Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Les deseo un pésimo año

Marlon Puertas
Guayaquil, Ecuador

A todos esos sapos tirados a patriotas que han visto en la política su oportunidad única, irrepetible, inigualable, para hacerse ricos de la noche a la mañana. Que les vaya muy mal en sus propósitos durante todo este 2013, se lo deseo de corazón. Que no puedan ganarse contratos por la izquierda, que se vean obligados a concursar y presentar los requisitos como se les exige a todo el mundo y que no sean beneficiados por el único mérito de haber sido amiguitos o socios del poderoso de turno. Que a ese poderoso le dé amnesia, que se haga el loco, que los deje bien burlados y no les dé nada.

Marlon Puertas
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

A todos esos sapos tirados a patriotas que han visto en la política su oportunidad única, irrepetible, inigualable, para hacerse ricos de la noche a la mañana. Que les vaya muy mal en sus propósitos durante todo este 2013, se lo deseo de corazón. Que no puedan ganarse contratos por la izquierda, que se vean obligados a concursar y presentar los requisitos como se les exige a todo el mundo y que no sean beneficiados por el único mérito de haber sido amiguitos o socios del poderoso de turno. Que a ese poderoso le dé amnesia, que se haga el loco, que los deje bien burlados y no les dé nada.

A esos políticos mentirosos que los descubran en sus mentiras. Que queden desnudos frente a la opinión pública para que los espectadores se rían de sus miserias. Que no puedan sostener por más tiempo tantas tonterías, vendidas como las grandes soluciones a problemas que ellos mismos ayudaron a cimentar en nuestro país. Que la nariz les crezca como a Lucio. Que la barriga les luzca como a Alvarito. Que la sonrisa se les congele como a Rafael, para que a nadie quede dudas de su falsedad.

A esos que dicen ser profesionales, doctores, magister, y todo lo demás, que sus carencias intelectuales les ganen a los cartones mal habidos. Que sus materias grises los traicionen y metan las patas tantas veces como para darnos cuenta que Don Burro es un sabio al lado de ellos. Que los que compraron títulos, falsificaron papeles, sean descubiertos y sometidos al escarnio público, como lo está ahora mismo el primo mayor. Que alguno de ellos pague con la cárcel, no estaría de más. Que esta condena les sirva de escarmiento y vayan a burlarse en la casa de su abuela, no en nuestras casas, en donde cada día se apagan más televisores para no ser receptores de sus infamias.

Que los que se creen intocables y hacen lo que les venga en gana, se estrellen con el peso de la ley. Que alguna autoridad de control, de esas que ahora contemplan extasiadas cómo van naciendo a diario nuevos ricos, despierten de su rico sueño y se horroricen con la realidad. Que a alguno le dé un ataque de rebeldía, de orgullo, de dignidad y mande al diablo a su mentor, a quien lo puso en ese puesto y se ponga a trabajar en serio para cuidar los recursos, esa plata que es de todos y ahora está en manos de ellos. Que los que no estén dispuestos a hacerlo, que den un paso al costado.

A los más listos y que sacaron su plata al extranjero, que les congelen sus cuentas. Que lleguen noticias de sus nuevas propiedades en los paraísos fiscales. Que en el 2013, alguno de sus testaferros mal pagados confiese y entregue pruebas contundentes de cómo funciona el sistema moderno de enriquecimiento ilícito.

A todos esos que les vaya muy mal este 2013. Que entiendan que toda fiesta, por más rica que esté, llega a su fin. Que toda acción tiene su consecuencia, tarde o temprano. Que Ecuador es un país pacífico, pero ese título no lo tiene comprado por los siglos de los siglos. Que los votos no forman un escudo de impunidad. Son mis sinceros deseos para ustedes.

8 Comentarios el Les deseo un pésimo año

  1. Bien. Faltaba darles su partecita a los banqueros

  2. Y que mas se puede espearar de la Marlan, como siempre lo peor.

  3. Le faltó los sabidos que aprovecharon del feriado bancario para aumentar más sus ya malabidas fortunas. Que les vaya muy mal a los que negociaron con CDRs a medio precio.
    Que les vaya muy mal a aquellos partidarios del gato que maullaba groserías en el congreso. Del partido que aupó el dos x 1. O la consabida Ley del 1%.
    Que les vaya muy mal a los del partido del que sacó la plata en costales.
    O de aquellos que negociaron la deuda unilateralmente en beneficio de los acreedores.
    O los que negociaron los contratos petroleros con regalías de miseria para el estado.
    O quizá los que han creado fundaciones por doquier con plata de los contribuyentes para poder pagar a sus amigos gerentes sueldos de decenas de miles de dólares.
    También a ellos que les vaya muy mal.
    A los pastores o curas que quieren hacer política desde el púlpito.
    También que les vaya bastante mal a esos políticos disfrazados de periodistas, autodenominados como independientes. Cuya mala fe se nota en cada palabra.

    A todos ellos yo deseo que les vaya pero de verdad mal. Como les está yendo por cierto.

  4. campesino ecuatoriano // domingo 30 de diciembre de 2012 en 21:47 //

    Tan solo deseo que los revolucionarios, todos,con el “economista” a la cabeza; se pudran en la cárcel.
    Es el único sitio donde merecen estar.

  5. No don Marlon, mientras el estado mercantilista proteja los intereses de quienes se cobijan bajo su manto, esa gente a la que usted desea un mal año siempre lo tendrá bueno.

    Mientras desde las esferas del poder se solape, y se socape, la mas pequeña de las corrupciones, pues esa gente tendrá siempre un excelente año.

    Mientras la gente sacrifique su libertad por un poco de comodidad, lo que le hace obsecuente al mandamás de turno, pues este y su camarilla tendrán a su disposición todos los recursos para seguir hinchando de dinero mal habido sus ya abotagadas cuentas en paraísos fiscales.

    Mientras los responsables de los males que ellos causan sean otros(personas o instituciones) y no sus propios errores pues siempre les irá bien, no importa la mediocridad de su ideología y sus acciones, siempre estarán bien.

    Mientras los ecuatorianos, cegados por una bonanza pasajera crean en las palabras del mesías “que quita lo que los ricos han robado a los pobres”, que en cada discurso siembra odio e incita a la violencia, que acusa sin pruebas, que amenaza, que insulta, que minimiza, pues a esa gente siempre le irá bien.

    Hemos perdido el mayor de nuestros bienes, aquello que aparte del pensamiento racional nos diferencia de los animales, hemos perdido nuestra libertad, libertad de pensamiento, de acción, de decisión, de emprendimiento, se nos ahoga diariamente con leyes, impuestos, amenazas, se nos hace cada vez menos humanos.

    Me siento pesimista porque no creo que en el 2013 las cosas cambien, que seamos capaces de volver, como pueblo, a ser nosotros mismos y no la imagen y semejanza de quien nos gobierna, cual es el deseo del sátrapa y sus seguidores, pero sé que como individuos uno a uno recuperaremos nuestra libertad diciendo un ¡ya basta! a este modelo, caduco modelo, basado en la imposición de lo colectivo sobre el ser individual, que irrespeta las bases de nuestro ser, de nuestro propio parecer.

    Espero, eso si, que siga en el 2013 con sus excelentes artículos, muchos de ellos nos han servido para reflexionar en nuestra propias limitaciones y otros han despertado en nosotros el deseo de no dejar que nos arrebaten nuestra libertad. Un muy feliz año 2013 para usted y todos los suyos, que el Cielo le bendiga.

Los comentarios están cerrados.