Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Carta a Evo Morales

Carlos Sánchez Berzaín
Miami, Estados Unidos

Señor Evo Morales

Jefe del Estado Plurinacional de Bolivia

Presente.-

Carlos Sánchez Berzaín
Miami, Estados Unidos


Publicidad

Señor Evo Morales

Jefe del Estado Plurinacional de Bolivia

Presente.-

De mi consideración:

Ante tu interés y preocupación por el contenido de mi libro “LA DICTADURA DEL SIGLO XXI EN BOLIVIA” y tus declaraciones del 5 y 6 del presente respecto a la próxima visita del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, me veo forzado a escribirte para aclarar ante la opinión pública los aspectos siguientes:

1.- Has declarado que “Vargas Llosa llega a Santa Cruz………a convocatoria o instrucciones de Sánchez Berzaín”. Eso es mentira y tú lo sabes, pero “Evo miente como siempre” porque de esa manera (por instrucción de los estrategas cubanos que señalan el camino de tu gobierno) pretendes adelantarte a la segura y reiterada crítica que el ilustre defensor de la libertad y de la democracia Mario Vargas Llosa realizará en Bolivia como lo hace en cualquier lugar del mundo. No puedes gobernar como lo haces y pretender que el mundo no se dé cuenta. No tengo ninguna relación con el viaje ni con Mario Vargas Llosa, a quien admiro como escritor y como luchador en la defensa de los derechos fundamentales de las personas.

2.- Evo, tú no necesitas que nadie te desprestigie, lo has logrado solo. Pudiste seguir el camino de Mandela uniendo al pueblo boliviano para llevarlo al desarrollo y preferiste la senda de Mugabe convirtiéndote en un dictador, dividiendo a los bolivianos, violando las libertades fundamentales, tomando el control absoluto del poder. Has atentado contra la independencia nacional sometiendo al país a las órdenes de Cuba y Venezuela. La Bolivia que hoy controlas tiene menos libertad de prensa, menos libertad de expresión, ninguna independencia de los poderes del estado, y menos futuro en relación a la Bolivia de hace diez años.

Has acabado con la República de Bolivia y tu estado plurinacional tiene crímenes, perseguidos, presos y exiliados políticos. Gobiernas con las técnicas de miedo de los cubanos castristas a quienes has entregado desde la administración de correos hasta la seguridad nacional, pasando por la identificación personal, servicios médicos, adoctrinamiento rural, intervención de las comunicaciones de la vida diaria de los bolivianos y otras actividades que generan el repudio de nuestros compatriotas. El proyecto político que diriges no es boliviano, es de intervencionismo externo, es una copia del que aplica Cuba en Venezuela, Ecuador y Nicaragua, donde incluso las constituciones y sus modificaciones son las mismas. Todo lo que buscan es controlar el poder total y mantenerlo indefinidamente, y así han terminado con la democracia. Esto sin hablar de la coca ilegal en el país cuyos cultivos crecen y con ellos la sospecha internacional de un “narcoestado”.

3.- Mi libro “LA DICTADURA DEL SIGLO XXI EN BOLIVIA” tiene como marco lo que es la democracia y lo que es la dictadura, hace un recorrido histórico breve de parte de los atentados contra la democracia en los que tú participaste, describe la suplantación constitucional, relata hechos y casos (todos verificados y verificables) que muestran la índole de tus actos políticos y los de tu gobierno, que no corresponden a una democracia. Debo recordarte que de acuerdo a la Carta Democrática Interamericana (suscrita por Bolivia) los elementos esenciales de la democracia son: “el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; la separación e independencia de los poderes públicos”. Entiendo que el libro te preocupe porque demuestra cómo en tu gobierno no se respeta ni uno de estos elementos esenciales.

El libro contiene algunos casos de la persecución judicializada que has institucionalizado en Bolivia y describe las características del procedimiento de persecución. Cada víctima puede hacer varios libros con el drama que les toca vivir por tus abusos.

Lo que llamas “instrucciones de Sánchez Berzaín” contenidas en el libro, es el capítulo 5 “Cómo recuperar la democracia”, en las condiciones de la realidad objetiva de la Bolivia de hoy. Formulo cinco sugerencias que creo son buenas por la reacción que han motivado y porque además pueden ser de aplicación en todos los países víctimas del proyecto Alba o socialismo del siglo XXI. No son de mi creación, están recuperadas de la historia política de los pueblos que han luchado por su libertad y son: Llamar las cosas por su nombre, la imprescindible unidad de la oposición (con los ejemplos de la izquierda chilena y de la oposición venezolana), recuperar la capacidad de denuncia, despertar la solidaridad de las democracias del mundo, y reconocer que hemos perdido la democracia.

4.- Como conozco que tus estrategas pondrán en marcha de inmediato un nuevo ataque contra mi persona para buscar aplicar su técnica del “asesinato de la reputación” (debes ver el anexo 7 del libro, también publicado en el Diario Las Américas), argumentando los hechos de octubre de 2003 que tu mismo has reivindicado de manera pública como el derrocamiento del gobierno democráticamente elegido, te recuerdo que el juicio de persecución política con el que me persigues e infamas tiene -entre otros- las características siguientes:

4.1.- Eres el acusador pese a ser el principal instigador y autor de los delitos que se pretenden juzgar.

4.2.- El juicio se lleva adelante solo contra quienes defendimos la democracia en cumplimiento de la Constitución y las leyes; los conspiradores, sediciosos y autores, contigo a la cabeza, nunca han sido investigados porque están protegidos por los decretos supremos 27234 y 27237 por los que Carlos Mesa les dio amnistía. Solo está acusada una parte. Los que provocaron, ejecutaron y se beneficiaron de los hechos de violencia están hoy en tu gobierno gozando de amnistía y reclamando como mérito su intervención en el derrocamiento.

4.3.- Promoviste el juicio pese al informe negativo de la comisión de fiscales que no encontró materia justiciable, por lo que fueron destituidos hasta conseguir fiscales que acusen.

4.4.- En la votación el Congreso no logró los votos necesarios para autorizar el enjuiciamiento y violando la ley forzaste la autorización.

4.5.- Has destituido fiscales, jueces y magistrados, los has perseguido, enjuiciado y obligado a renunciar hasta controlar todo el sistema con el que has convertido en presos políticos a los miembros del Alto Militar del 2003.

4.6.- Es un juicio que no respeta ninguna garantía ni derecho, no respeta la igualdad de la partes, el debido proceso, la presunción de inocencia, el juez imparcial, la naturaleza de la prueba, no respeta nada. Es un linchamiento político que te sirve aún de propaganda………pero si algún día quieres esclarecer la verdad frente al pueblo boliviano solo tienes que pedir un archivo de tus declaraciones y discursos públicos sobre el tema en los que has confesado ya tu culpabilidad.

Finalmente, deja circular en el país el libro “LA DICTADURA DEL SIGLO XXI EN BOLIVIA”, ordena que devuelvan los ejemplares que tu policía política ha censurado. Igual lo bajarán de Amazon. Si el pueblo boliviano encuentra algo que no sea cierto, verificado o verificable, te ofrezco enmendarlo en la tercera edición.

Un proverbio chino enseña: “puedes engañar a muchos poco tiempo, puedes engañar a pocos mucho tiempo, pero no engañarás a todos todo el tiempo”. Cuidado Evo, el tiempo pasa.

Desde el exilio

CARLOS SANCHEZ BERZAIN

___
Carlos Sánchez Berzaín es abogado y politólogo boliviano. Es director del Interamerican Institute for Democracy