Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cha… qué miedo

Luis Eduardo Vivanco
Quito, Ecuador

Buu… Hoy es Halloween, buu… Día de brujas, festividad que por cierto en mi vida siempre pasó desapercibida. Como desapercibido ha pasado el Día del Escudo (que levante la mano el patriota que ahora lanza basura contra la fecha gringa, pero que en verdad festejaba al Escudo cuando era guambra. Pero la plena, que muestren fotos –no cuenta el deber de colorear el escudo en el colegio-.

Luis Eduardo Vivanco
Quito, Ecuador


Publicidad

Buu… Hoy es Halloween, buu… Día de brujas, festividad que por cierto en mi vida siempre pasó desapercibida. Como desapercibido ha pasado el Día del Escudo (que levante la mano el patriota que ahora lanza basura contra la fecha gringa, pero que en verdad festejaba al Escudo cuando era guambra. Pero la plena, que muestren fotos –no cuenta el deber de colorear el escudo en el colegio-.

Pero este sí es un día medio terrorífico. No sólo porque hoy canta en Quito el Justin Bieber, que me parece de miedo. Respeto a sus fans, incluso hay una que otra en mi familia, pero me causa un poquito de terror escuchar al muchacho y peor aún ver la cara de las fanáticas que parecen que lo comen a uno cuando salen gritando en TV. Comprendo a la fanaticada, no la juzgo, sólo digo que si yo estuviera metido en medio de un río de fans del Justin, estaría ahueva…ísimo.

Pero en fin, noche de brujas. Lo que me causa más miedo, sin embargo, es que hoy, sí hoy, Halloween, Día de Escudo, concierto del Justin; nuestra delegación, los 100 camaradas, se encuentran con Aleksandr Lukashenko, el presidente de Bielorusia. Ese señor sí que da miedo, pero de ‘adeveras’.
Los 100 camaradas dijeron que iban para conseguir acuerdos en ciencia, ojalá. Pero ese señor tiene otras cosas que enseñar. Si no me creen (no he podido viajar allá a verificar como dice la Ley de Medios) pregúntenle a la alta comisionada de la ONU para los DD.HH., Navi Pillay, que ha denunciado las graves represiones de quien se considera como “el último dictador de Europa”. Cuando le dijeron eso (se lo dijo el ministro de Exteriores alemán), él respondió que “es mejor ser dictador que ser gay”. Vaya tipo. Vaya panas que tenemos. El caballero va en el poder desde 1994, desde entonces ha detenido a cerca de un centenar de periodistas. Qué más podemos esperar, si ha dicho que siente “nostalgia por la URSS”. Qué podemos esperar si ahí la pena de muerte se ejecuta con un tiro en la nuca y la tortura no es novedad.

Así que si este Halloween me quieren asustar, timbren la puerta de mi casa, usando una máscara de Lukashenko… o una del Bieber.

* El texto de Luis Eduardo Vivanco ha sido publicado originalmente en el diario La Hora.