Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las drogas ya son de todos

Félix Pilco
Guayaquil, Ecuador

Las fotos aquí expuestas corresponden a 10gr de marihuana y 2gr de base de cocaína. El 21 de mayo la CONSEP aprobó en base a reglamento los montos permitidos para consumo personal de varias sustancias estupefacientes. Las drogas y lista de dosis máximas son las siguientes:

Félix Pilco
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

drogasLas fotos aquí expuestas corresponden a 10gr de marihuana y 2gr de base de cocaína. El 21 de mayo la CONSEP aprobó en base a reglamento los montos permitidos para consumo personal de varias sustancias estupefacientes. Las drogas y lista de dosis máximas son las siguientes:

  • Marihuana   10g
  • Pasta de base de cocaína   2g
  • Clorhidrato de cocaína  1g
  • Heroína   0,1g
  • Metilendioxifenetilamina (éxtasis)  0,015g
  • Anfetaminas  0,04g

Al respecto me gustaría hacer la siguiente reflexión:

  • Las fotos demuestran  la enorme cantidad de narcóticos que es permitido portar y consumir hoy en día en nuestro país, suficiente para mantenerse drogado por más de dos días.
  • ¿Existió una discusión pública? ¿Se discutió con la sociedad los beneficios o perjuicios de legalizar el consumo de drogas? ¿Se consultó a los gremios médicos, padres de familia, escuelas, colegios, iglesias? ¿Se consultó con alguien?
  • ¿Cuál es el mensaje que se está  enviando a la sociedad por parte del Estado Central al permitir el consumo de drogas hasta los volúmenes antes mencionados sin antes haber iniciado una campaña agresiva de prevención, según lo que ordena el artículo 364 de nuestra Constitución?
  • ¿Por qué una decisión de este tipo se lo hace vía reglamento sin la difusión necesaria y no vía ley, que por tratarse de un tema de enorme importancia para nuestra sociedad, ciertamente era en la Asamblea Nacional donde tenía que discutírselo?
  • ¿Si el gobierno ecuatoriano lucha contra el tráfico y distribución de estupefacientes a nivel interno, gastando millones de dólares de nuestros impuestos, con este tipo de resoluciones no se estaría estimulando el microtráfico? Es obvio que los consumidores locales deben comprar el producto en algún lugar.
  • ¿Dónde están los programas de tratamiento y rehabilitación mencionados en el mismo artículo 364 de nuestra Constitución para enfrentar el problema de adicción?
  • ¿Por qué no se trabaja estrechamente con los padres de familia al momento de implementar una campaña agresiva de prevención y tratamiento? Son las familias, quienes al fin de cuentas, son las más perjudicadas con este flagelo.

Lo que me deja claro este tipo de decisiones son dos cosas:

  1. Este tipo de política, al contrario de combatir la inseguridad producida por el narcotráfico y microtráfico, la ESTIMULA. Es conocido públicamente cómo las mafias locales se enfrentan entre sí por tener el control del mercado de distribución de drogas en barrios, colegios, universidades, entre otros.
  2. El reglamento aprobado por el CONSEP perjudica la salud de los consumidores de drogas ecuatorianos, porque por un lado NO GARANTIZA la calidad de las drogas consumidas ya que por seguir siendo penada su venta es imposible controlar su calidad, ni tampoco implementa políticas de prevención y rehabilitación del consumidor.

El problema del consumo, venta y distribución de drogas es un problema social que debe ser enfrentado con firmeza, pero sobre todo con coherencia. Se pueden tener buenas intensiones, pero si las políticas a aplicarse en este caso son erróneas, los resultados podrían ser peores que los actuales.