Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Socialismo sin Él

Heinz Dieterich
Ciudad de México, México

Todo indica que el cáncer que sufre el presidente Hugo Chávez es un rabdomiosarcoma, que es un cáncer de diseminación rápida. Las probabilidades de que sobreviva a mediano plazo son escasas. Es imposible que vuelva a ejecutar el cargo del presidente.

Heinz Dieterich
Ciudad de México, México


Publicidad

Todo indica que el cáncer que sufre el presidente Hugo Chávez es un rabdomiosarcoma, que es un cáncer de diseminación rápida. Las probabilidades de que sobreviva a mediano plazo son escasas. Es imposible que vuelva a ejecutar el cargo del presidente.

Chávez eligió a Maduro como su heredero político por tres razones. Primero: confía en que Maduro es el delfín que con mayor fidelidad tratará de continuar el proyecto político creado, bolivariano o chavista. Segundo: Maduro es popular entre los venezolanos. Tercero: por eso mismo, Maduro puede ganar las elecciones contra Henrique Capriles Radonski.

En cuanto a Diosdado Cabello, él es por naturaleza un “apparatchik”. No sirve para actividades públicas, porque es un pésimo orador, no sabe hilar una argumentación coherente y no tiene carisma. Todos esos son atributos que la cultura política creada por Chávez requiere. En cambio, Cabello podría ser útil como ministro. El problema es que es ambicioso y no muy ético y, por lo tanto, no leal. En cuanto al poder, sin duda, ha sido siempre uno de los cuatro hombres más poderosos del proceso chavista, desde el 2000.

Durante los últimos días, el presidente ha reforzado sistemáticamente el poder de Maduro, dándole facultades económicas, hablando con él por teléfono y convocándolo ahora a La Habana. Es decir, interviene activamente en la lucha por el poder de sucesión, procurando debilitar a Cabello. Los militares son leales al presidente y ellos son el poder decisivo. Obligarán a Cabello a aceptar las decisiones del comandante. El modelo chavista, es decir, el desarrollismo nacional democrático –equivalente a la socialdemocracia europea de los 70– se mantendrá estable al menos por un período presidencial. Después tenderá a estancarse y perder competitividad. De todas formas, el país seguirá con la típica estructura bipartidista de gobernanza política, que caracteriza al capitalismo actual y que, de hecho, nunca desapareció en Venezuela.

El chavismo es y no es posible sin Chávez. Sí y no. No, porque las características fundacionales de proyectos históricos como el chavismo y el peronismo, que la personalidad de sus creadores y las circunstancias concretas les imprimen, son irrepetibles. Sí, porque sus proyectos corresponden a necesidades de modernización de la economía de mercado y del sistema de gobernanza nacional. La respuesta a esas necesidades que ideó Chávez fue el modelo desarrollista-democrático criollo. Ese modelo es funcional para Venezuela y seguirá con Maduro.

A nivel regional, entre los líderes latinoamericanos de izquierda sólo Rafael Correa tiene condiciones subjetivas semejantes a las de Chávez. Pero Ecuador no tiene el poder necesario para permitirle a Correa llenar el vacío de liderazgo que está dejando Hugo Chávez.

5 Comentarios el Socialismo sin Él

  1. ¨En cuanto a Diosdado Cabello, él es por naturaleza un “apparatchik”. No sirve para actividades públicas, porque es un pésimo orador, no sabe hilar una argumentación coherente y no tiene carisma. Todos esos son atributos que la cultura política creada por Chávez requiere¨.

    SI la cultura política creada por Chávez requiere esos atributos, pues elegir a Maduro implica un riesgo, ya que Maduro (al igual que Cabello), carece de la oratoria, capacidad de ¨argumentación coherente¨ y carisma del caudillo.

    ¨En cambio, Cabello podría ser útil como ministro. El problema es que es ambicioso y no muy ético y, por lo tanto, no leal. En cuanto al poder, sin duda, ha sido siempre uno de los cuatro hombres más poderosos del proceso chavista, desde el 2000¨.

    Vaya, uno de los hombres más poderosos del chavismo es un hombre ¨ambicioso¨ y ¨no muy ético¨ (¿cúal es la evidencia de Dieterich para asegurar tal cosa?), ¿será que la ambición y la falta de ética es parte de la ¨moral revolucionaria¨?

    ¨Los militares son leales al presidente y ellos son el poder decisivo. Obligarán a Cabello a aceptar las decisiones del comandante¨.

    Notable ¨sistema de gobernanza nacional¨ el de Venezuela, en ausencia del ¨amado líder¨ deciden los militares, un sistema muy, pero muy ¨democrático¨.

    ¨El modelo chavista, es decir, el desarrollismo nacional democrático –equivalente a la socialdemocracia europea de los 70– se mantendrá estable al menos por un período presidencial. Después tenderá a estancarse y perder competitividad. De todas formas, el país seguirá con la típica estructura bipartidista de gobernanza política, que caracteriza al capitalismo actual y que, de hecho, nunca desapareció en Venezuela¨.

    ¿Cómo? ¿Y el ¨socialismo del siglo XXI¨? ¿O ¨desarrollismo nacional democrático¨ es un sinónimo de aquel? Pues habría que ver cual es la argumentación de Dieterich para establecer una equivalencia entre la socialdemocracia europea y el modelo chavista (por ejemplo, en el modelo chavista la alternabilidad del poder, pilar de esas socialdemocracias europeas, ha sido desechado). Hay que reconocer que se mantiene el sistema capitalista en Venezuela y que no hubo intención de implementar el supuesto ¨socialismo científico¨ , por eso los problemas entre Dieterich y el ¨amado líder¨:

    http://old.kaosenlared.net/noticia/dia-de-ruptura-con-hugo-chavez

    ¨A nivel regional, entre los líderes latinoamericanos de izquierda sólo Rafael Correa tiene condiciones subjetivas semejantes a las de Chávez. Pero Ecuador no tiene el poder necesario para permitirle a Correa llenar el vacío de liderazgo que está dejando Hugo Chávez¨.

    Estoy de acuerdo, Correa tiene casi todas las condiciones subjetivas del caudillo venezolano. En cambio no posee la generosa billetera petrolera de Chávez, nuestro ¨amado líder¨ carece de esa condición objetiva.

  2. Hólger no tiene billete como Chávez para ocupar el puesto de “irritant-in-chief” como dijo un medio, y es eso lo que les interesa a las momias cubanas que les sigan manteniendo y así decir que su lángida y agonizante revolución sigue adelante, porque poder de convencimiento si tiene eso no se puede negar con lo mentiroso que es mas todavía, porque ocupar el puesto de Chávez, nadie, Ortega es un pobre alcohólico pederasta sin peso, Morales un ignorante con presencia en su pais y nada mas, Cristina con su histrionismo barato tiene graves problemas, del círculo de idiotas latinoamericanos no hay mas porque Lugo, ya no pinta nada.

    Maduro tiene el billete pero no tiene el carisma de Chávez ni su capacidad de embaucar, aunque si su capacidad de repartir odio, eso si, esa falta de peso y las luchas internas por el poder, hemos sido testigos de la pelea entre Maduro y Cabello, perfilan un pobre y triste escenario para Venezuela en un futuro cercano, es decir cuando Chávez vaya a encontrarse con el Creador.

Los comentarios están cerrados.