Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

¿El Plan B era el Plan A?

Alberto Salvat
Quito, Ecuador

¿Alguien podría ser tan mal pensado para creer que el “Plan B” era en realidad el “Plan A” y que se ha estado tomando el pelo al pueblo ecuatoriano y a la comunidad internacional…?

Alberto Salvat
Quito, Ecuador


Publicidad

Es obvio que el ser humano es el más “animal” de todos los seres vivos. Matamos por matar, nos matamos entre nosotros y …nos cargamos el planeta, dejándolo cada vez peor a las futuras generaciones.

Por eso, la iniciativa Yasuní-ITT era algo genial, algo necesario, algo que ilusionaba.

Yo no voy a cuestionar la decisión del presidente Rafael Correa (RC) de explotar el petróleo del Yasuní, pues sé que la economía del Ecuador, con cada vez más funcionarios en nómina (y algunas otras “necesidades”), con una producción petrolera teóricamente ya  pre-vendida a los chinos, va a empezar a tener problemas de liquidez más pronto que tarde. Lo que no sé es cómo quedará la cosa a los gobiernos que vengan en el futuro.

Lo que sí voy a plantear aquí es qué tan hipócritas son los países del llamado 1er mundo (o sea, los “países contaminantes”, supuestamente, los culpables de no haber podido impedir la explotación) en relación a las donaciones de la iniciativa Yasuní-ITT  y qué tan sincero fue RC cuando la propuso.

Dejaré varios puntos para la reflexión:

1)    ¿Ha mentido alguna vez RC?;

2)    Quién propuso la iniciativa Yasuní-ITT, ¿la comunidad internacional a Ecuador o Ecuador a la comunidad internacional…?;

3)    Si la perforación sólo afectará el 1 ó el 0.1% del Yasuní y con las nuevas tecnologías lo dejará intacto, ¿por qué todo el “numerito” de la iniciativa…?;

4)    Si había un equipo exitoso y conocedor del tema que llevaba el proyecto, ¿por qué se cambió por uno mediocre…?;

5)    Si “los países contaminantes” tenían que dar el dinero, ¿por qué -como se lo dijo Ivonne Baki a Jorge Ortiz-,  en enero de 2012 no se había iniciado todavía la campaña internacional, ni se conocía su presupuesto? (En esa entrevista, declara que sólo se había “yasunizado exitosamente al Ecuador” y que la campaña costó 2 millones y pico);

6)    ¿Por qué, en esa misma entrevista, la Sra. Baki declara que ya habían recaudado 117 millones y tenían asegurados 291 hasta el año siguiente (y el órgano del partido confirmó cifras similares) y RC dijo el día del anuncio de la explotación que sólo habían 13 millones en el fideicomiso?;

7)    Si Carlos Viteri, presidente de la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea Nacional, declaró en Ecuavisa el día después del anuncio de la explotación por parte de RC, que en la campaña se gastaron 4 millones de dólares, ¿significa, según la información de Ivonne Baki, que se invirtió, como máximo, menos de 2 millones en la campaña internacional…? ¿Quién se enteró en el extranjero de la iniciativa Yasuní-ITT? Imagino que no contarían con la declaración de RC en la ONU, en donde decenas de jefes de estado y de gobierno hicieron múltiples propuestas y donde se habló sin duda de la intervención de RC fue …en Ecuador (como en cada país se habló de su político respectivo, claro);

8)    Si en una época de crisis se pide ayuda a los estados de los “países contaminantes” (excepto el más contaminante, claro) y por otro lado se los ningunea, desprecia, se habla que se metan las moneditas por las orejas, se tarda 6 meses en firmar el convenio con la ONU, se desprecia el ATPDEA con los EE.UU. y a la vez  se elogian de sobremanera a dictaduras como la cubana, se defiende a dictadores sanguinarios como Gadafi y El Assad o, se tienen las mejores relaciones con presidentes que robaron las elecciones como Ahmadineyad y Maduro, se dice que las FARC no son terroristas y encima tampoco se hace una campaña real para conseguir fondos en los “países contaminantes”, ¿es raro que no se hayan conseguido los fondos…?;

9)    Si a la vez que se habla de la iniciativa Yasuní-ITT, se empieza a explotar pozos cercanos, se deja pasar una matanza de indígenas, se corren los límites del parque Yasuní, se hace el plan de negocios de la refinería del Pacífico en el que entran 200K barriles venezolanos y 100K barriles del parque Yasuní-ITT, ¿a alguien le extraña que los “países contaminantes” pongan en entredicho la veracidad de la iniciativa Yasuní-ITT?;

10) ¿Es raro que los “países contaminantes” desconfíen de un país en donde no hay transparencia, se condena a periodistas que emiten opiniones contra el presidente, se condena por terrorismo a un grupo de estudiantes por reunirse y hablar mal del gobierno o a unos indígenas que se manifiestan en contra de la explotación minera y a favor del respeto al agua, se hacen leyes que machacan la libertad de prensa o se condena a un asambleísta por denunciar al presidente, irrespetando además su inmunidad parlamentaria?;

11) ¿Es normal que ahora cierta gente pueda dudar de la futura “extracción impecable” del petróleo en el Yasuní-ITT, cuando se dijo que no pasaría nada con el fabuloso nuevo oleoducto de Esmeraldas y ya ha habido varios accidentes altamente contaminantes y también ha habido escapes en los campos petrolíferos vecinos al Yasuní?  ¿Es cierto que, para iniciar la explotación, se tenga que practicar la sísmica en 3 dimensiones en todo el parque, con dinamita?;

12) ¿Alguien podría ser tan mal pensado para creer que el “Plan B” era en realidad el “Plan A” y que se ha estado tomando el pelo al pueblo ecuatoriano y a la comunidad internacional…?

Es cierto que hay hipocresía …¡en todos lados!