Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El (la) personaje del año

Marlon Puertas
Guayaquil, Ecuador

Yo también quise hacer mi lista de los personajes del año. Y para no complicar mucho la cosa, he preferido repartir los premios en distintas categorías. Disculparán si no comparten los resultados.

Marlon Puertas
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Yo también quise hacer mi lista de los personajes del año. Y para no complicar mucho la cosa, he preferido repartir los premios en distintas categorías. Disculparán si no comparten los resultados.

En política: si pensaron que los finalistas serían Rafael y Jaime, estaban muy equivocados. No lo merecen. Aparte de hacer política, ¿qué han hecho de bueno? Se la han pasado acusándose mutuamente de todo y, la verdad, ya cayeron mal. Que el dragado del puerto, que el agua sucia, que el Estero, que los parques. Todo es bronca entre los dos. En cambio, yo le daría el premio a Lucio. ¿Que no ha hecho nada bueno tampoco? ¿Y les parece poco que haya desaparecido del mapa electoral? Eso merece un reconocimiento y nuestra gratitud eterna. Una mención especial, como la revelación política del año, va para doña Gabriela Rivadeneira, que además se lleva la frase del año, por aquella de que los ricos coman cochinadas.

En justicia: medio fregado destacar al mejor de esta función independiente del Estado. Están nominados Galo Chiriboga, Gustavo Jalkh y hasta el ministro José Serrano, que sin ser juez, mete más miedo que los jueces. Yo le iba a dar el premio a Galo, pero antes de enterarme de su chat con Pedrito Delgado. Ahora ya no sé qué pensar. Eso de andar aprobándole nombres para que escoja su abogado, como que se vio feo, ¿no? Él, que resultó meses después ser el implacable fiscal que acusó a Pedrito por inventarse ser economista, no debió haber chateado con tanta intimidad de problemas judiciales de terceros. Así que, a última hora, ha perdido esta mención. Mejor le dejamos ese premio al ministro José Serrano, que, hay que reconocer, se ha sacado el aire recuperando los prófugos que escaparon de la Roca y del CDP. Y contando las toneladas de droga que se capturaron este año en Ecuador, rompiendo todos los récords.

En impunidad: esto es un invento mío, creado para mantener vigente la frase presidencial: prohibido olvidar. Allí están, muertos de la risa, Gastón Duzac, Pedrito Delgado, Glas Viejó y hasta el clásico y famoso Comecheques. Huyeron facilito y eso que ahora tenemos justicia.

En deportes: los finalistas son Luchito y Pepe Pancho. El primero, porque aunque el fútbol ecuatoriano está hecho pedazos, ha clasificado a la selección tres veces a un mundial. El campeonato local está quebrado, pero la Selección vive su mejor momento. En cambio, Pepe Pancho, consiguió alinear al COE con la revolución, después de una dura pelea con Danilo Carrera, a quien mandó al retiro a sus cuarteles de invierno.

En espectáculos: este año han sido tantos los shows, que resulta ser la mención más disputada. Allí están Julian Assange, con su presencia en la embajada de Londres; la llegada de tantos artistas para ensuciar su mano en el petróleo que dejó derramado la Chevron. O la visita de Domingo Paredes a Cuba para aprender del sistema electoral de la isla. O el viaje de los 14 de la fama para traer de las orejas a Galo Lara desde Panamá. O el concierto de Justin Bieber. Menuda tarea. Mejor escojan ustedes en esta categoría.