Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Odio al éxito empresarial

Guillermo Arosemena Arosemena
Guayaquil, Ecuador

Hacer dinero limpio es importante meta, sin esta el mundo no hubiera progresado.

Guillermo Arosemena Arosemena
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Hacer dinero limpio es importante meta, sin esta el mundo no hubiera progresado. Los jerarcas chinos piensan así. Hace más de dos décadas Deng Xiaoping, arquitecto de la transformación económica de su país, alentó a todo chino a hacerse millonario. Desde el siglo XVII Guayaquil ha sido cuna de personas que sin recursos económicos se hicieron adinerados, generando actividades productivas. Hoy se ataca a un modelo de vida que es aprobado en todos los continentes, excepto en países promotores de odio.

Guillermo Lasso Mendoza está siendo blanco de ataques. Desde adolescente conocí a la familia Lasso Mendoza; son numerosos hermanos: cuatro hombres y cuatro mujeres. Mi primera amistad fue con Carlos, mi contemporáneo en edad, a quien decenios atrás contraté cuando era estudiante de Espol; fue excelente ingeniero y salió adelante. Hoy es próspero empresario. La familia Lasso no era acomodada, había estrechez económica, debía medir los gastos. Una década después conocí a Guillermo Lasso por medio de su cuñado, Danilo Carrera. Era el inicio de los setenta, cuando por exceso de fábricas de elaborados de cacao no había suficiente materia prima y era necesario encontrar la forma de aumentar la producción del grano. Surgió la idea entre los industriales de crear una financiera dedicada exclusivamente a fomentar el cultivo.

Danilo Carrera, que ocupaba la gerencia del Banco Central, había renunciado y se encontraba disponible. Se lo contrató para hacer el estudio de la financiera, pero al presentarse el proyecto el Estado lo rechazó; tremendo absurdo, ya que se buscaba aumentar la producción de cacao. Como se encontraban los fondos disponibles, Danilo sugirió usarlos para otra clase de empresa financiadora. Él recomendó contratar a Guillermo, su cuñado recién graduado de secundaria, como su asistente. Fue el inicio de una larga y exitosa carrera que llevó a Guillermo a convertirse en presidente ejecutivo del Banco de Guayaquil, después de que Financiera del Sur, promovida por Danilo, se fusionara con el mencionado banco. No he visto a Guillermo en años, sé de su actividad por la prensa.