Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

En defensa del burro

Por Marlon Puertas
Guayaquil, Ecuador

No estoy de acuerdo que se haya utilizado al burrito sabanero, que siempre fue camino de Belén, para desviarlo camino al CNE. Y mucho menos que hayan pretendido enrumbarlo camino a la Asamblea. No es lo suyo. El burro es un animal de trabajo y si hacemos cuentas objetivas, el trabajo de los Honorables ha resultado infructuoso durante todo este tiempo, porque el que se ha sacado el aire pensando las leyes, aprobándolas y ejecutándolas ha sido Rafael. Nadie puede quitarle ese mérito, es el mejor legislador que tenemos, así sus leyes nos dejen más fregados. El punto es que la Asamblea ya no pinta nada en estos tiempos modernos, como bien filosofó esta semana Galo Mora, para quien la separación de poderes pensada por Montesquieu ha pasado tanto de moda, igualito a las canciones de Pueblo Nuevo.

Por Marlon Puertas
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

No estoy de acuerdo que se haya utilizado al burrito sabanero, que siempre fue camino de Belén, para desviarlo camino al CNE. Y mucho menos que hayan pretendido enrumbarlo camino a la Asamblea. No es lo suyo. El burro es un animal de trabajo y si hacemos cuentas objetivas, el trabajo de los Honorables ha resultado infructuoso durante todo este tiempo, porque el que se ha sacado el aire pensando las leyes, aprobándolas y ejecutándolas ha sido Rafael. Nadie puede quitarle ese mérito, es el mejor legislador que tenemos, así sus leyes nos dejen más fregados. El punto es que la Asamblea ya no pinta nada en estos tiempos modernos, como bien filosofó esta semana Galo Mora, para quien la separación de poderes pensada por Montesquieu ha pasado tanto de moda, igualito a las canciones de Pueblo Nuevo.

Volviendo al burro, no sé por qué lo catalogan como tonto. Si se moja en los aguaceros es porque le conviene, como les conviene a muchos simpatizantes aguantarse las aguas cuando habla el compañerito en las tarimas. En el fondo eso es una estrategia. Una de las claúsulas no escritas que todos siguen, porque así funcionan las reglas de la política. Hoy por ti, mañana por mí. Eso se respeta.

Nada haría un burro en la Asamblea porque es un animal de carga. Y a la asamblea van gentes pensantes, porque piensan mucho en su futuro, en como les va a cambiar la vida una vez que reciban ese botoncito en la leva que los identifica como padres de la patria, como honorables legisladores que se pasan el tiempo aprobando resoluciones sin sentido -lo dijo Rafael, no yo- remarcando la historia para decir que el Che murió estando vivo, y otras zarandajas.

El burro, sepan ustedes, está para cosas grandes. Para Cervantes fue fundamental, sino en que montaba el gordo Sancho y a quién le ladraban los perros, que tanto mencionan los políticos y artistas. Platero es otra estrella y no porque le guste la plata, sino porque su historia puso sentimentales a muchos niñitos, me incluyo, que después de leer su historia, quisimos tener una mascota así en la sala y no nos dejaron. Snif.

Así que se equivocaron. Si querían sacar del reino animal figuras acordes a los movimientos de la Asamblea, pudieron conseguirse un águila, porque he escuchado entre pasillos calificarse con orgullo unos a otros así. Llevar gallinas y gallazos. O de pronto, las hienas, porque cómo se goza en esa Asamblea, son puras risas. También hay momentos para enfadarse y entonces un gorila pudo venir bien. Hasta un hipopótamo pudo ser más representativo, pero no me pidan las razones, por favor.

Dejen al burrito en paz que ya mucho estigma tiene sobre sí. Es un animal pacífico, manso, cualidades que muy bien vendrían en las tarimas y en los discursos, que a medida que se acercan las elecciones, tienen el defecto de volverse más acusatorios, más virulentos, con más decibeles. El burro es humilde, que tan bien vendría a quienes por una candidatura ya se sienten la mamá de Tarzán. Pero también es necio, asunto no tan bueno pero que es copiado con tanta fidelidad por los que mueren en sus intentos.

* Marlon Puertas es Editor Nacional del diario HOY. Su texto ha sido publicado el sábado 17 de noviembre de 2012 en HOY.

17 Comentarios el En defensa del burro

  1. Muy de acuerdo Sr. Puertas

    La cualidad ROBOLUCIONARIA y sus TROLLS es picar y correr como el amo.

    http://www.youtube.com/watch?v=FQQUs3c-t1w&feature=related

  2. Pues Don Marlon le cuento que hay asambleístas que si se parecen al burro, al burro flautista de la fábula de Tomás de Iriarte, de la cual copio su última estrofa:

    Sin regla del arte,
    borriquitos hay
    que una vez aciertan
    por casualidad.

    Porque de ahí a que usen las facultades propias de los seres humanos, hay una distancia tan grande como la que nos separa de la galaxia de Andrómeda.

  3. Myriane Elena Neagari // domingo 18 de noviembre de 2012 en 10:34 //

    Don Marlon. Esta vez no estoy de acuerdo con usted. Los jóvenes guayaquileños que idearon la inscripción del pollino, han dado ejemplo de dignidad y han orientado a la sociedad para que reflexione bien antes de votar por el primer advenedizo que sin preparación alguna y por afán de “figuretear”, quiere ser candidato para luego meter las de andar o hacer como el pescado…NADA. Eso si ganando buenos billetes imperiales.

    Usted mismo dice que el asno “…Es un animal pacífico, manso, cualidades que muy bien vendrían… El burro es humilde, y tan bien vendría a quienes que por una candidatura ya se sienten la mamá de Tarzán…” Pienso yo que Mr. Burro daría ejemplo a congresistas actuales y pasados que han metido las patas y la lengua hasta el fondo para vergüenza de nosotros, sus mandantes.

  4. http://www.youtube.com/watch?v=8ApVacNsDP8

    Ya esa idea la tuvo el PSC cuando inscribió al burro Volador Viteri. jaja.
    No es nada nuevo.

  5. campesino ecuatoriano // domingo 18 de noviembre de 2012 en 14:01 //

    ¡Mmmmm……!, no sé, pero yo no me canso de repetir:

    “Entre, escuchar atento al “economista” pontificar, y oír rebuznar un burro; sin lugar a dudas, me quedo con Don Burro”.

  6. NO COMPARTO SU IDEA MARLON…

    YA QUE UN BURRO OPACARIA A ESA TRACALADA DE CORDEROS Y FOCAS QUE PULULAN EN LA ASAMBLEA…. Y COMO YA LEIMOS A UN REVOLUCIONARIO ACA, ESTARIAN PENDIENTES DE SUS CARACTERISTICAS REPRODUCTIVAS EN LUGAR DE APROBAR TANTAS BABOSADAS QUE LLEGAN DE CARONDELET…

    EN VERDAD SERIA LA SENSACION DON BURRO ENTRE TANTOS CORDEROS Y FOCAS REVOLUCIONARIAS…..

  7. Que buena forma de describir el potencial del burro y me imagino la envidia que muchos (as) le tienen a este precioso animal que bien pudo ser su compañerito pero no lo dejaron… Quien es de tu arte es tu enemigo dice el refrán y algunitos se sintieron intimidados pues su presencia los obligaba a trabajar que es justamente lo que no hacen los honorables…

  8. Desarrollo Democracia // martes 20 de noviembre de 2012 en 08:33 //

    La idea del burro es genial porque es un animal noble, manso, con personalidad propia, trabajador y fuerte. Esas características le hacen mejor que muchos asambleístas. Siendo un animal sin razonamiento, el burrito es mejor candidato que muchas focas aplaudidoras con propuestas estomacales, y entre estos dos, prefiero el burro.

Los comentarios están cerrados.