Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maniobras irresponsables de Maduro

Alberto Molina
Quito, Ecuador

En la mayoría de países de América han existido problemas provocados principalmente por litigios fronterizos históricos, derivados de las imprecisiones de las jurisdicciones establecidas desde la colonia, acentuadas en la época republicana ya como estados independientes.

Alberto Molina

Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

En la mayoría de países de América han existido problemas provocados principalmente por litigios fronterizos históricos, derivados de las imprecisiones de las jurisdicciones establecidas desde la colonia, acentuadas en la época republicana ya como estados independientes. Muchas de estas controversias limítrofes terminaron en guerras y otras aún no terminar de resolverse.

Venezuela mantiene un diferendo con Colombia sobre delimitación por las áreas marinas y submarinas en el Golfo de Venezuela. Colombia tiene 40 kilómetros de costa sobre este golfo que sirve como “puerta de entrada” al Lago Maracaibo, el emporio de recursos de hidrocarburos de Venezuela. Al existir importantes reservas de petróleo, se acentúa el interés de ambos países en el área, dificultando la solución del conflicto, que se remonta a finales del siglo XIX.

Por otro lado, Venezuela reclama para sí un territorio en posesión de Guyana denominado Esequibo, un área de alrededor de 160 mil kilómetros cuadrados que incluye también la plataforma marítima y que es rico en oro, bauxita, diamantes, madera y petróleo.

Guyana se independizó de Inglaterra en 1966; antes, Inglaterra y Venezuela habían firmado un laudo arbitral que dejó el rio Orinoco (su desembocadura) bajo soberanía venezolana. En 1970, firmaron entre Venezuela y Guyana el “Protocolo de Puerto España”, estableciendo una moratoria de 12 años a la disputa.

En 1982 el Presidente Herrera Campins, denunció dicho protocolo y declaró que las aspiraciones de Venezuela eran irrenunciables. El litigio se remonta a 1831, cuando Inglaterra ocupó la zona en disputa, incorporándola a la antigua Guayana Inglesa. Venezuela permanentemente ha reclamado como suyo los territorios de Esequibo, incluso planteo la mediación del Secretario de la ONU, pero Guyana rechazó dicho planteamiento.

Ahora que Venezuela está atravesando por una situación que bordea la tragedia económica, política, social y moral; el Presidente Maduro ha emitido el Decreto 1787 del 26 de mayo “Por el cual crea y activa las Zonas Operativas de Defensa Integral Marítimas e Insulares (Zodimain), el cual incluye áreas marítimas pendientes por delimitar con Colombia y Guyana”.

Los reclamos de Colombia y de Guyana no se han dejado esperar, porque dicho decreto unilateral afecta a los intereses de ambos países. La Canciller colombiana ha manifestado que dicho instrumento es “unilateral”, y señaló que “las decisiones unilaterales van contra el derecho internacional”.

Frente a la firmeza de los reclamos, especialmente de Guyana, la respuesta de Maduro fue: “Voy a convocar la unión militar, la unión cívico militar para defender la patria”.

El último dictador que empleó irresponsablemente esta treta en 1982 fue el General Leopoldo Galtieri, dictador argentino. Valiéndose de una legítima aspiración de Argentina, de recuperar las islas Malvinas, ordenó ocuparlas, la respuesta del Reino Unido fue contundente, Argentina fue derrotada y Galtieri pasó al tacho de la historia.