Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las telecomunicaciones internacionales y el Internet

Por Terry D. Kramer
San Francisco, Estados Unidos

Estados Unidos apoya el crecimiento continuo de las telecomunicaciones internacionales y del Internet en beneficio de los consumidores, los ciudadanos y las sociedades de todo el mundo. Este año a principios de diciembre, las naciones del mundo se reúnen en Dubái para discutir maneras de cooperar para garantizar este crecimiento y asegurar la libre circulación de opiniones e ideas a través de estas redes. La Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI) se reúne por primera vez desde 1988 para evaluar la evolución rápida y drástica de las comunicaciones mundiales en los últimos años.

Por Terry D. Kramer
San Francisco, Estados Unidos


Publicidad

Estados Unidos apoya el crecimiento continuo de las telecomunicaciones internacionales y del Internet en beneficio de los consumidores, los ciudadanos y las sociedades de todo el mundo. Este año a principios de diciembre, las naciones del mundo se reúnen en Dubái para discutir maneras de cooperar para garantizar este crecimiento y asegurar la libre circulación de opiniones e ideas a través de estas redes. La Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI) se reúne por primera vez desde 1988 para evaluar la evolución rápida y drástica de las comunicaciones mundiales en los últimos años.

Muchas cosas han ocurrido desde 1988. En ese entonces, no había Internet y la comunicación celular daba sus primeros pasos. Hoy, hay más de 2.000 millones de usuarios de Internet en todo el mundo y más de 6 millones de suscriptores de telefonía móvil y lo que es más, el crecimiento tan rápido en ambas categorías ocurre en el mundo en desarrollo. El crecimiento anual de usuarios de Internet en África en los últimos años, por ejemplo, supera el 33 por ciento, y los servicios de banda ancha móvil crecieron 78 por ciento el año pasado en los países en desarrollo, casi el doble que en los países desarrollados.

¿Por qué han tenido estas industrias un crecimiento e innovación tan rápidos, y trajeron consigo notables beneficios sociales y económicos para los consumidores, los ciudadanos y las sociedades? Es muy sencillo, están orientadas al consumidor, son participativas, descentralizadas y administradas por múltiples interesados. Es un modelo de éxito, que continuará fomentando un crecimiento drástico de la infraestructura de banda ancha y del acceso a Internet. Las naciones del mundo deben apoyar este modelo en Dubái.

El modelo de múltiples partes interesadas es la mejor manera de satisfacer el deseo cada vez mayor que tiene  el mundo de una mayor infraestructura de banda ancha, especialmente en los países en desarrollo. Estados Unidos aprecia la preocupación de algunos países con respecto a la integridad de la información en la era de la piratería informática, el mal uso de las redes y el contenido maligno. Con estas y otras preocupaciones en mente, Estados Unidos propone ajustes al Reglamento de Telecomunicaciones Internacionales existente que promuevan el mercado liberalizado de las telecomunicaciones internacionales como motor de crecimiento libre, en favor del consumidor y competitivo no sólo en Estados Unidos, sino en todas partes.

Además, Estados Unidos comparte la convicción de muchos gobiernos del mundo de que el crecimiento y la inversión en el mercado internacional de las telecomunicaciones será impulsado en el futuro por la demanda de los consumidores, y que los acuerdos comercialmente negociados para el intercambio internacional de las telecomunicaciones es la mejor manera de responder a esa demanda con productos y servicios innovadores. Creemos que los gobiernos deben crear y mantener entornos favorables a la inversión y al crecimiento de la infraestructura de banda ancha con acceso liberalizado. Creemos que el Reglamento de Telecomunicaciones Internacionales no es una herramienta efectiva para abordar las cuestiones de seguridad, ni aún aquellas relacionadas con la ciberdelincuencia, la seguridad nacional o la defensa nacional.

Estamos dedicados firmemente a una visión de las telecomunicaciones internacionales e Internet que promueva y facilite la libertad de expresión. Las propuestas de control de contenidos transmitidos a través de las redes no sólo están fuera del ámbito de los reglamentos de telecomunicaciones, sino que podría sofocar lo que debería ser una sociedad de telecomunicaciones e Internet vibrante y abierta.

Estados Unidos llegará a esta Conferencia con la meta de promover el interés mundial compartido de ampliar los beneficios de las telecomunicaciones internacionales y el Internet al mayor número posible de consumidores, ciudadanos y sociedades. Creemos que vamos por ese camino y con la permanente colaboración de todos los interesados esa meta estará más próxima cada día.

* El Embajador Terry D. Kramer es jefe de la delegación estadounidense ante la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales.