Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Inicio del adiós

Nelson Castro
Buenos Aires, Argentina

El kirchnerismo comenzó ayer su despedida del poder. Fue la pesadilla que la Presidenta nunca imaginó tener. Es que fue una derrota personal: perdieron sus candidatos. Fue ella la que decidió que Martín Insaurralde fuera el candidato en la provincia de Buenos Aires. Más que el candidato del partido, el intendente de Lomas de Zamora lo fue de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner. Y, entonces, debieron salir en su auxilio todos para darle a Insaurralde el plafond que su figura política no tenía. El primer socorrista fue Daniel Scioli. Creyó que con la impronta de su figura alcanzaría.

Nelson Castro
Buenos Aires, Argentina


Publicidad

El kirchnerismo comenzó ayer su despedida del poder. Fue la pesadilla que la Presidenta nunca imaginó tener. Es que fue una derrota personal: perdieron sus candidatos. Fue ella la que decidió que Martín Insaurralde fuera el candidato en la provincia de Buenos Aires. Más que el candidato del partido, el intendente de Lomas de Zamora lo fue de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner. Y, entonces, debieron salir en su auxilio todos para darle a Insaurralde el plafond que su figura política no tenía. El primer socorrista fue Daniel Scioli. Creyó que con la impronta de su figura alcanzaría.

En estas horas, el gobernador debe estar arrepintiéndose de su marcha atrás en la mañana del sábado 22 de junio pasado cuando su acuerdo electoral con Sergio Massa estaba prácticamente cerrado y, por ende, Karina Rabolini iba a ser la segunda de la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente Renovador. “Vos vas a ser el candidato a Presidente y yo a gobernador”, le prometió el intendente de Tigre en aquellas horas que hoy son historia.

El kirchnerismo no leyó la realidad. Se creyó el “relato” y pensó que los datos que minan su gestión son inventos de los medios. El retroceso que ha experimentado en muchas de las provincias de las que se sentía amo y señor es fenomenal. Santa Cruz es el emblema.

Tampoco fue una gran noche para el Pro en la ciudad de Buenos Aires. El triunfo de Unen, la suma de cuyos candidatos ha superado al partido de Macri, es un severo llamado de atención para el oficialismo porteño. A nivel nacional la jornada fue gris oscura para el Pro.

La Unión Cívica Radical ha despuntado la expectativa de un renacer que necesariamente pasa por la consolidación de su coalición con sectores del socialismo. ¿Aprovechará la oportunidad?

Otro de los severamente dañados fue Francisco De Narváez. ¿Qué hará de aquí en más?

El voto útil pesó y, ante la perspectiva de un resultado incierto, favoreció a Massa.

Margarita Stolbizer hizo una gran elección.

La Presidenta fue ayer la gran derrotada de la noche. Hubo un mensaje claro de las urnas: la mayoría le dijo no al kirchnerismo. Que, por lo que se vio anoche, la Dra. Fernández de Kirchner no captó.

* Nelson Castro es periodista argentino. Su texto ha sido publicado originalmente en el portal Perfil.com