Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los diez de Luluncoto

Por Carlos Jijón
Guayaquil, Ecuador

La noche que los capturaron, el sábado 3 de marzo, hace ya seis meses, no imaginé el proceso kafkiano que iban a sufrir esos diez jóvenes a los que se acusaba de planificar actos de terrorismo. Eran los tensos días previos a la marcha contra la minería que organizaban el movimiento indígena en comunión con el MPD, y como ya es usual, la noticia llegó a través de las redes sociales. Un tuit del ministro del Interior, José Serrano, daba cuenta del Operativo Sol Rojo y la detención de quienes describió como “cabecillas del Grupo de Combatientes Populares, aprehendidos en delito flagrante, planificando actos de violencia” que debían ejecutarse, según él, a partir del 8 de marzo.

Por Carlos Jijón
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

La noche que los capturaron, el sábado 3 de marzo, hace ya seis meses, no imaginé el proceso kafkiano que iban a sufrir esos diez jóvenes a los que se acusaba de planificar actos de terrorismo. Eran los tensos días previos a la marcha contra la minería que organizaban el movimiento indígena en comunión con el MPD, y como ya es usual, la noticia llegó a través de las redes sociales. Un tuit del ministro del Interior, José Serrano, daba cuenta del Operativo Sol Rojo y la detención de quienes describió como “cabecillas del Grupo de Combatientes Populares, aprehendidos en delito flagrante, planificando actos de violencia” que debían ejecutarse, según él, a partir del 8 de marzo.

Yo pensé en ese momento que los jóvenes iban a ser liberados después que concluyan las protestas. En parte, porque entre las evidencias detalladas por la prensa oficial no se encontraron más que panfletos revolucionarios, teléfonos celulares y documentos de la Universidad Central. No había armas ni se fabricaban bombas. Ni tampoco se encontró armamento un mes después, cuando elementos combinados del GIR y la policía allanaron en la madrugada las casas de los sospechosos, incautando como evidencia discos de Silvio Rodríguez, de Víctor Jara, más panfletos revolucionarios y banderas del nicaragüense Frente Sandinista de Liberación Nacional.

En realidad, es difícil de entender que un gobierno cuyos ministros cantan a voz en cuello el himno del “Comandante Che Guevara” y mantienen estrechas relaciones, políticas y diplomáticas con los gobiernos de Nicaragua y Cuba, puedan mantener durante seis meses en prisión, y acusar de terrorismo, a unos jóvenes que no han ejecutado ningún acto violento, ni han secuestrado personas, ni han asaltado bancos ni se han levantado en armas. Cosas más graves hizo, hace veinte años, Rosa Mireya Cárdenas y ahora es parte del gabinete como Secretaria de Pueblos.

Uno no puede dejar de preguntarse cómo es que en un gobierno revolucionario se considera que una camiseta con la efigie del Che Guevara es indicio de contrarrevolución. O cómo es posible que diez jóvenes permanezcan seis meses en prisión por reunirse a organizar protestas en contra de un régimen presidido por una Constitución a la que se describe como garantista de derechos. Y uno se responde que la única manera de entenderlo es que ni el gobierno es de izquierda, ni la Constitución es garantista. O bien que toda esa larga lista de derechos que reconoce la Constitución de Montecristi quedan, en la práctica anulados, cuando en su parte orgánica se estructura una función judicial de tal manera que no es más que un apéndice del Ejecutivo.

Y me doy cuenta que lo que acabo de escribir es básicamente lo mismo por lo que ayer una jueza amenazó con ordenar la detención de la dirigente emepedista Natasha Rojas. Y reflexiono que el temor de criticar en voz alta lo que hacen los jueces o los funcionarios no es propio de un régimen garantista. Y pienso que el gobierno está más cercano del populismo bucaramista o del cefepismo del “pueblo contra trincas” que del socialismo. Y entiendo que la prisión de los diez de Luluncoto no ocurriría en un régimen de izquierdas, ni en uno en el que rige una Constitución garantista. Ni siquiera en uno democrático.

7 Comentarios el Los diez de Luluncoto

  1. Si secuestraste, mataste, o robaste en tiempos de LFC eres bienvenido al club de Alianza Pillos, tienes derecho a lucrar y disfrutar los beneficios de la “revolucion” (Rosa Mireya Cárdenas ), pero si te reunes a discutir sobre el totalitarista regimen de correa, entonces vas a la carcel, aunque no haya prueba alguna de que eres un terrorista.

    Si el candidato correa nos hubiese planteado semejante aberracion hace ya mas de media decada, MUY POCOS habrian votado por el, ahora YA SABEMOS como es este podrido sujeto, votar por el, HOY, es votar a conciencia por un desgraciado que no tiene palabra y cuyo unico proposito es mantenerse en el poder para SAQUEARLO y perseguir a cualquiera que le haga oposicion y llegue a tener notoriedad.

    Si votaste por correa antes, te equivocaste, si lo vuelves a hacer, sera porque has elegido voluntariamente ser su subdito.

    • Mas claro de lo que escribes, no es posible. Si esto hubiera sido en cualquier otro gobierno, cualquiera, ya estaría la hermana Elsie Monge gritándo y mesándose los cabellos por este atentado a la libertad y dignidad humanas.

      • Y hay que ver que el cinismo con el que escribe la tal Rosa Mireya Cardenas sobre la lucha “anti-oligarquica”, un dia de estos me doy tiempo y recopilo informacion sobre la bonanza de los verdaderos oligarcas durante el correanato, estan mas prosperos y felices que nunca. correa resulto ser un completo farsante en toda la extension de la palabra.

  2. Aqui una instantanea de una de los monologos sabatinos:

  3. UN GOBIERNO LLENO DE EX ALFARO VIVE…….. REPRIME A JOVENES QUE LEVANTAN SU VOZ
    GOBIERNO DEFENSOR DE LOS DERECHOS HUMANOS DE EXTRANJEROS… PISOTEA LOS DERECHOS DE LOS ECUATORIANOS…
    DIGAN QUE NO ES DOBLE-DISCURSO REVOLUCIONARIOS DE PACOTILLA !!

  4. despues que el regimen se sirvio hasta artarse de la extrema izquierda como sus GARROTEROS para correr diputados cambiar jueces “”dificiles”” no dbedientes ya rompio con sus oficial “amigo” el mpd

  5. Señor Jijón, nadie entiende a este gobierno, pues ni ellos mismos se entienden, pregúntele a Borja, a quien, como quien corre de la peste, echaron del gobierno con cajas destempladas.

    Concuerdo con usted, este no es gobierno ni de derecha ni de izquierda, es un régimen que utiliza leyes, personas y medios para tratar de someter a quienes gobierna, nada mas.

Los comentarios están cerrados.