Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La cárcel ya es de todos

Héctor Yépez Martínez
Guayaquil, Ecuador

¡Qué bueno! Por fin tenemos

un nuevo código penal:

más delitos y sanciones

por si uno se porta mal.

Veamos algunos de ellos:

no sea que por ignorar

terminemos entre rejas

(si no es por hablar de más…)

Héctor Yépez Martínez
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

¡Qué bueno! Por fin tenemos

un nuevo código penal:

más delitos y sanciones

por si uno se porta mal.

Veamos algunos de ellos:

no sea que por ignorar

terminemos entre rejas

(si no es por hablar de más…)

El pánico ya es delito

si lo causa un periodista:

diez años directo a cana

si falla en una noticia.

Cinco años si una elección

de algún modo “obstaculizas”:

nadie sabe cómo se juzga

ni qué mismo significa.

Quitaron la injuria… pero

sigue ahí como “calumnia”:

si acusas a alguien en falso,

te vas preso y pagas multa.

Y ahora también te enrejan

si haces plata sin factura:

aumentan los informales

y aumenta la mano dura.

Hay delitos más ligeros:

por ejemplo, el etnocidio.

Hay también unos con piola,

como es el testaferrismo

o el tráfico de influencias:

vas preso si no eres primo

o si eres opositor.

O si te quitan cobijo.

Si provocas el “terror”,

ya eres un “terrorista”.

A tres años te condenan

si a “discriminar” incitas.

Si hoy te vuelves subversivo,

con siete años te liquidan.

Pero si ya eras desde antes,

¡te premiará un asambleísta!

(En voz baja)

Y del aborto, ni se hable:

para eso no se legisla,

ni se piensa. Eso ordena

el Mashi. Y nadie chista.

Publicado originalmente en el blog www.realidadecuador.com