Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Secretario de Unasur y la guerra del Cenepa

Alberto Molina
Quito, Ecuador

Ernesto Samper Pizano ejerció la presidencia de Colombia en el periodo comprendido de 1994 a 1998.

Alberto Molina

Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

Ernesto Samper Pizano ejerció la presidencia de Colombia en el periodo comprendido de 1994 a 1998; a pocos días de su triunfo, el candidato perdedor Andrés Pastrana hizo público una acusación, relativa a la información contenida en unos cassetes, de que el candidato ganador había recibido dinero del narcotráfico para su campaña.

Como era lógico de pensar, el presidente Samper en todo momento había defendido su inocencia con vigor y había declarado sentirse “víctima de un atentado moral” y señalaba “que él no había recibido ningún dinero del narcotráfico y que seguramente todo se habría hecho a sus “espaldas”.

Para desgracia de Samper, en el proceso conocido por “El proceso 8000”, el tesorero de su campaña Santiago Medina confesó que si habían entrado dineros del narcotráfico a la campaña presidencial; además, por efectos de las indagatorias hechas a Medina, el entonces Ministro de Defensa Fernando Botero Zeas, hijo del célebre pintor colombiano Fernando Botero, fue vinculado al proceso porque se había desempeñado como jefe de la cuestionada campaña presidencial y que fue el único de los procesados que cumplió una pena con cárcel a raíz de los hechos investigados.

Botero le puso en la picota a Samper cuando confesó “que el Presidente Samper si sabía del ingreso de dinero ilícito a su campaña”, con esta declaración la imagen de Samper se fue al suelo y la tormenta política no se hizo esperar, tanto dentro como fuera de Colombia. Estados Unidos descertificó a Colombia en materia de lucha contra el narcotráfico; además, le canceló la visa de entrada a ese país al Presidente Samper.

Los 15 miembros de la Comisión de Acusaciones del Congreso, después de avaluar las pruebas aportadas por el fiscal, entre ellas un video de Pablo Escobar en el que reconoce haber entregado dinero a Samper en 1982 (Samper fue jefe de campaña para la reelección de Alfonso López), decidió abrir investigación formal contra el Presidente, en una acción sin precedentes en la historia de Colombia.

Como es costumbre en nuestros atribulados países Latinoamericanos, el Congreso por 111 votos contra 43 se archivaron los cargos contra el presidente de la República. Ni culpable, ni inocente el proceso fue precluido. (La preclusión es un principio jurídico que da términos a las etapas de un proceso. Una vez finalizada cada una de esas etapas no se puede retrotraer).

Durante el mandato de Samper, en 1995, en el Ecuador estalló la guerra con el Perú (Guerra del Cenepa), en un momento de la guerra se necesita en forma urgente munición para los fusiles, Colombia había aceptado la venta de esa munición a nuestro país, los camiones cargados de munición fueron detenidos en la frontera y a última hora se negó dicha venta; además, Colombia se declaró neutral en dicho conflicto.

Ahora Ernesto Samper ejerce las funciones de Secretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), es decir representa a las 11 naciones sudamericanas, sin embargo Samper aparece en la mesa directiva del Encuentro Latinoamericano Progresista, evento organizado por el partido del gobierno de Correa y que asistieron representantes de organizaciones de izquierda Latinoamericana, incluido el representante del Foro de Sao Paulo.

Estimado lector, saque usted mismo las conclusiones.