanes y norteamericanos entrenaron pequeños grupos de soldados especialmente seleccionados para que cumplan misiones detrás de las líneas enemigas. Los ingleses crearon a los Special Air Service, más conocidos por su sigla SAS; los norteamericanos a los Rangers; los alemanes a la unidad Friedenthal al mando del célebre Otto Skorzeny. Los soviéticos en 1950, crearon a los comandos Spetsnaz. Todas estas unidades formadas en base a las tropas paracaidistas cobraron fama en el mundo, no sólo por sus hazañas, sino por su draconiana forma de entrenamiento.

En el Ecuador, la historia de las tropas especiales se remonta al año 1956. Con el apoyo de instructores norteamericanos se inicia el entrenamiento para formar paracaidistas en nuestro ejército. El 29 de octubre de ese año realizan el primer salto en paracaídas, 7 oficiales y 28 miembros de tropa, al mando del capitán Alejandro Romo Escobar; esta fecha quedó consagrada como la del nacimiento del Cuerpo de Paracaidistas del Ejército Ecuatoriano.

Posteriormente se crea un Destacamento Especial de Paracaidistas, se incluye a la Escuela de Fuerzas Especiales; además, un Destacamento Especial de Paracaidistas en Quevedo y otro en Santo Domingo. Con el paso del tiempo, este grupo de tropas especiales se fue fortaleciendo, cualitativa y cuantitativamente; en 1975 se crea la Brigada de Fuerzas Especiales “Patria”, con sus Grupos Especiales y las Escuelas en donde se imparten cursos de Comandos, Selva, Paracaidismo, Hombres rana, Saltadores Libres Operacionales, Guerra de Montaña, Guías de Salto, etc.

Estos soldados son expertos en sabotajes, golpes de mano, rescates, ataques por emboscadas, especialistas en demoliciones y manejo de todo tipo de armas y explosivos, como señala uno de sus lemas: “capaces de cumplir lo imposible”.

En 1995, los boinas rojas, formaron parte de los agrupamientos tácticos “Carlomagno Andrade” y “Miguel Iturralde”, combatieron heroicamente en la Guerra del Cenepa y se cubrieron de gloria.

Estos valientes y heroicos soldados de élite de nuestro Ejército, armados de sus fusiles de asalto y un tolete, según la información, llegaron a Manta a combatir la delincuencia, el crimen organizado y el narcotráfico. ¿Qué tal?

* Alberto Molina Flores es coronel, en retiro, de las Fuerzas Armadas del Ecuador

2 Comentarios el Boinas rojas

  1. Primero una felicitación por el desarrollo sucinto del
    artículo sobre la historia de los “Boinas” en donde se observa que no
    es nada malo tener una fuerza especializada para el bien de la Seguridad
    Nacional e internacional -por eso de su extremo entrenamiento-  y que en
    realidad fueron las adecuadas que desmantelaron objetivos muy claves bajo
    estrictas órdenes de verdaderos mandatarios que sí entendieron la función de
    las FFAA y de sus Fuerzas Especiales lo cual está contrario a lo que Correa
    entiende… Segundo, bueno en verdad Correa no entiende nada porque no le
    conviene puesto que su mira está en el desmantelamiento de las FFAA
    ecuatorianas mediante el descrédito y la difamación cuando en sus sabatinas
    mediocres dice “las FFAA no deben negarse a participar en operativos
    conjuntos para frenar la delincuencia” intentando dar al pueblo un mensaje
    de que los soldados se oponen o se niegan a cumplir sus órdenes… y es que Correa
    no entiende, que los miembros de las FFAA hicieron carrera en beneficio del
    país y que su profesionalismo no se supedita a controlar parques, a ser
    falderos de los ministrillos cuando hacen deporte en la Carolina, que su misión
    la cumplen cuando la Policía Nacional no está competente o cuando el Ecuador
    pasa de una alerta a otra alerta y bajo un análisis de Comando Conjunto se
    ponen en ejecución planes estratégicos mas no vociferando en cada sábado en
    donde su queja unos se creen y otros comprendemos como una incompetencia del
    cargo que ostenta como Comandante en Jefe de las FFAA. Recordemos que por eso
    de la Soberanía -punto de su campaña- mediante la Constitución de Montecristi
    eliminó a la Base de Manta y ahora ante la ola delincuencial incontrolable ¿reemplaza
    su ausencia con fuerzas especiales??? cuando las misiones que c/u cumplirían no
    tienen nada que ver… el FOL era de tecnología satelital avanzada para
    detectar entre otras embarcaciones el tráfico humano y de drogas más las
    Fuerzas Especiales son tropas armadas muy bien entrenadas para dar una
    respuesta humana cuando cumplen una misión…Pero ¿para que escribo esto ? si
    en verdad Correa no ¡entiende nada!…

  2. Lo que las fuerzas especiales no deben aceptar nunca, por su propia dignidad, es ser instrumento de una represión política antidemocrática, convertirse en policía política secreta, o en verdugos de su propio pueblo. Lo que pasó el 29 de Mayo de 1969 es una mancha en la historia de las fuerzas especiales.

Los comentarios están cerrados.