Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Detrás de los pájaros habita un poeta

Cristian López Talavera
Quito, Ecuador

¿Qué hay detrás de los pájaros? ¿Un deseo que se posterga mientras ataca las hiedes de la soledad? ¿Quizá un canto que nace de las aguas fermentadas en olvido?… ¿Tal vez niños jugueteando con el pasado en las manos de tierra? Todo esto parece decirnos el poeta del mar Luis Franco González.

Cristian López Talavera

Cristian López Talavera
Quito, Ecuador


Publicidad

¿Qué hay detrás de los pájaros? ¿Un deseo que se posterga mientras ataca las hiedes de la soledad? ¿Quizá un canto que nace de las aguas fermentadas en olvido?… ¿Tal vez niños jugueteando con el pasado en las manos de tierra? Todo esto parece decirnos el poeta del mar Luis Franco González. Con su libro Detrás de los pájaros, que acaba de ser merecedor al premio de Poesía Juegos Florales Hispanoamericanos 2015, en Guatemala, dentro Feria Centroamericana La Independencia.

Luis Franco, fiel a su búsqueda poética, propone un libro que escarba lo más escondrijo del hombre. Sus deseos más inhabitados. Deseos que desencadenan sombras de soledad. Su poética viene desde su libro Ángeles Sodomizados (Jaguar, 2012), versos que desestructuran un canto armonioso y busca en la frase la postergación de lo infinito.

El libro inicia con estos versos: “No quiebres el canto del viento en la garganta de la brasa desnuda del aire/ ni apagues el sudor de tu cuerpo en la senectud de la guerra que el lenguaje propicia/ no me dejes la ceniza…” Incita. Genera una invocación a lo desconocido. Silencio que habita una casa desconocida, así como el cuerpo, así como el deseo. Intención más que práctica. La voz poética habla desde un desconocimiento a su verdad. Imagina como los pájaros enfermos su salvedad.

Este libro ahonda lo profundo de la memoria, allá donde está el niño con su desnudez ultrajado en las aguas del mar. “mi amor/ no busques la verdad ni el aire ni la belleza/ no escupas en mi corazón/ no escupas en la mano del dios…” La felicidad del hombre andino más parecida a una llaga, producto de la colonización y de la extracción del lenguaje, del amor. Luis Franco tiene esa habilidad para ir en busca de ese niñodemar y escribir desde el germen del dolor. Crea imágenes directas y de resistencia (mala palabra según el fascismo de estado que vivimos): “el pie ensangrentado que ya no eras tú/ la resolución de creer que el tiro en la cabeza es otro sufragio/ para los niños huérfanos que no conocerán los espejos”.

A decir del poeta Hugo Francisco Rivella, jurado del concurso: “La pregunta por responder y abismarse. Una poesía que indaga en el yo latinoamericano. En el Yo que es un nosotros. DETRÁS, LOS PÁJAROS es un canto a la libertad. La Poesía como Libertad.” Y creo en sus palabras, porque el acto poético es libertad. Felicidades a Luis por su libro. Felicidades por la poesía ecuatoriana.