Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La comisión la tiene fácil

Alberto Molina
Quito, Ecuador

Sobre los convenios de inteligencia que señala en el libro Testimonio de un Comandante el General Ernesto González  y, concretamente, sobre la acusación que se le hace al Coronel Mario Pazmiño de haber filtrado información a la inteligencia norteamericana, en lo relacionado al ataque de las fuerzas militares colombianas al campamento de Angostura, durante el que fue abatido “Raúl Reyes” y una veintena de insurgentes colombianos, el Presidente Correa en la sabatina del 24 de enero, entre otras cosas, señaló:

Alberto Molina

Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

Sobre los convenios de inteligencia que señala en el libro Testimonio de un Comandante el General Ernesto González  y, concretamente, sobre la acusación que se le hace al Coronel Mario Pazmiño de haber filtrado información a la inteligencia norteamericana, en lo relacionado al ataque de las fuerzas militares colombianas al campamento de Angostura, durante el que fue abatido “Raúl Reyes” y una veintena de insurgentes colombianos, el Presidente Correa en la sabatina del 24 de enero, entre otras cosas, señaló: “Esto no es cualquier pelo de cochino, es gravísimo, puede ser hasta alta traición a la patria que se diga tan suelto de huesos, que como no eran atendidos por los gobiernos hicieron un convenio militar de la embajada de Estados Unidos… y reconocer que el soplón de la Embajada era el jefe de inteligencia del Ejército (Coronel Mario Pazmiño), esto no puede quedar en la impunidad”.

“Para que no quede en la impudidad”, la Comisión de Fiscalización de la Asamblea va a realizar la investigación respectiva. Esa investigación va a ser muy fácil. El asambleísta Gabriel Rivera, Presidente de dicha Comisión, deberá pedir al Ministro de Defensa el resultado de la investigación sobre este tema que el Presidente Correa dispuso mediante decreto 1080, del 15 de mayo de 2008. La Comisión dijo en su informe “que las relaciones con el Grupo Militar eran formales y habían consistido en ayuda económica para diversas operaciones militares, sobre todo en la Frontera Norte. Los datos desde el 2001 al 2008 daban cuenta que el GM de Estados Unidos en el Ecuador había aportado con USD 46 millones para ítems como: vehículos tácticos, equipos de comunicaciones, repuestos, hangares, helipuertos, muelles, raciones de combate, uniformes de combate, equipos de abordaje, radios, motores fuera de borda, combustible, equipo individual de combate, ayuda humanitaria…”  La colaboración siguió hasta el 2014, cuando el Grupo Militar abandonó el país por pedido del gobierno.

Es necesario recordar que la Institución militar, por su propia naturaleza, es vertical y jerarquizada, ninguno de sus miembros actúa a título personal; además, el comandante es el responsable de todo lo haga o deje de hacer su Unidad.

Igualmente, se deberá pedir copia del informe que presentó la Comisión de Transparencia y Verdad sobre el ataque a Angostura, nombrada por el Presidente Correa, mediante Decreto Ejecutivo Nº 1646 del 25 de marzo de 2009, y que fue presidida por el Doctor Francisco Huerta. Me permito transcribir un fragmento del Preámbulo de dicho informe: “…entendimos el alto honor que diversas instituciones nos dispensaron al proponer nuestros nombres al Gobierno Nacional, para constituir una Comisión encargada de investigar y esclarecer lo acontecido en Angostura el 1° de marzo de 2008 cuando el ejército colombiano irrumpió en territorio ecuatoriano; los supuestos vínculos de funcionarios del gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, y de éstos con redes del narcotráfico, (…)”.

La Comisión también deberá investigar la injerencia por parte de Venezuela, el 30-S, ese día le llamó por teléfono el Presidente Hugo Chávez al General Ernesto González. Este episodio lo relata en su libro el General González (p. 195). ¿Qué hubiese sido si quién le llamó era el Presidente o el embajador de los EE.UU.?

Para información de la Comisión y para que saque sus conclusiones, deberá solicitar a los ministerios de RR.EE. y Defensa los convenios firmados por lo menos 30 años atrás,  ya que el objeto de la investigación es el de analizar las implicaciones de la aplicación de convenios de cooperación militar con países históricamente aliados como EE.UU., Chile y en especial con los Gobiernos de las Repúblicas Bolivariana de Venezuela, de Cuba, de Nicaragua, de Irán, de Bielorrusia.

Vale la pena señalar que el último convenio fue firmado en Quito, en este gobierno, en septiembre de 2007, por la Ministra de RR.EE. de ese entonces, María Fernanda Espinosa y la Embajadora de EE.UU., Linda Lewell.

Por último, la Comisión deberá pedir la versión de los hechos  del ataque a Angostura y toda la información necesaria desde el punto de vista militar, al General Luis Garzón, actual Jefe del Comando Conjunto de las FF.AA. El 1º de marzo de 2008, el General Garzón era Director de Inteligencia del Comando Conjunto, es decir la máxima autoridad de inteligencia de FF.AA. Asimismo, se deberá pedir  el testimonio del Coronel Mario Pazmiño, Director de Inteligencia del Ejército de aquel entonces; de acuerdo al canal de mando, el Coronel Pazmiño estaba subordinado al Comandante del Ejército y a él debía responder.

De acuerdo con lo señalado, al Asambleísta Gabriel Rivera le será fácil la investigación, prácticamente tiene toda la información en sus manos.