Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hernán Salgado Pesantes

Mauricio Maldonado Muñoz
Génova, Italia

El profesor Hernán Salgado Pesantes, ex-presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ex-vocal del Tribunal Constitucional, ex-magistrado de la Corte Suprema de Justicia, ex-decano y profesor titular de derecho constitucional de la Facultad de Jurisprudencia de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador realizó su retiro formal de la docencia hace casi dos años.

Mauricio Maldonado Muñoz
Génova, Italia


Publicidad

El profesor Hernán Salgado Pesantes, ex-presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ex-vocal del Tribunal Constitucional, ex-magistrado de la Corte Suprema de Justicia, ex-decano y profesor titular de derecho constitucional de la Facultad de Jurisprudencia de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador realizó su retiro formal de la docencia hace casi dos años. Las muestras de afecto y admiración al profesor no se hicieron esperar, entre ellas, una que pretendía recoger en una obra algunos artículos académicos de colegas y discípulos del profesor Salgado Pesantes.

Ese objetivo, después de todos los avatares que supone la coordinación, edición y publicación de una obra del tipo, se ha logrado finalmente: la Corporación de Estudios y Publicaciones, editorial quiteña, ha publicado el libro: “Derecho constitucional e instituciones políticas. Derechos humanos y justicia constitucional: ensayos en honor del Prof. Hernán Salgado Pesantes”. Los temas, para quién haya seguido la carrera académica y cívica del profesor, resultarán ciertamente familiares.

El libro en mención consta de cuatro partes: 1) Estudios sobre derecho constitucional, 2) Justicia constitucional, 3) Derecho internacional de los derechos humanos, y 4) Reminiscencias. Las tres primeras se refieren a algunas temas que el profesor Salgado Pesantes trató a lo largo de su obra, incluyendo sus estudios de doctorado en la Universidad Pantheón-Sorbona de París y también sus libros sobre derecho constitucional, derechos humanos y sobre justicia constitucional. Destacan también sus estudios en teoría del derecho, siendo de particular interés su libro “Introducción al estudio del Derecho”, cuya última edición ha sido publicada también por la Corporación de Estudios y Publicaciones. La última parte incluye algunas anécdotas sobre el profesor, aunque algunas de ellas hacen parte también de los textos académicos y del prólogo a la obra.

Algunos de los mejores constitucionalistas iberoamericanos, y algunos de fuera del mundo latino, han participado en esta publicación. Los académicos que publican en esta obra, en el orden en que sus colaboraciones aparecen publicadas, son los siguientes: Douglas Cassel (USA), Diego Valadés (México), Domingo García Belaunde (Perú), José Antonio Rivera Santibáñez (Bolivia), Agustín Grijalva y otros (Ecuador), Pablo Valdivieso y Luis Rivera (Ecuador), Rafael Oyarte (Ecuador), M. Paulina Araujo G. (Ecuador), Francisco Fernández Segado (España), Juan Carlos Riofrío Martínez-Villalba (Ecuador), Victor Bazán (Argentina), Eloy Espinosa-Saldaña Barrera (Perú), Osvaldo A. Gozaíni (Argentina), Humberto Nogueira Alcalá (Chile), Ismael Quintana (Ecuador), Néstor Pedro Sagüés (Argentina), Pablo Pérez Tremps (España), Miguel Carbonell (México), Ramiro Ávila Santamaría (Ecuador), Marcelo Figueiredo (Brasil), Manuel E. Ventura Robles (Costa Rica), Ricardo Haro (Argentina), Rubén Hernández Valle (Costa Rica), Allan R. Brewer Carías (Venezuela), Christina Binder (Austria), Luis López Guerra (España), Salim Zaidán (Ecuador), Mauricio Maldonado Muñoz (Ecuador), Eduardo Mora Altamirano (Ecuador), Arturo Moscoso Moreno (Ecuador).

Un libro tan rico merece la atención de los juristas ecuatorianos y, también, de los iberoamericanos en general. Esto debe tenerse muy en cuenta; aunque, me atrevo a pensar que el libro tiene todavía un mérito mayor: reunir a tan destacados autores para homenajear a un hombre que por su sencillez habría preferido no encontrarse recurrentemente, como se ha encontrado, homenajeado por sus logros. La carrera del profesor Salgado Pesantes, y también su vida personal, dan cuenta de un hombre como pocos, y en ese sentido la publicación de este libro no puede ser sino bien merecida.