Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las aventuras de Pilar Núñez

Por Miguel Molina Díaz
Quito, Ecuador

Cuando la conocí, en la época en que fue candidata a la Asamblea Constituyente, me pareció una mujer de carácter. Me agradó su firmeza y su convicción profunda sobre la trascendencia de eso que llaman Revolución Ciudadana. Ella también era de la idea, común en esa época, de que la Constituyente de Montecristi era la madre de todas las batallas. Por eso su campaña fue tenaz, incesante, contundente.

Por Miguel Molina Díaz
Quito, Ecuador


Publicidad

Cuando la conocí, en la época en que fue candidata a la Asamblea Constituyente, me pareció una mujer de carácter. Me agradó su firmeza y su convicción profunda sobre la trascendencia de eso que llaman Revolución Ciudadana. Ella también era de la idea, común en esa época, de que la Constituyente de Montecristi era la madre de todas las batallas. Por eso su campaña fue tenaz, incesante, contundente.

En esos días, entre los chismes que se escuchaban, se decía que Pilar era excesivamente dura con su equipo. Decían, entre chisme y chisme, que el trato que tenía con sus asistentes de campaña rayaba en la prepotencia. Me parecieron habladurías incomprensibles, pero en una ocasión dudé sobre su posible veracidad cuando la vi reaccionar muy mal en alguno de los recorridos.

No la he vuelto a ver desde esa época, sin embargo, ahora no tengo ninguna duda sobre lo cierto de las acusaciones contra ella. Sus alumnas, Mayra Carillo y Michelle Bejarano, denunciaron al Consejo Directivo de la Universidad Central constantes agresiones verbales e incluso físicas de parte de la profesora Pilar Núñez. Carolina Congo, una estudiante afro descendiente, en su queja ante la Secretaria de Educación Superior (Senescyt), denunció haber sido victima de discriminación racial por parte de Núñez.

Como no podía ser de otra manera en un país tan revolucionario, Pilar Núñez fue absuelta y las tres estudiantes fueron sancionadas con una suspensión de quince días, en los cuales se les prohibió acercarse a la universidad. Así es como el rector Samaniego, a quién todo el país respaldó cuando fue brutalmente atacado, promueve la impunidad en la alma mater.

Impunidad. Esa palabra tan dura es la que describe lo que ocurre. Existen los videos que prueban las agresiones de Pilar Núñez contra sus alumnos y aunque se han difundido en las redes sociales, no han servido de nada. Al fin y al cabo, Pilar es una revolucionaria y hay que protegerla (socaparla, creo, sería la palabra adecuada en su caso).

Quién ha incurrido en un error, en lugar de negar a raja tabla la acusaciones, debe asumirlo con responsabilidad. Pero, ¿qué más le podemos pedir a Pilar Núñez además de ser una revolucionaria comprometida? ¿Es admisible pedirle la renuncia a su cátedra? En los tiempos de la revolución es preferible que esas acusaciones queden en el olvido a ser ingratos con una mujer que fue tan leal y que con tanta vehemencia defendió los intereses del poder.

Algún día –conservo la esperanza– sino es la justicia, tal vez sea la historia la que otorgue su justa dimensión a cada uno. Algún día por siempre se disolverá la capa protectora de la impunidad. Algún día se llegará a la verdad en casos inaccesibles como los de Glas Viejo, Duzac, Chucky Seven. Algún día Pilar Núñez se verá frente a la verdad de haber sido una pésima docente que no enseñó a la sociedad más que la evidente parálisis del sistema universitario público. Sí, algún día…

4 Comentarios el Las aventuras de Pilar Núñez

  1. bueno señor articulista nos queda la esperanza que asi como a muchos años de abusos en chile argentina y recientemente BRACIL cuando se ACABA EL PODER cominsa la justicia aun paraLULA DA SILVA

  2. la historia la juzgara, de eso nadie se salva. La sra quedara marcada como una persona cruel, autoritaria, sin escrúpulos, sin etica, sin una pizca de tolerancia, etc etc. Toda una revolucionaria del siglo xxi.

Los comentarios están cerrados.