Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La Canoa del país

Por Bernardo Tobar
Quito, Ecuador

Canoa es un villorrio costero, ubicado al norte de San Vicente, con parapentes y alas delta en el aire y pequeñas pangas que llevan el marisco, literalmente, del mar a la mesa, añadiendo al entorno colorido único de la pesca artesanal. La parte más nueva de este poblado devastado hace años por El Niño delata la influencia foránea, que ha sustituido -felizmente- ciertos símbolos de la arquitectura criolla, como el concreto, el bloque y techos de asbesto, por bambú, madera y paja. Importante circuito de surfistas, que atrae jóvenes en busca de olas; y de droga. Si los dólares que caen en avionetas y el polvo incautado pusieron a la zona recientemente en el radar de los noticieros, para los mochileros la existencia de cocaína de calidad y a precio barato era un dato conocido hace mucho.

Por Bernardo Tobar
Quito, Ecuador


Publicidad

Canoa es un villorrio costero, ubicado al norte de San Vicente, con parapentes y alas delta en el aire y pequeñas pangas que llevan el marisco, literalmente, del mar a la mesa, añadiendo al entorno colorido único de la pesca artesanal. La parte más nueva de este poblado devastado hace años por El Niño delata la influencia foránea, que ha sustituido -felizmente- ciertos símbolos de la arquitectura criolla, como el concreto, el bloque y techos de asbesto, por bambú, madera y paja. Importante circuito de surfistas, que atrae jóvenes en busca de olas; y de droga. Si los dólares que caen en avionetas y el polvo incautado pusieron a la zona recientemente en el radar de los noticieros, para los mochileros la existencia de cocaína de calidad y a precio barato era un dato conocido hace mucho.

De día es un hervidero de turismo interno de mala calidad, de esos que llevan comida y bebida sin dejar apenas dinero en el pueblo, aunque sí inmundicias a su paso por la playa. De noche es un antro de vicio, de cuyas entrañas afloran personajes con mirada vidriosa y perdida, pinta de rastafari náufrago, en onda todo bien hermano, para sumarse a una comparsa heterogénea, de notables contrastes raciales, culturales y distintos grados de intoxicación, que se bambolea bajo la oferta musical atronadora de cualquiera de las covachas contiguas que se han tomado la berma a lo largo del malecón.

Canoa, con sus particularidades, su iglesia, su escuelita, refleja también el drama y el potencial común a cualquier otro poblado. Actividades de subsistencia, agricultura o pesca artesanal, pequeños comercios informales, padres de familia que se esfuerzan como pueden por llevar el pan y educar a sus hijos, sin percatarse de que se mueren de sed junto a la fuente. El subdesarrollo, en estos pueblos, es como un lienzo incipiente, que puede con relativa facilidad llenarse con los colores de la prosperidad o resquebrajarse bajo el peso de la miseria. Disponiendo de producto fresco y un entorno natural tan privilegiado, algo de capacitación podría multiplicar por cinco el precio de esos filetes de róbalo, que hoy se venden a costo de aserrín y saben igual -deficiencia culinaria que casi sin excepción se observa a lo largo de toda la costa ecuatoriana-. Es la fórmula que convirtió al Perú en la mejor marca gastronómica latinoamericana, atrayendo visitantes dispuestos a pagar mejor por hoteles, tiendas y distracciones. Súmese, a poca distancia, el interés arqueológico de Jama, cuna de importantísimas culturas ancestrales, y el desarrollo residencial de alto nivel en ciernes. He ahí la fuente.

El Estado ciertamente debe garantizar educación, servicios básicos, institucionalidad -Canoa enfrenta ya la corrosión del narcotráfico y una ola inédita de criminalidad, y no tiene agua potable, a pesar de una moderna carretera-; y facilitar el acceso a productos indispensables para el turismo gastronómico, hoy a precios prohibitivos por la carga tributaria. Pero el bienestar es más inspiración e iniciativa libre que asistencialismo; la gente debe apropiarse de su destino, identificar su potencial, permitirse la oportunidad de protagonizar su éxito.

3 Comentarios el La Canoa del país

  1. en mucho tiene razon Tobar, pero denota la ignorancia altanera del que conoce poco y con esa vision trata de elaborar un axioma. san Andres de Canoa es una antigua parroquia ora del Canton San Vicente, antes del canton Sucre,largo deria hablarle del partido La Canoa en la elaboracion de los primeros pasos de la Republica de alli proviene la familia Plaza Gutierrez y etc, alli vivio por años, la Santa Bernarda Butler, el famoso botanico el Baron Enrik Von Eggers, quien colecto centenas de plantas q se encuentran en los jardines botanicos de Berlin, Londres; Paris, Oslo, etc. La batalla presentada por el coronel conchista Hermogenes Cortes contra las fuezas del gobierno que comandaba Leonidas Plaza Gutierrez desde Bahia d Caraquez causaron estragos en el registro Civil y otras edificaciones. Es cierto lo q Tobar señala, pero lamentablemente el no conocio otras propuestas culinarias y hoteleras de buen nivel q existen en Canoa, el pueblo esta sufriendo los mismos estragos que la pesima administracion de las playas del Ecuador estan teniendo..en fin temerario escribir en forma tan ruda sobre un conglomerado social que no se conoce..muy propio de la prensa ecuatoriana, tan mediocre y venida a menos…

  2. Conocí Canoa hace muchos años y, por la descripción de su artículo, veo que no ha avanzado nada, es la misma mísera parroquia rural estancada.  La carga histórica y los rimbombantes nombres de ilustres visitantes o nativos del lugar no sirven de nada a la hora de evaluar, como usted lo hace, la realidad.

    Lástima por esa, y muchas parroquias mas, de este país que comparten el triste destino de nuestro Ecuador, falto de iniciativa privada, debido a las onerosas cargas del estado, se ve abocado a sobrevivir de la generosa dádiva del gobierno o de los politiqueros en época de elecciones, de un bono o de un subsidio.

    Comparto totalmente con usted la oración fila del último párrafo “Pero el bienestar es más inspiración e iniciativa libre que asistencialismo; la gente debe apropiarse de su destino, identificar su potencial, permitirse la oportunidad de protagonizar su éxito.”

    Excelente artículo, muchas gracias.

  3. tu tampoco conoces nada Profesor, no tienes la mas minima idea de lo que hablas, estas mas perdido q el serrano Tobar..misero debge ser tu espiritu
    ..no sabes donde estas parado..cuando tengas la hombria de venis a Canoa avisame para enseñarte…

Los comentarios están cerrados.