Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Perfil sicológico II

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador

Tiene facilidad para improvisar, es rápido en decisiones e iniciativas. El déficit en actividad racional de su pensamiento lo intenta compensar con hiperactividad; prefiere actividades prácticas, moverse, hacer cosas; tiende a ser agresivo, impaciente, exige de sus colaboradores igual ardor. Cuando no tiene que mantener su imagen, pierde fácilmente la paciencia, tiene dificultad para controlar sus sentimientos.

Alberto Molina

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

Tiene facilidad para improvisar, es rápido en decisiones e iniciativas.

El déficit en actividad racional de su pensamiento lo intenta compensar con hiperactividad; prefiere actividades prácticas, moverse, hacer cosas; tiende a ser agresivo, impaciente, exige de sus colaboradores igual ardor. Cuando no tiene que mantener su imagen, pierde fácilmente la paciencia, tiene dificultad para controlar sus sentimientos.

Agresivo, excitable, cambiante, impulsivo, optimista, activo, sociable, interesado por los demás, conversador; siempre tiene una respuesta  lista, en ocasiones oportuna, en otras torpe.

Intolerancia a frustraciones, reacciones de violencia cuando le contradicen, le provocan o no hacen las cosas como él quiere. Esta forma de actuar le ha dado buenos resultados para impresionar, atemorizar, crear una imagen que origina confusión, temor, sumisión.

Puede adaptarse a las circunstancias y controlarse, cuando le conviene presentar una imagen de seriedad y estabilidad; pero si es provocado, puede perder el control y reaccionar de forma habitual.

Decisión y firmeza en el esfuerzo para conseguir el fin propuesto, voluntad fanática para llevarlo a cabo con increíble energía y vigor. Desplazamiento incansable de un sitio a otro, buscando entrar en contacto directo con la gente.

Toda su agrupación política gira en torno a él, está a su servicio, no se permite opiniones disidentes, menos aún la existencia de alguna figura que pueda disputarle supremacía. Utiliza un mecanismo de defensa de la personalidad llamado proyección, mediante el cual, una persona no acepta la responsabilidad de sus actos, impulsos, tendencias o características propias, sino que se los atribuye a los otros.

En este personaje existen rasgos narcisistas, sensación grandiosa de auto-importancia, o ser el único; fantasías de éxito ilimitado (reforzado por los éxitos obtenidos). Necesidad de llamar la atención y despertar admiración.

También tiene rasgos paranoides, denuncia “confabulaciones para eliminarlo”, “para derrocarlo”, tiene “fijación en los medios de comunicación”, etc.

Este perfil psicológico corresponde al de Abdalá Bucaram (hecho por especialistas hace 16 años); cualquier parecido es pura coincidencia.

* Alberto Molina Flores es coronel, en retiro, de las Fuerzas Armadas del Ecuador

5 Comentarios el Perfil sicológico II

  1. JURABA que se trataba del inefable…mashi!

  2. Para mi es una autobiografía de este personaje Alberto Molina

  3. campesino ecuatoriano // martes 4 de diciembre de 2012 en 10:37 //

    Siempre lo dije; el “loco” y el “economista” son la misma cosa; la misma bazofia, la misma porquería; son exactamente iguales, su vulgaridad, su entorno, su relación con el narcotráfico; lo único que les diferencia es la ropa que llevan puestos.
    Y que al “loco” le gustan las mujeres.

  4. ESTE ES LA GENERACIÓN QUE DESTRUYO EL PAÍS , CON SU SUPUESTAS COINCIDENCIAS , COMO ERA DISTINGUIDO MOLINA QUE ROBEN NO MAS CON TAL QUE HAGAN ALGO , NUNCA HICIERON NADA Y SIGUEN OPINANDO Y SIGUEN SOLAPANDO A LOS MISMOS ,LO DECLARAN LOCO O HOMOSEXUAL CUANDO NO PUEDEN CON ELLOS, AQUÍ UN EJEMPLO DEL DISTINGUIDO MOLINA

Los comentarios están cerrados.