Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tababela

Carlos Larreátegui
Quito, Ecuador

Con el ánimo de explorar directamente las ventajas y desventajas del nuevo aeropuerto, acudí el fin de semana a Tababela junto a cientos de curiosos que llegaron conmigo. A medida que me aproximaba a la zona, fui exorcizando los fantasmas y temores generados durante casi una década de controversias políticas. El tráfico fluía bien y, sobre todo, la constante presencia policial a lo largo de las vías hacía que los conductores mostraran más cuidado y disciplina.

Carlos Larreátegui
Quito, Ecuador


Publicidad

Con el ánimo de explorar directamente las ventajas y desventajas del nuevo aeropuerto, acudí el fin de semana a Tababela junto a cientos de curiosos que llegaron conmigo. A medida que me aproximaba a la zona, fui exorcizando los fantasmas y temores generados durante casi una década de controversias políticas. El tráfico fluía bien y, sobre todo, la constante presencia policial a lo largo de las vías hacía que los conductores mostraran más cuidado y disciplina.

Uno de los factores que ha dificultado constantemente el tránsito por la Vía Interoceánica es la temeridad, prepotencia e indisciplina de los automovilistas. Por ello, no tengo la menor duda de que el nuevo trazado de esta vía, su señalización y la vigilancia policial, la volverán mucho más segura. El único obstáculo que tiene el trayecto es el puente sobre el Chiche. Al llegar a la garganta, las seis vías se convierten en dos, lo que provoca un fuerte embotellamiento.

La vía de ingreso a Tababela es amplia, moderna y rodeada de verdor. Luego de transitar por años por las estrechísimas y congestionadas vías de acceso al antiguo aeropuerto, rodar por esta autopista provoca una sensación de comodidad incomparable. Al cabo de unos minutos aparecen los aviones que ascienden y descienden con holgura y suavidad por las amplísimas pistas construidas en contraste con la vieja terminal que obligaba a los aviones a ‘rozar’ las construcciones y vehículos presentes en la zona. Al contemplar esto, uno toma mayor conciencia de los enormes peligros que acecharon a Quito y la total obsolescencia del antiguo terminal Mariscal Sucre.

La arquitectura y edificaciones de la terminal se asemejan a muchos aeropuertos modernos del mundo. No hay congestionamiento vehicular en los puntos de ingreso o salida de pasajeros, por lo que resulta muy sencillo llegar o partir del aeródromo. Luego del ingreso a la terminal, esperan al pasajero amplios espacios con numerosas butacas que facilitan la tediosa y necesaria espera. No hay las aglomeraciones y empujones a los que estábamos acostumbrados y se percibe bastante orden en las operaciones.

Me siento muy orgulloso de esta obra que se convertirá en un importante factor de desarrollo de mi ciudad. Es verdad que aún existen algunos problemas por resolver, especialmente en lo relacionado con las vías adicionales de acceso. Sin embargo, la inauguración de esta obra marca un salto cualitativo para la capital de los ecuatorianos y representa un gran impulso a las actividades turísticas y exportadoras.

Cuando el ex alcalde y presidente, Sixto Durán-Ballén, construyó el viejo aeropuerto, un torrente de críticas pretendió detener el proyecto. La principal descalificación giró en torno a su tamaño, pues se juzgaba que era desproporcionado y que la ciudad subutilizaría la terminal. Parecería que poco hemos cambiado desde entonces.

* El texto de Carlos Larreátegui ha sido publicado originalmente en El Comercio

7 Comentarios el Tababela

  1. LA PERCEPCIÓN SUYA SR. LAREÁTEGUI DIFIERE DE LA MIA ABISMALMENTE. ESTUVE EL DIA LUNES EN EL AEROPUERTO, SALAS DE ESPERA AMPLÍSIMAS, PERO LAS BUTACAS ESCASEAN ANTE LA ALTA AFLUENCIA DE PASAJEROS, LO QUE NOS ABLIGÓ A MI HIJA DE 3 AÑOS Y A MI ESPOSA Y A MI A PERMANECER DE PIE DURANTE 40 MINUTOS DE RETRASO DEL VUELO POR MAL TIEMPO (NEBLINA); LA ARQUITECTURA DEJA MUCHO QUE DESEAR (PISOS DE BALDOSA COMPARADOS CON EL PORCELANATO QUE LUCE LA TERMINAL TERRESTRE DE QUITUMBE, SIN IR MUY LEJOS); AUN SE SIGUE USANDO LOS BUSES QUE LE TRANSPORTAN POR LA PISTA HACIA O DESDE EL AVIÓN POR LA PISTA Y LAS MANGAS DE ACCESO DIRECTO PARECE SER QUE SOLO SE LAS RESERVÓ PARA USO DE LOS VUELOS INTERNACIONALES Y DE LOS VUELOS DE LAN, TOMANDO EN CUENTA QUE ES UN AEROPUERTO “PROYECTADO PARA 50 AÑOS, MODERNO Y EFICIENTE”; Y ES UN ABUSO DESCARADO EL COBRO DESMEDIDO, DESPROPORCIONADO E IRREVERENTE DE LOS VÍVERES Y ALIMENTOS QUE SE EXPENDEN EN LAS INSTALACIONES. TENGO FACTURA CON MI NOMBRE DE UNA LECHE NESQUIK QUE COMPRE PARA MI HIJA, CUYO P.V.P. ES DE $0.70, MARCADO EN EL ENVASE, POR EL CUAL TUVE QUE PAGAR $2.76; LA PROPORCIÓN DE LA GANANCIA ES DEL 400%!!!! NADIE DICE QUE COMPREN PAN PARA VENDER PAN, PERO ESTO ES UN ABUSO AQUÍ O EN LA CHINA. LASTIMOSAMENTE SU ANÁLISIS DEJA MUCHO QUE DESEAR. MIRE UN POCO MAS ALLA DE LAS PALMADITAS EN LA ESPALDA DE LOS ADMINISTRADORES GUBERNAMENTALES DE TURNO.

  2. Muy buen artículo. Espero que mejoren las cosas que falten, pero en todo caso es mejor que esté lejos a que sea un peligro para personas que viven cerca del aeropuerto o en la González Suárez.

  3. Difiero sustancialmente de su comentario. Esa
    vision parroquiana de creer que porque es nuevo y de hormigón debe ser
    cualquier cosa, no importa que sea un atraco, lo importante es que se haga,
    como se dice últimamente de la obra pública. Tampoco es un problema de quejas sino de hacer las cosas bien y con
    criterio. Y claro sin auditorias constructivas independientes esta obra quedará
    como un buen negocio más para los constructores y la concesionaria. Al estar en
    el nuevo aeropuerto ya observe varias cosas que me preocuparon, desde los
    materiales de construcción, el tamaño, los servicios y algo fundamental, la
    estética. Si hubieran convocado a un concurso para el diseño no habrian hecho
    semejante despropósito, cuando vi la maqueta inicial ya tuve esa mala impresión, pero
    en la realidad es peor, es un galpón. Hay muchos detalles de fondo y forma que
    no justifican semejante costo del nuevo aeropuerto. Podría abundar en ellos, la
    superficie, los espacios, la luz de la construcción, las areas verdes internas, las
    palmeras en la vía( a lo Miami, como que eso no refleja la biodiversidad tan bella de Quito)
    la única escalera mecánica, los pisos, los baños pequeños, las bancas y
    pasajeros apelotonados, los parqueaderos y el espacio para peatones, etc. Lo
    que abona a falta de identidad es que los que ingresan o salen de la terminal
    lo primero que ven es un “Mall”, si un centro comercial, ahora en
    construccion, quien lo habrá diseñado así?. Pero claro, difícil que
    logremos que las cosas se hagan bien con quienes aplauden cualquier cosa, no será
    la distancia sino otros elementos lo de fondo. No son muy buenas las
    comparaciones pero ya que lo hacen otros aeropuertos del mundo, de El Dorado de Bogotá o Jorge Chávez de Lima , que no son comparables por el tamaño
    y movimiento, mejor comparemoslo con una terminal
    que se inauguró hace poco, la del Aeropuerto de Carrasco, en Montevideo. No es
    por nada pero cuando las cosas se hacen bien los resultados son distintos. Hay
    que investigar un poco y no conformarnos con los limites de nuestros
    administradores ni de sus discursos que ocultan desaciertos. En Montevideo el
    diseño se nota que lo hizo un arquitecto con mucho criterio y buen gusto, y
    esto sin comparar costos y capacidades. Aquí un enlace a un aeropuerto moderno, funcional y sobre todo estético.

    http://www.aeropuertodecarrasco.com.uy/galeria-de-fotos.php

  4. Ricardo Buitrón C. // viernes 1 de marzo de 2013 en 13:38 //

    Difiero sustancialmente de su comentario. Esa
    vision parroquiana de creer que porque es nuevo y de hormigón debe ser
    cualquier cosa, no importa que sea un atraco, lo importante es que se haga,
    como se dice últimamente de la obra pública. Tampoco es un problema de quejas
    sino de hacer las cosas bien y con criterio. Y claro sin auditorias
    constructivas independientes esta obra quedará como un buen negocio más para
    los constructores y la concesionaria. Al estar en el nuevo aeropuerto ya
    observe varias cosas que me preocuparon, desde los materiales de construcción,
    el tamaño, los servicios y algo fundamental, la estética. Si hubieran convocado
    a un concurso para el diseño no habrian hecho semejante despropósito, cuando vi
    la maqueta inicial ya tuve esa mala impresión, pero en la realidad es peor, es
    un galpón. Hay muchos detalles de fondo y forma que no justifican semejante
    costo del nuevo aeropuerto. Podría abundar en ellos, la superficie, los
    espacios, la luz de la construcción, las areas verdes internas, las
    palmeras en la vía( a lo Miami, como que eso no refleja la biodiversidad
    tan bella de Quito) la única escalera mecánica, los pisos, los baños pequeños,
    las bancas y pasajeros apelotonados, los parqueaderos y el espacio para
    peatones, etc. Lo que abona a falta de identidad es que los que ingresan o salen
    de la terminal lo primero que ven es un “Mall”, si un centro
    comercial, ahora en construccion, quien lo habrá diseñado así?. Pero
    claro, difícil que logremos que las cosas se hagan bien con quienes aplauden
    cualquier cosa, no será la distancia sino otros elementos lo de fondo. No son
    muy buenas las comparaciones pero ya que lo hacen otros aeropuertos del mundo,
    de El Dorado de Bogotá o Jorge Chávez de Lima , que no son comparables por el
    tamaño y movimiento, mejor comparemoslo con una terminal que se inauguró hace
    poco, la del Aeropuerto de Carrasco, en Montevideo. No es por nada pero cuando
    las cosas se hacen bien los resultados son distintos. Hay que investigar un
    poco y no conformarnos con los limites de nuestros administradores ni de sus
    discursos que ocultan desaciertos. En Montevideo el diseño se nota que lo hizo
    un arquitecto con mucho criterio y buen gusto, y esto sin comparar costos y
    capacidades. Aquí un enlace a un aeropuerto moderno, funcional y sobre todo estético.

    http://www.aeropuertodecarrasco.com.uy/galeria-de-fotos.php

  5. OPINANDO CON COHERENCIA…MUY BIEN

Los comentarios están cerrados.