Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Preguntas a Cofiec

Por Eduardo Carmigniani
Guayaquil, Ecuador

Como se ha anunciado que la Superintendencia de Bancos ha iniciado una auditoría al préstamo de 800.000 dólares dado por Banco Cofiec en diciembre pasado al señor Gastón Duzac, contribuyo planteando ciertos temas que, desde un ángulo legal, resultan objetivamente fundamentales para el análisis de la cuestión.

Por Eduardo Carmigniani
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Como se ha anunciado que la Superintendencia de Bancos ha iniciado una auditoría al préstamo de 800.000 dólares dado por Banco Cofiec en diciembre pasado al señor Gastón Duzac, contribuyo planteando ciertos temas que, desde un ángulo legal, resultan objetivamente fundamentales para el análisis de la cuestión.

Para empezar asumo que el préstamo fue desembolsado durante diciembre de 2011 y que su cuantía fue de 800.000 dólares, pues esa es la información pública a mi disposición; si eso fuese así, el préstamo hubiese sido superior al 10% del patrimonio técnico de Cofiec, que a noviembre de 2011 era de $ 7,722,461 dólares (fuente: página electrónica de la Superintendencia de Bancos). Un préstamo por encima del 10% del patrimonio técnico está prohibido por el Art. 72 de la Ley de Instituciones Financieras, salvo que el exceso (hasta llegar a máximo el 20% del patrimonio) esté adecuadamente garantizado. Partiendo de esa asunción sugiero indagar lo que sigue:

Primero, si al efectuarse el desembolso se habían perfeccionado las garantías (y no simplemente ofrecido), pues de lo contrario se habría violado la prohibición del aludido Art. 72, lo que conllevaría a que la entrega de los fondos del banco haya sido arbitraria, por ilegal, con las consecuencias del caso (Código Penal, Art. 257).

Segundo, de haber existido garantías, qué pasó con estas, pues al revisar en la página electrónica de la Función Judicial los detalles del juicio recientemente iniciado contra Duzac, leo que en la providencia en la que se admite a trámite la demanda -del 23 de agosto de 2012- no se ordena medidas cautelares ni contra Duzac ni contra bienes dados en garantía.

Tercero, si previo al desembolso el directorio del banco citado se pronunció sobre la operación de marras, incluyendo la “proporcionalidad y vigencia de las garantías”, como le correspondía hacerlo por tratarse de un préstamo superior al 2% del patrimonio técnico (Ley de Instituciones Financieras, Art. 30, b).

Y cuarto, si Cofiec es 100% de propiedad del Estado, o si hay accionistas privados minoritarios.

Eso, por ahora.