Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

A la opinión pública nacional e internacional

Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos
Quito, Ecuador

La Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos -AEDEP- alerta a la opinión pública que la Asamblea Nacional ha aprobado una Ley de Medios que tiene el propósito de apuntalar el monopolio mediático gubernamental creado por el gobierno del presidente Rafael Correa.

Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos
Quito, Ecuador


Publicidad

La Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos -AEDEP- alerta a la opinión pública que la Asamblea Nacional ha aprobado una Ley de Medios que tiene el propósito de apuntalar el monopolio mediático gubernamental creado por el gobierno del presidente Rafael Correa.

Se trata de una ley que va a consolidar un estado de propaganda en el país y que va a despojar a los ciudadanos de la libertad de expresión y el derecho de acceso a la información, para convertirlos en servicios públicos.

No es cierto que esta ley va a democratizar la información en el Ecuador. Tampoco es verdad que va a devolver la palabra al ciudadano. Más bien, pretende que la voz del oficialismo devenga en única intérprete de los hechos noticiosos y, además, se propone regular en el ámbito administrativo el ejercicio de los derechos constitucionales a la comunicación.

Alertamos que esta ley, al incluir la figura denominada “linchamiento mediático”, va a instaurar la censura previa, va a acabar con el periodismo de investigación que se hace en los medios privados y con el seguimiento periodístico de los temas noticiosos de interés nacional.

Esta ley impone condiciones a la opinión y, por ese camino, va a suprimir el pensamiento crítico. Y, es un instrumento jurídico para eliminar la vigilancia periodística a la gestión de las autoridades: todo indica que se intenta evitar una verdadera rendición de cuentas de los mandatarios y, eventualmente, otorgarles impunidad.

Alertamos a la opinión pública que esta ley crea organismos disciplinarios -el Consejo de Regulación y la Superintendencia de Información- que van a someter a los medios de comunicación y a los periodistas independientes a un control gubernamental asfixiante. Y, también permite regular internet, mientras exime de controles a la propaganda del gobierno.

Es una ley que va a restringir los derechos democráticos, no solo de los medios y periodistas, sino principalmente de cada ciudadano ecuatoriano.