Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Delgada inocencia

Eduardo Carmigniani
Guayaquil, Ecuador

Me parece que se está -la época es propicia- cayendo en la inocentada de perder el tiempo discutiendo si las decisiones del directorio del Banco Central, mientras estuvo presidido por Pedro Delgado, son o no nulas por causa del asuntito aquel de la forjadura del inexistente título, de tercer nivel académico, que supuestamente lo acreditaba como economista.

Eduardo Carmigniani
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Me parece que se está -la época es propicia- cayendo en la inocentada de perder el tiempo discutiendo si las decisiones del directorio del Banco Central, mientras estuvo presidido por Pedro Delgado, son o no nulas por causa del asuntito aquel de la forjadura del inexistente título, de tercer nivel académico, que supuestamente lo acreditaba como economista.

Y es que, dejando al margen que desde un ángulo legal es discutible que el presidente del directorio del BCE deba contar con aquella acreditación académica (los artículos 57 y 69 de la ley de régimen monetario solo la exigen al gerente general del BCE y no a los miembros del directorio, como ciertos ministros de Estado, salvo cuando delegan su representación en la sesión), aún en la hipótesis de que ese título hubiese sido necesario y asumiendo que ciertas resoluciones solo hubiesen sido dictadas “por” el voto de Delgado -debido a la ausencia de otros directores-, lo cierto es que, siendo hoy dependientes del Ejecutivo todos ellos, de ser nulas tales decisiones muy fácil sería ratificarlas o volverlas a dictar. Y asunto saneado. Y al olvido.

Así que no hay que caer en la inocentada de esa cortina de humo. El verdadero problema, develado con las denuncias públicas primero, y con la forzada confesión del propio Delgado luego, es la colosal engañifa al país, de la que surgen legítimas dudas sobre otras de las muchas actuaciones del susodicho, que pareciera recién ahora van a ser investigadas, por el cargamontón convenientemente armado en su contra para desmarcársele, cuando debieron ser materia de análisis hace rato en la comisión de fiscalización de la Asamblea.

Lo del affaire Duzac es claro ejemplo. Recuerdo que cuando estalló el escándalo de ese grosero préstamo vinculado, Delgado salió corriendo, enérgico, a la Fiscalía a denunciar penalmente una supuesta estafa a los funcionarios de Cofiec, tratando así de poner distancia con las sospechas de que él mismo había presionado su entrega. Le funcionó en su momento la estrategia de fuegos artificiales. Pero el día de los inocentes termina hoy. Y los fuegos artificiales se apagan el 1 de enero. Ya veremos si regresa el 6.

8 Comentarios el Delgada inocencia

    • y al primo quien ?

    • Y ATI ESBIRRO RATA QUIEN TE LO DIO DON BURRRO JAJAJA

    • LIBERTAD LIBERTAD LIBERTAD
      .
      LIBERTAD LIBERTAD LIBERTAD

      ABAJO EL TIRANO CORRUPTO

      NO LE TENGAN MIEDO ALA TIGRESA DE PAPEL

    • Vea usted, señor Cueva, cuantas contradicciones. Si Oquendo, dado el caso, no merece ser reconocido como periodista, ¿por qué entonces fue invitado en esa condición al Congreso, nada más y nada menos que para ser testigo del Informe Anual del gran primo? ¿Qué responde usted? Será a lo mejor porque las dictaduras reconocen la calidad de periodista en Oquendo, digo yo.

      ¿Qué título de periodistas exhibieron un Juan Montalvo, un Manuel de J. Calle, un Raúl Andrade? El expediente de una basta cultura, la erudición, su conocimiento de la historia, extensas lecturas de los clásicos y los contemporáneos. La misma calidad de quienes usted/es impugna/n. Ellos, a la par que usted o yo, tenemos el mismo derecho de opinar, nada más que ellos tienen aceptación y reconocimiento.

      Ademas, han sentado cátedra en otras áreas del conocimiento. Conocimientos y cultura que quien los cuestiona carece. Recordemos simplemente la supina ignorancia de su alocución sabatina cuando se refirió a Carlos Montúfar (http://www.eluniverso.com/2012/05/14/1/1363/errores.html).

      Y, claro, queda una pregunta final para usted. Los Ortiz, Oquendo y Pinoargote, ¿qué millonarios perjuicios han cometido contra los fondos públicos? Pues éste, y no otro, es el tema del presente artículo. Las empresas incautadas no valen hoy ni una misa de requiem.

  1. El verdadero problema no es el titulo como bien lo dice el columnista.

    Ni siquiera lo es el credito de los 800mil: esos son solo “papas con cuero”, un bocadillo o entremés.

    El PLATO FUERTE, son los cientos de millones de LAS EMPRESAS INCAUTADAS, los cuales, como si de un gran mago se tratara, SE HICERON HUMO en la “administracion” del hoy prófugo en el maldito imperio.

  2. Sabian
    Sabian que por pedido de Ricardo Patino al gobierno americano que le dejen entrar a Pedro Delgado el dia que se fue a Miami, si tanto hablaban contra Delgado por que pidieron que le dejen entrar a Estados Unidos con visa de turista?

  3. ASI SE HACEN LAS COSAS
    Pesquisando a todos los corruptos de este gobierno, para que les quede claro QUE EL PUEBLO ECUATORIANO, no es ignorante como ellos piensan; solo asi lograremos una Nueva Patria, Un Nuevo Ecuador, Un Pais Reunificado, no un pais separado por la Discordia mal habida DEL COMUNISTOIDE DE MACETERO “divide y reinaras”. Adelante compatriotas, esto no es revolucion, vamos unidos a lograr una nueva Nacion.
    RENDIRSE NUNCA RETROCEDER JAMAS EN LA PATRIA DE JUAN MONTALVO..

Los comentarios están cerrados.