Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hasta el infinito y más allá…

Susana González
Guayaquil, Ecuador

Rafael Correa ya no quiere que su revolución ciudadana dure 300 años, ahora su meta es el infinito…

Susana González
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Rafael Correa ya no quiere que su revolución ciudadana dure 300 años, ahora su meta es el infinito… Sin embargo, ¿cómo sería la vida de los ecuatorianos teniendo que escuchar insultos y agravios hasta el infinito? Correa regresó de su gira por China y dio cátedra de lo que mejor sabe hacer: agredir verbalmente a todo el que no concuerde con su gobierno.

Cada domingo, los medios se llenan de reseñas sobre sus últimos insultos. Por ejemplo, la prensa destacó que en esta sabatina llamó “ridículos y adefesiosos” a los dirigentes de la Conaie. ¿El motivo? Los indígenas enviaron una carta pidiendo se les entregue de manera definitiva el local en que mantienen su sede desde 1991. Según Correa eso no es posible, porque la Conaie se ha dedicado a realizar actividad política. Entonces, ¿para qué cree que el Estado entregó una sede al movimiento indígena? ¿Esperaba que los indígenas permanecieran guardando silencio hasta el infinito?
Tampoco se escapó quien fuera el máximo jefe de las Fuerzas Armadas. Sobre el general Ernesto González dijo que tiene posturas “retrógradas y cavernarias”. ¿Cuál fue la razón? El militar objeta en su libro Testimonio de un comandante que el Jefe de Estado nombre civiles para dirigir el Ministerio de Defensa y modifique la Constitución para que militares cuiden el orden interno. Pero, ¿es retrógrado y cavernario un excomandante por cuestionar las decisiones políticas de un mandatario?

En su sabatina hasta se dio tiempo para atacar a una página de Facebook llamada Crudo Ecuador. Y el motivo fue más inverosímil. Esta página viralizó una foto de Correa en un centro comercial de Ámsterdam, donde se lo ve con bolsas de compras junto a dos personas. Como era de esperar, hubo críticas de quienes vieron allí una contradicción con la política oficial de cargar con impuestos a los artículos traídos del exterior. Por eso, la respuesta de Correa es que Crudo Ecuador tiene intereses políticos y posiblemente está financiada por un partido, por lo que ya ordenó preparar una estrategia para contrarrestar ese tipo de publicaciones en redes sociales. Es decir, ¿subir una foto suya y criticarlo significa tener intereses políticos? ¿Cuántas horas al día pasa monitoreando Correa las redes sociales para saber cuando alguien lo critica?

Se acabó la gira por China y regresaron los insultos por televisión nacional, pagados con dinero de todos los ecuatorianos, incluidos lo que cuestionan al gobierno. Correa dice esperar que su revolución dure hasta el infinito, por lo cual quizás ya esté elaborando una lista infinita de insultos para sus adversarios o tal vez imaginando cómo sería castigar hasta el infinito a quienes no compartan su punto de vista…